email print share on facebook share on twitter share on google+

KARLOVY VARY 2018 East of the West

Crítica: Via Carpatia

por 

- KARLOVY VARY 2018: La ópera prima del dúo formado por Klara Kochańska y Kasper Bajon recuerda a Abbas Kiarostami por su análisis de la crisis de inmigración europea

Crítica: Via Carpatia
Piotr Borowski y Julia Kijowska en Via Carpatia

La mayoría de películas que abordan la crisis europea de la inmigración lo han hecho desde la perspectiva de los migrantes. Los directores debutantes Klara Kochańska (ganadora de un Student Academy Award en 2016 por su corto The Tenants) y Kasper Bajon se desvían de esta tendencia en Via Carpatia [+lee también:
tráiler
entrevista: Klara Kochańska
ficha del filme
]
, que se estrenó mundialmente en la competición East of the West de Karlovy Vary, filtrando la experiencia a través de los ojos de una pareja de clase media acomodada.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Julia (Julia Kijowska) y Piotr (Piotr Borowski) son una pareja de polacos acaudalados que sueñan con sus próximas vacaciones a todo tren. Pero la madre de este último revela que ha estado ahorrando dinero en secreto para poder rescatar al padre de Piotr de un campo de refugiados. Julia y Piotr emprenden un viaje por carretera hasta la frontera greco-macedonia para cumplir sus deseos, y allí comienzan a ver una Europa que solo habían podido conocer a través de los medios. Pero a medida que su objetivo se va acercando, empiezan a cuestionar si ha sido una buena idea dejar atrás sus vidas acomodadas.

Esta es una obra cruda y angustiosa que, debido a su componente improvisacional, resulta muy documental y realista: la cámara sigue de cerca a los personajes mientras hacen el viaje de sus vidas. Además, hay un gran sentido del "aquí y ahora", pues el film se sirve de noticias de radio y televisión que hablan de la crisis. Pero este metraje también consigue que tanto nosotros como los protagonistas nos distanciemos de la realidad de la situación de los refugiados. Estos personajes están constantemente separados de la vida real, observando el mundo desde la seguridad de un coche y su cómoda existencia de clase media. A medida que se aproximan a su destino, los breves encuentros que tienen con otras personas les acercan a la realidad, y se enfrentan al dilema de salir de su confortable burbuja. Ciertamente, la cinta parece una bofetada al hastío e indiferencia de la clase media, por la que la gente se llena la boca con las terribles situaciones en que viven algunas personas, sin llegar a hacer nada al respecto. Los últimos momentos son especialmente salvajes, con una atmósfera está cargada de resignación y fracaso. Pero aunque este tono es innegablemente brutal y crítico, también hay una cierta exasperación: al afrontar un tema tan vasto como la crisis, ¿realmente hay algo que se pueda hacer?

Kijowska y Borowski resultan convincentes en los papeles principales; ambos dan la sensación de querer hacer lo correcto, pero de ser humanos e imperfectos. La química que hay entre ambos sostiene bien la película, sobre todo en los momentos más serios que transcurren en el coche.

Tras estrenarse en East of the West, Via Capartia ahora podría despertar un gran interés en el circuito de festivales, sobre todo por parte de aquellos que busquen una obra con muchos momentos valientes de dos cineastas cuyas futuras andanzas se esperarán con curiosidad.

La película fue producida por MD4, y coproducida por Heaven’s GateSektor FilmChimney Poland, Sound Mind y Kijora Film. Las ventas internacionales están a cargo de IKH Pictures Promotion.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.