Beauty and the Dogs (2017)
En cuorpo y alma (2017)
Handia (2017)
Valley of Shadows (2017)
Laissez bronzer les cadavres (2017)
I Am Not a Witch (2017)
The Square (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

“Nuestra película es un intento de romper el silencio”

email print share on facebook share on twitter share on google+

Tereza Nvotová • Directora

por 

- Cineuropa entrevista a la cineasta emergente eslovaca Tereza Nvotová con motivo del estreno mundial de su primer largometraje, Filthy, en Róterdam

Tereza Nvotová  • Directora
(© Nikolas Tusl)

La cineasta eslovaca Tereza Nvotová acaba de estrenar mundialmente su primer largometraje, Filthy [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Tereza Nvotová
ficha del filme
]
, en la sección Bright Future del Festival Internacional de Cine de Róterdam. Nvotová estudió cine documental en la FAMU de Praga y realizó un film llamado Take It Jeasy! que trata sobre la fe y sobre comunidades cristianas controvertidas. Posteriormente, continuó sus estudios en dirección de ficción, un campo en el que se ha graduado con Filthy. Además, también trabaja como guionista y actriz.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Qué te inspiró para realizar Filthy?
Tereza Nvotová: Tengo la sensación de que la idea de la película nos eligió a nosotros. Sencillamente, hemos conocido a demasiadas personas que han vivido esta historia.

¿Hay alguna influencia en particular que haya dado forma al film?
No, ninguna en especial. Sabíamos desde el principio que queríamos contar la historia desde el punto de vista del personaje principal. Incluso se escribió una versión temprana del guion como una narrativa en primera persona, para poder explorar sus sentimientos con mayor sutileza. Desde ahí, podíamos ir modulando el estilo intuitivamente para plasmar la intensidad de su experiencia.

La historia de Filthy gira en torno al trauma que la víctima sufre después de una violación. ¿Por qué te decantaste por este planteamiento?
Muchas películas que abordan la violación la usan como una especie de clímax. En nuestro film, se trata del acontecimiento inicial que lleva a la protagonista a emprender un extraño viaje iniciático. Queríamos mostrar el mundo interior de una superviviente de violación y destruir el mito según el cual la violación es algo que sucede en calles oscuras, a chicas con faldas cortas, y que perpetra un desconocido siniestro. Según los datos, es más probable que suceda en nuestros propios hogares, y que lo cometan personas que conocemos. Esa es la razón por la que la mayoría de las víctimas se mantienen en silencio, y por eso la sociedad y las instituciones fracasan al intentar ayudarlas. Nuestra película es una especie de grito, un intento de romper el silencio.

El personaje de Lena, la protagonista, es crucial. ¿Cómo fue el casting, qué cualidades buscabas?
Durante las audiciones, vi a muchas chicas, actrices profesionales y no profesionales. Es difícil describir el momento en que todo encaja, cuando ves a un intérprete convertirse en el personaje que tienes en la cabeza. En la tercera sesión, ya habíamos reducido el cerco a solo dos chicas, y las torturaba con las escenas más difíciles, en las que tenían que representar colapsos mentales y físicos. Dominika Moravkova es ese tipo de actriz que no puedes dejar de mirar, y es porque ella es extremadamente auténtica. Estaba buscando a alguien que no actuara sin más, sino que fuera capaz de adoptar las emociones y la mentalidad del personaje. 

La historia ha sido investigada en profundidad. ¿Cómo preparaste las escenas del psiquiátrico?
El hospital psiquiátrico infantil en el que acaba Lena no es un lugar ficticio. Los correccionales y hospitales psiquiátricos para niños de Eslovaquia son en su mayoría deplorables. La mayor parte de los actores que interpretan a los niños del hospital realmente viven en esos lugares. Los mezclé con actores profesionales —a los que se les dijo que mantuvieran la escena en marcha—, mientras que a los niños de los hospitales les permití que camparan a sus anchas. No fue un problema para ellos.

Filthy se centra sobre todo en el grupo social de los jóvenes adultos. Además de ser un drama personal y familiar, ¿tiene tu película un carácter generacional?
Si te soy sincera, en realidad no sé cómo etiquetar mi película. Creo que eso es el trabajo de otras personas. Yo no sé cuánto dice mi película, especialmente sobre mi generación. Claro que todas nuestras decisiones están determinadas de alguna forma por dónde y cuándo nos criamos, pero creo que la experiencia de sentirse perdido y sucio después de un trauma como ese es universal. A mi generación le gusta pensar que vivimos en una sociedad relativamente abierta y justa, pero me temo que en realidad estamos viviendo en una edad oscura.

Actualmente trabajas en un documental sobre una antigua y controvertida personalidad política de tu país. ¿Estás ya planeando tu siguiente proyecto?
Sí, ahora estoy montando el documental, y luego quiero empezar a trabajar en otro largo de ficción con mi guionista. Yo suelo dedicarme a más de un proyecto a la vez. De lo contrario, no tendría suficientes ingresos, así que seguro que voy a estar metida en más cosas.

(Traducción del inglés)

Lee también

Boletín

Warsaw
EPI Distribution
LIM

Follow us on

facebook twitter rss