Beauty and the Dogs (2017)
En cuorpo y alma (2017)
Handia (2017)
Valley of Shadows (2017)
Laissez bronzer les cadavres (2017)
I Am Not a Witch (2017)
The Square (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

"Mi decisión de moverme en una dirección más ficcional fue sobre todo una decisión moral"

email print share on facebook share on twitter share on google+

Ilian Metev • Director

por 

- LOCARNO 2017: El búlgaro Ilian Metev habla sobre un cambio drástico en su trayectoria: el salto del documental a la ficción, que ha dado con 3/4, ganadora de la sección Cineastas del Presente

Ilian Metev • Director
(© Locarno Festival / Marco Abram)

El largo documental de Ilian Metev Sofia's Last Ambulance [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
 tuvo una acogida calurosa en 2012, y ahora el joven realizador sorprende con su debut en la ficción, 3/4 [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Ilian Metev
ficha del filme
]
, que ganó el Leopardo de Oro en la sección Cineastas del Presente del 70º Festival de Locarno. Cineuropa habla con Metev sobre qué le decidió a pasar del documental a la ficción, pero también sobre el problema más urgente de la escena cinematográfica búlgara.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Al principio, 3/4 iba a ser un documental. ¿Por qué pensaste que sería mejor hacer una ficción?
Ilian Metev: Estaba interesado en la historia de una familia contemporánea, y sentía que un documental se aprovecharía demasiado de sus protagonistas. En cuanto que documentalista, uno es capaz de quitar "cosas" a la gente, "cosas" que revelan sus personalidades, "cosas" que ellos quizás comparten sin saberlo, a pesar de que haya un acuerdo formal. La responsabilidad de un cineasta es por tanto inmensa, y mi decisión de moverme en una dirección más ficcional fue sobre todo una decisión moral. Es gracioso, porque mientras realizaba 3/4, sentí una responsabilidad similar en la representación de los protagonistas. Cuando acabé el montaje definitivo, me sentía muy nervioso por cómo responderían mis protagonistas a la película terminada. Al final les encantó, así que estoy muy contento.

¿Qué cambios de mentalidad tienes que hacer como director para saltar del documental a la ficción?
Como director ficcional, está en tus manos crear el mundo de tu film. En el documental, puedes capturar la complejidad de la vida observando la realidad, siendo paciente y prestando atención. En el caso de esta película, hemos tenido que trabajar duro para crear un entorno y situaciones que fueran verosímiles. Presté una atención especial a las contradicciones en las escenas, ya que creo que son parte de la vida cotidiana. Es frecuente que la alegría y la tristeza coexistan.

Mila toca el piano y sueña con mudarse a Alemania. Tú estudiaste violín en Alemania. ¿Cuánto hay de ti mismo en los personajes?
El guion de partida estaba basado estrechamente en mi biografía y en personas que conozco de manera íntima. Así que buscamos personas con trasfondos similares. Pero nunca enseñamos el guion a los protagonistas. No quería influir en su interpretación de la película ni cambiar sus personalidades. Los acontecimientos en la cinta terminada se parecen a los del guion, pero las dinámicas entre los personajes son diferentes, y creo que más parecidas a la vida real de nuestros protagonistas. Evidentemente, yo tomé ciertas decisiones durante el proceso de casting; me siento profundamente identificado con las dudas artísticas de Mila, con la curiosidad científica de Todor y el interés de Niki por lo impredecible, pero al final la película es el resultado de nuestra colaboración.

El joven Niki Mashalov actúa con mucha naturalidad en la película. ¿Cómo fue trabajar con él?
Mi asistente de dirección, Nikolay Hristov, y yo trabajamos estrechamente con todo el reparto. Toda la energía de Niki procede de él mismo. Él también tiene una personalidad muy sensible, así que tardó un poco en soltarse. Una vez que se sintió cómodo con todo el equipo, ya era imparable.

Los directores búlgaros piden que cambien las leyes en tu país. ¿Cuál es el problema más urgente de la industria cinematográfica de Bulgaria?
Creo que el fondo nacional debería respaldar proyectos más diversos. No está bien que a directores como Kamen Kalev y Ralitza Petrova, que tienen unas poderosas voces creativas y un gran reconocimiento a escala interncional, les cueste tanto sacar adelante sus nuevos proyectos, incluso en la fase de desarrollo. El comité de selección debe estar formado por personas que tengan una comprensión amplia y competente del cine contemporáneo, así como buenas intenciones, sin que importe quién conozca a quién.

(Traducción del inglés)

Lee también

Boletín

Warsaw
EPI Distribution
LIM

Follow us on

facebook twitter rss