email print share on facebook share on twitter share on google+

Marco Müller y Jia Zhangke • Organizadores, Pingyao Film Festival

“La idea era fomentar un intercambio constante entre Oriente y Occidente”

por 

- Marco Müller y Jia Zhangke, responsables de la primera edición del Pingyao Crouching Tiger Hidden Dragon International Film Festival, hablan sobre su “año cero”

Marco Müller y Jia Zhangke  • Organizadores, Pingyao Film Festival

Después de trabajar en Locarno, Venecia y Roma, entre otros, el veterano director de festivales Marco Müller se unió al aclamado director chino Jia Zhangke para crear el Pingyao Crouching Tiger Hidden Dragon International Film Festival, un punto de encuentro donde espectadores y directores puedan intercambiar ideas, situado en el mismo lugar donde Zhangke ha rodado algunas de sus películas más importantes, como Platform y Un toque de violencia.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Por qué decidiste organizar un festival cerca de tu ciudad natal?
Jia Zhangke: Todas mis películas se sitúan en la provincia de Shanxi. Este es el lugar que mejor conozco y que más me gusta. Siempre he querido contar historias sobre este lugar porque se ven pocas en la gran pantalla. China está creciendo muy rápido pero es un crecimiento desigual, por eso quiero que mis películas traten sobre los inicios, porque es donde se encuentran las personas reales.

Cuando rodé Platform, los directores jóvenes tenían dificultades por la falta de financiación. Ahora, el mayor problema no es el dinero, sino la falta de interés por el cine independiente. Odio ir a multicines, así que quise crear un espacio independiente para el público y los directores que realmente se sumergen en el cine. Pingyao es la ciudad histórica mejor conservada de China y tiene unos 2.700 años de antigüedad. Si combinas todo eso con el cine, se convierte en algo mágico.

Marco Müller: La idea de Jia Zhangke era muy simple: “He pasado un tercio de mi vida en festivales de cine extranjeros, ¿por qué no puedo celebrar uno en mi ciudad natal?”. Pingyao no es exactamente su ciudad natal pero está muy cerca de Fenyang. Además, ha rodado sus películas más importantes en esta zona. La primera vez que vine de visita, estaba decepcionado con mis experiencias previas pero supe que era el lugar adecuado. Se podría decir que estamos cumpliendo su sueño. Pero esta iniciativa también es una continuación natural de lo que ya he intentado hacer en festivales como Beijing, Fuzhou y Macao: establecer un espacio autónomo, diferente del mercado chino.  

Es sorprendente la cantidad de títulos europeos que se proyectan, incluida la retrospectiva de Jean-Pierre Melville.
M.M.: La idea era fomentar un intercambio constante entre Oriente y Occidente. Existe una regla no escrita para los festivales chinos que dice que el número de películas extranjeras debe ser proporcional al número de películas chinas pero creo que hemos hecho un buen balance entre Europa del Este y antigua Unión Soviética, más un poco de Latinoamérica. En cuanto a la retrospectiva, es importante señalar que Melville vio todos los clásicos de cine negro de Hollywood, pero también películas asiáticas de gángsters. Le inspiraron John Woo, Johnnie To….  

J.Z.: La proyección de obras de antiguos maestros del cine pretende animar a los jóvenes directores a interesarse por la historia del cine y a aprender de Rossellini, Melville o el gran director chino Fei Mu. Oficialmente, no tenemos una competición. Pero tenemos el jurado Rossellini, el jurado Fei Mu y el jurado Work in Progress; sin olvidar que el nombre de la edición de este año es una alusión directa a Alemania, año cero de Rossellini. Todo está conectado.  

¿Se llama “año cero” porque todavía están resolviendo problemas?
M.M.: Lo llamamos “festival boutique” porque este gran evento político planeaba sobre nosotros y porque surgieron varios problemas cuando se construyeron los cines. Pero tampoco creo que sea un gran evento, sino un evento útil. Un lugar pequeño en un entorno acogedor donde la gente se reúne con facilidad, como en el Midnight Sun Film Festival, donde los hermanos Kaurismäki se sientan en un bar y hablan con la gente. Eso es lo que queremos. Las reglas en este país se modifican intercambiando opiniones e intentando entender al otro. Llevará tiempo pero ya hay una sensación en toda china de que este lugar puede ser algo especial, de que no hay nada igual.

J.Z.: En la filosofía china existe un concepto que dice: “Empieza desde cero y pasa al uno”. Muévete de la nada a algo. Es un festival muy joven. De hecho, acaba de nacer. En China, tenemos pocos y se celebran en grandes ciudades con infraestructuras e industrias cinematográficas consolidadas. Aquí, en Pingyao, estamos construyendo todo desde cero.

(Traducción del inglés por Carolina Benítez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.