email print share on facebook share on twitter share on google+

David Lambert • Director

“Es mi película menos autobiográfica y, sin embargo, la más personal”

por 

- Hablamos con el director y guionista belga David Lambert, cuyo tercer largometraje, Troisièmes noces, se estrenó el miércoles en los cines belgas

David Lambert • Director
(© Cinevox)

David Lambert se hizo un hueco en el panorama internacional con sus dos primeros largometrajes, Hors les murs [+lee también:
crítica
tráiler
making of
entrevista: David Lambert
ficha del filme
]
y Je suis à toi [+lee también:
crítica
tráiler
making of
entrevista: David Lambert
ficha del filme
]
, ambos seleccionados en grandes festivales internacionales (la Semana de la Crítica y Karlovy Vary, respectivamente), que tratan el tema de la homosexualidad a través del prisma de la pareja. En Troisièmes noces [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: David Lambert
ficha del filme
]
, que se estrena este miércoles en los cines belgas con O’Brother, vuelve a cuestionar el concepto de pareja mediante la historia de un matrimonio blanco entre un viudo homosexual y una joven congoleña sin papeles, con las interpretaciones de Bouli Lanners y Rachel Mwanza.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Cómo surgió el proyecto?
David Lambert: La película es una adaptación del libro del autor flamenco Tom Lanoye, que devoré en un fin de semana. El texto describía una serie de situaciones que yo conocía. Dos meses después, me encontré con Tom Lanoye en el Festival de Gantes, durante el preestreno de Je suis à toi, para pedirle que confiase en mí y lo hizo. Curiosamente, es mi película menos autobiográfica, ya que mis dos películas anteriores se centran más en mi vida, pero ésta es la más personal.

Para ti, ¿de qué trata la película?
Es la historia de un personaje que está atravesando una etapa de duelo y que se da una segunda oportunidad, un golpe de vida. ¿Es posible superar la pérdida del amor de tu vida? Y si se consigue, ¿qué se hace con la vida que nos queda?  

Sin embargo, tú lo abordas desde el punto de vista cómico.
Es una comedia dramática. Tierna y dramática. Para mí, la comedia es un camino largo, algo difícil de asumir. Es más difícil de hacer pero hace bien a las personas. El desafío era mantener la complejidad de la historia y construir personajes auténticos, mientras hacemos reír.

Es una película un poco extraña: ni demasiado seria ni demasiado “de festival”. Existe una especie de academicismo en cuanto a la película de festival, al igual que existe un academicismo de la gran comedia francesa un poco vulgar; pero yo quiero hacer una cosa intermedia que encuentre un público. Una película abierta, que haga reír, que emocione, que cuente cosas interesantes de una forma interesante. Pero quizás yo intento hacer una síntesis un poco compleja, de reconciliar cosas irreconciliables, como mis personajes. Sin duda, es mi utopía.

¿Hacer una película sobre una pareja falsa es una buena manera de hablar de la pareja?
Sí, la impostura permite aclarar la realidad. Una vez que se mete en escena de forma imaginaria, nos permite hablar de eso que verdaderamente nos importa, de nuestras frustraciones y de nuestros deseos. Troisièmes Noces habla de la pareja, como mis dos películas anteriores. Hay una continuidad temática. Tengo la impresión de haber cerrado un ciclo con estas tres películas. Es como si cerrase una trilogía sobre la pareja y la convivencia que nunca comenzó. Cómo existir, ser uno mismo, después de otro.

También hay un mensaje implícito sobre la inmigración…
Mi intención era crear personajes auténticos y no inmigrantes caricaturescos que sufren porque no tienen papeles. Yo quería saltarme la estadística y crear personajes de migrantes que no sean forzadamente tratados como migrantes. Que tengan el derecho de estar en un vodevil, de tener sentido del humor, astucia, momentos de desesperación no siempre ligados a sus problemas con los papeles. En el cine, cuando hay un personaje migrante e incluso con las mejores intenciones del mundo, se lo reduce a LA figura del migrante. Pero todos estos migrantes tienen nombres, fechas de nacimiento, características que deberían alejarlos de la caricatura. Son ante todo seres de carne y hueso que tienen derecho a ficciones auténticas, que superen el estigma de la falta de papeles.

(Traducción del francés por Carolina Benítez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también