email print share on facebook share on twitter share on google+

ANNECY 2018

Crítica: The Tower

por 

- El primer largometraje del noruego Mats Grorud cuenta con inteligencia y ternura la historia de una familia atrapada durante generaciones en un campo de refugiados palestinos en el Líbano

Crítica: The Tower

"Al-Nakb": "La catástrofe". Cuando el 15 de mayo de 1948 se fundó el estado de Israel, dos tercios de la población palestina se vio automáticamente en situación de éxodo hacia hogares ancestrales: un acontecimiento que sigue siendo de actualidad 70 años después de aquella fecha, puesto que los campos de refugiados que nacieron por aquel entonces todavía existen. Uno de ellos es el de Bourj el Barajneh, en Beirut (Líbano), que ha inspirado a Mats Grorud la trama de The Tower [+lee también:
tráiler
entrevista: Mats Grorud
ficha del filme
]
, obra estrenada a escala mundial fuera de concurso en el 42º Festival internacional de cine de animación de Annecy. Semejante contexto histórico y geopolítico está marcado por un conflicto que lleva años envenenando el día a día de Oriente Medio y, a su vez, marca el primer largometraje del cineasta con su mensaje que sabe presentar con la suficiente delicadeza y con la humanidad requerida para evitar las trampas de la propaganda guerrera. Al contrario, Grorud opta por tejer un hilo emocionante que reúna las generaciones y arroje luz sobre el valor de la transmisión.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)Digital Production Challenge - DPC II 1 Internal

A sus 11 años, Wardi es una niña como las demás, acostumbrada a su entorno: una telaraña de edificios en ruinas en mitad de los cuales serpentean callejuelas sembradas de cables eléctricos sin ton ni son. Wardi tomará repentinamente conciencia de la precariedad de la existencia cuando su adorado bisabuelo, Sidi, a tenor de la debilidad creciente de su corazón, le otorga una llave que siempre llevaba colgada del cuello: "guárdala, por mí". Este paso de testigo es visto por algunos vecinos como una pérdida de la esperanza y lleva irremediablemente a Wardi a plantearse algunos interrogantes sobre su propia familia. Su búsqueda, tan inocente como persistente, le hará descubrir su pasado, comprender hasta dónde llegan sus raíces y aclarar comportamientos del presente que oscilan entre la persistencia del sueño de un regreso (por la fuerza del espíritu por la elección de las armas) y la desesperación de los condenados a un exilio y a una pobreza perpetuos. Wardi lleva a cabo todos estos descubrimientos trepando por los pisos de un inmueble con forma de torre construido caóticamente por cuatro generaciones sucesivas de refugiados del campo.

La cinta abarca de la génesis del éxodo en 1948 en Galilea, cuando las operaciones militares israelíes obligaron a Sidi a huir con su padre (y a conservar con esmero la llave de la pequeña casa familiar y los granos para poder replantar árboles), hasta los intentos de rebelión armada aplastados finalmente en 1982 y 1986, pasando por la instalación de los personajes en Bourj el Barajneh en un campamento de tiendas de campaña que durará años antes de transformarse en una especie de ciudad de chabolas primero y luego en un barrio maniatado por la anarquía. The Tower, en suma, resulta ser una apasionante lección de historia de sentido único, sin duda, pero que no por ello deja de gozar de una gran agudeza a la hora de abordar la cuestión del cruel estatus de estos eternos refugiados. La película desmenuza los detalles del asunto muy bien, con flashbacks y algunas imágenes de archivo (el guion es obra del propio director junto con Trygve Allister Diesen y Ståle Stein Berg), sin perder de vista su eje central: la relación afectiva entre Wardi y Sidi. La animación que envuelve la historia es de calidad y de gran expresividad: las marionetas en 2D permiten abrir una temática a priori muy adulta en el papel a un público infantil (de la edad de la heroína), lo que ya de por sí constituye toda una proeza y, además, vehicula, más allá de sus inclinaciones políticas, una serie de valores humanitarios sólidos ("por muy profunda que sea la oscuridad, intenta siempre encontrar el más mínimo rayo de luz").

The Tower es una producción de la noruega Tenk-tv con la francesa Les Contes Modernes y la sueca Cinenic Film. Su agente de ventas internacionales es Jour2Fête.

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.