email print share on facebook share on twitter share on google+

CANNES 2018 Competición

Alice Rohrwacher • Directora

“En Italia, las líneas entre la ficción y la realidad son borrosas”

por 

- CANNES 2018: Charlamos con Alice Rohrwacher, directora de Lazzaro felice, de regreso a la competición de Cannes tras ganar el Gran Premio en 2014 con El país de las maravillas

Alice Rohrwacher • Directora
(© Fabio Lovino)

En Lazzaro felice [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Alice Rohrwacher
ficha del filme
]
, proyectada a concurso en el Festival de Cannes, el amable Lazzaro (Adriano Tardiolo) lleva una vida tranquila rodeado de su familia y sus amigos en su pueblo, Inviolata. La llegada repentina del joven marqués Tancredi (Luca Chikovani) le descubrirá que en la vida hay más que las actividades cotidianas. Le llevará un tiempo entender la razón real de su existencia a cobijo. Hablamos con Alice Rohrwacher sobre su película.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)Digital Production Challenge - DPC II 1 Internal

Cineuropa: Lazzaro felice ya te ha valido comparaciones con algunos directores consagrados. ¿Te sorprende?
Alice Rohrwacher:
Solo espero que no se ofendan [risas]. No hay ninguna inspiración directa en mi cine sino una amplia admiración por toda una constelación de maestros diferentes. Ni siquiera puedo nombrarlos porque, al hacerlo, ya estaría marcando una jerarquía que mi corazón no siente. Están presentes en mi trabajo pero a nivel inconsciente. Además, cuando trabajas con docenas de actores aficionados, niños y animales, grandes grupos y máquinas, no tienes tiempo de decir: “veamos, me gustaría que esta toma la hiciéramos como él o ella la hicieron antes”.

Italia está cambiando y Roma ya no es el centro del trabajo cinematográfico. Intercambiamos mucho con otros cineastas y colaboramos y nos ayudamos. En el pasado todo era intentar nombrar al mejor director italiano. Ahora no se trata de saber quién es el mejor sino de preservar un amplio abanico de diversidad.

Has vuelto a optar por rodar en película. ¿Por qué?
Soy muy leal: si la gente no me hace daño o me traiciona, me quedo con ellos. Lo mismo vale para el cine. Nunca me ha decepcionado, nunca me ha causado problemas, así que no tengo ninguna razón real para moverme al digital. Es una tecnología poderosa, hermosa, tangible y, al final, tienes tus rollos y tus rutinas con las que arreglártelas. La película tiene su propia vida y es completamente independiente. Es un trío de verdad: los actores, los directores y los rollos de película.

Lázaro se llama así como referencia al personaje bíblico y Tancredo, por el líder de la Primera Cruzada. ¿Desde siempre pretendió mezclar tantas mitologías diferentes aquí?
Vengo de un lugar muy mitológico. En Italia, las líneas entre ficción y realidad son borrosas. Somos un país donde pequeños hechos se convierten en leyenda y viceversa; por eso, cuando nombro a mis personajes, a menudo recurro a referencias literarias o artísticas. Sus nombres son mis talismanes. Fíjate en Gelsomina en El país de las maravillas [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Alice Rohrwacher
entrevista: Tiziana Soudani
ficha del filme
]
y en Lázaro aquí. Cuando tenemos que elegir un nombre para un niño, hacemos lo mismo: no lo llamaríamos con el nombre de alguien que no nos gusta. Esta mezcla de fantasía y realismo no es un rasgo de mi cine; es un rasgo de mi país y de mí. 

Al principio soñabas con hacer documentales, ¿verdad?
Sí pero soy demasiado tímida. Nunca sería capaz de mostrar gente real y crucificarla después. En el caso de esta película, muestro lugareños y granjeros de verdad pero, a día de hoy, tienen familias más pequeñas y no forman parte ya de esta gran comunidad rural, así que no los observo directamente sino que actúan, fingen ser alguien que no son. Es una ficción basada en la realidad.

A menudo encontramos aspectos religiosos en tu cine. ¿Por qué te llaman tanto la atención?
¡Y eso que nunca he puesto el pie en una iglesia! Deberían levantarme una estatua [risas]. No provengo de una familia religiosa. Ni siquiera estoy bautizada. Pero Italia es un país católico y comparto cierta sensibilidad religiosa, aunque no tiene nada que ver con los dogmas. Cuando hice mi primera película, Corpo celeste [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Alice Rohrwacher
ficha del filme
]
, tuve que averiguar cómo se enseñaba religión y en Lazzaro felice, hay muchas referencias católicas porque la quienes viven en Inviolata son creyentes. La religión es una de las herramientas empleadas para mantenerlos en la oscuridad. 

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también