'71 (2014)
Regreso a Ítaca de Laurent Cantet
Mr. Turner (2014)
Dos días, una noche (2014)
Stations of the Cross (2014)
Jimmy's Hall (2014)
El gran cuaderno (2013)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

El cine suizo alcanza la cima

email print share on facebook share on twitter share on google+

Ursula Meier • Directora

- Entrevista con la autora franco-suiza de Sister, mención especial del jurado en la última Berlinale.

Ursula Meier • Directora

Tras el éxito de crítica de Home, ¿dulce hogar? [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
ficha del filme
]
, la carrera de Ursula Meier dio un salto con la proyección de Sister [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
festival scope
ficha del filme
]
, en el festival de Berlín. Allí, esta película de ficción rodada en los Alpes suizos obtuvo el reconocimiento especial del jurado.

Cineuropa: ¿Cómo nació Sister?
Ursula Meier: Hay varios desencadenantes. Por un lado, quería trabajar una vez más con Kacey Mottet Klein, que ya actuó en Home, cuando no tenía más que siete años y medio. Hice un trabajo con él muy empírico, intuitivo y experimental; un trabajo, en definitiva, apasionante, porque era terreno virgen. Tenía ganas de ir más allá. Además, él tiene esta gracia de algunos actores, desprende algo muy fuerte… Por otra parte, me siento fascinada desde hace tiempo por la llanura industrial que se extiende en las proximidades de Monthey, al pie de los Alpes suizos. Este lugar es un testimonio del mundo actual. Hay algo muy fuerte en esa verticalidad: está la gente de arriba, en las opulentas estaciones de esquí, un poco a lo Disneyland, y está la realidad de abajo, gris, un tanto triste. Todo ello me inspiró esta historia de un crío de la llanura que solo sube a las montañas para robar material de esquí.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)Production value 2015 468*60

Sin embargo, usted aborda el cliché al revés: en su película, en los bajos circula más el aire que en la cima, donde gobierna un clima más sofocante.
En efecto, hemos tratado de evitar filmar la montaña como un panorama o celebrar la belleza de los Alpes. Arriba nos acercamos al niño; los planos se cierran en torno a él. Abajo adoptamos una mayor amplitud, se respira mejor, es más onírico. Con ello se equilibran en cierto modo los dos escenarios.

Ya aparecía en Home la idea de una familia atípica, si no disfuncional. ¿Cuándo decidió incluirlo en Sister?
Muy pronto. No quería que la película girase en torno a un falso suspense moral entre Simon y Louise, el principal personaje femenino. Ella no solo es consciente de los robos de Simon sino que incluso toma parte en ellos, convirtiéndose prácticamente en su empleada en la segunda mitad de la obra. Los dos viven en una forma de utopía, un poco como en Home: intentan vivir de manera diferente, según sus propias normas. Kacey y Léa Seydoux (que encarna a Louise) son hermosos juntos: ambos tienen esta gracia frente a la cámara.

¿Pensó en un principio en Léa Seydoux para el papel de Louise?
No; de hecho, ella llegó bastante tarde, pero cuando la vi descubrí de inmediato un aspecto del personaje que se me había escapado hasta entonces. Así fue como acabamos el guion, distanciándonos de una película de índole puramente social para decantarnos por la imaginación y la fábula.

Alejar a cualquier otro protagonista refuerza esta impresión de cuento.
Creo que en el cine lo que no se ve es tan importante como lo que sí se muestra. Forma parte del trabajo de dirección y de escritura. Por ejemplo, en la llanura, a parte de los amantes de Louise, no hay ningún otro adulto. Está rodeada de críos, lo que recuerda a Blancanieves y los siete enanitos.

La descripción de la otra cara de las estaciones de esquí, en cambio, es muy realista. ¿Cómo se documentó?
Home era de una precisión absoluta. La escritura fue minuciosa y precisa. Sister es más libre. Home había requerido, además, una preparación nada desdeñable por motivos de guion: necesitamos un tramo de autopista vacío y una gran cantidad de coches. En Sister rodé mucho con los niños. Con ellos hay que aceptar que no podemos controlarlo todo. Hay partes en las que estuve obligada a fiarme de mi instinto de directora.

Lee también

Boletín

Swiss E-Booklet

Follow us on

facebook twitter youtube vimeo rss

Sevilla ES