Beauty and the Dogs (2017)
En cuorpo y alma (2017)
Handia (2017)
Valley of Shadows (2017)
Laissez bronzer les cadavres (2017)
I Am Not a Witch (2017)
The Square (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

email print share on facebook share on twitter share on google+

Dossier: European Film Commissions

Luigi Cuciniello • Presidente de la Asociación Nacional de Comerciantes del Cine (ANEC)

por 

Luigi Cuciniello • Presidente de la Asociación Nacional de Comerciantes del Cine (ANEC)

- A finales de año toca hacer cuentas. Aunque los números, en relación al mismo periodo del año pasado, indican un aumento de ingresos y asistencias, podemos apreciar una disminución del público en los últimos tres meses, a pesar de la promoción del Cinema2day, la entrada a dos euros en el segundo miércoles de cada mes.

Esta, y otras preguntas, son las que le hemos planteado a Luigi Cuciniello, presidente de la ANEC, en la víspera de las Jornadas Profesionales del Cine de Sorrento.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

“Creo que no existe ninguna relación entre la evolución del mercado en los últimos meses y el Cinema2day”, comenta con Cinema & Video International el presidente de la ANEC. “Desafortunadamente dejamos atrás un año terrible, especialmente para el cine italiano. El hecho de que, a pesar de algunos fenómenos cinematográficos a principios de año, nos encontremos hoy en día ante un aumento de público que oscila entre el 6 y el 7 %, significa que el año ha sido muy duro”.

Cinema & Video International: ¿El Cinema2day no ha funcionado como se esperaba?
Luigi Cuciniello:
Me gustaría dejar claro que el Cinema2day ha atraído a un público que no iba al cine, hemos ganado un público que no existía. Pragmáticamente, tener más de un millón de espectadores en un día significa aumentar el volumen de recaudación, aunque la entrada cueste dos euros. Dicho esto, es irreal creer que de septiembre a noviembre una iniciativa como el Cinema2day pueda cambiar la evolución del mercado. Una iniciativa de este tipo debe considerarse a medio-largo plazo. Para descubrir si esta iniciativa puede realmente contribuir a relanzar el cine en las salas se necesitan más meses. Hay que esperar al menos hasta marzo para valorarlo, para saber si produce beneficios o no, o si incluso genera un efecto de desertización respecto al resto de días de la semana.

¿Entonces qué es lo que no funciona?
Ha aumentado la esquizofrenia de la programación, hemos tenido un verano dramático por la falta de propuestas. El cine italiano acabó a mitad de mayo con Locas de alegría [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
Q&A: Paolo Virzì
ficha del filme
]
. Para llegar a tener salidas significativas capaces de atraer a un número medio de espectadores hemos tenido que llegar a mediados de septiembre. También debemos destacar que algunas grandes producciones han aplazado su fecha de estreno…

Comienza el atasco de diciembre, en cuarenta días, si tenemos en cuenta los diez primeros de enero, se estrenarán casi cuarenta películas (39); una media de una por día.
Lo más grave es que hay cuatro películas italianas y todas en Navidad, es masoquismo puro y duro. Parece que la lógica no tiene que ver con el mercado sino con los egos, con las relaciones entre distribuidores, autores y productores. El problema está a la vista de todos. En este contexto en particular hablar de dos euros es de tontos.

Franceschini y el MIBACT (Ministerio de Patrimonio Cultural y Actividades Culturales), y ha sido positiva porque el cine como industria no se promociona desde hace mucho tiempo. Es una inversión para todo el sector. Cada uno renuncia a una parte de los ingresos para relanzar el cine en las salas. Sin embargo, si falta la sustancia, es decir, el producto, es difícil de promover. Repito: la crisis de 2016 está unida a la falta de programación. Me doy cuenta de que arriesgamos a contar siempre lo mismo.

¿De qué crees que depende el decir siempre las mismas cosas?
Creo que se debe principalmente a la prohibición de los privilegios de la posición. Nuestro sector se caracteriza por una falta de repuestos.

Hablemos entonces de algo nuevo: el cine italiano tiene una nueva ley. Para dicho ejercicio existen medidas interesantes, incentivos para quien invierte en nuevas salas, para quien presta nueva atención a las salas históricas. ¿Cuál es tu opinión sobre el ANEC?
Nuestra valoración sobre la fuerte atención con respecto al ejercicio es positiva. Ahora todas las directrices contenidas en el DDL deben desarrollarse de modo coherente en los decretos de ejecución que seguirán a la aprobación de las leyes.Todos debemos comprometernos para que esto suceda.

¿Con qué ánimo vas a Sorrento?
Como diría Gramsciano, con el optimismo de la voluntad y con el pesimismo de la razón. Quiero decir, si solo analizáramos lo que ha sucedido en los últimos años, veríamos pocas posibilidades de un cambio de ritmo. Sin embargo, al mismo tiempo, ha merecido la pena esperar algunas cifras: más de un millón de espectadores en un solo día es mucho, es una buena señal, significa que el cine todavía tiene la capacidad de movilizar al público, incluso a un público indiferente. Si el DLL consigue desarrollar una trayectoria eficaz mediante los decretos de ejecución, podría haber nuevos instrumentos y recursos operativos. Si finalmente existe una buena voluntad por parte de todos para hacer funcionar un poco mejor la programación, solo la programación de las películas, en una lógica de visión común, se podrá ser menos pesimista.

En colaboración con

Boletín

Warsaw
EPI Distribution
LIM

Follow us on

facebook twitter rss