Muchos hijos, un mono y un castillo (2017)
Soleil battant (2017)
A fábrica de nada (2017)
Out (2017)
En cuerpo y alma (2017)
Mal genio (2017)
Thelma (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

"Me interesaba contar cómo se crea un enemigo público nº1"

email print share on facebook share on twitter share on google+

François Troukens • Director

por 

- VENECIA 2017 : Cineuropa ha entrevistado a François Troukens, codirector de Tueurs, una película proyectada en la sección Cinema nel Giardino en estreno mundial

François Troukens  • Director
(© La Biennale di Venezia - foto ASAC)

François Troukens es una personalidad mediática muy conocida por el público belga, primero por su pasado teñido de delincuencia (atracos a bancos, prisión, fuga), después por sus testimonios, broncas y su papel de presentador en un programa de temática judicial de la televisión belga. Tueurs [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: François Troukens
ficha del filme
]
, su primera película, codirigida con el director de fotografía Jean-François Hensgens, trata sobre la búsqueda de la verdad de un gángster a la antigua que se enfrenta a un asunto que le supera y a las fuerzas ocultas que ven en él al culpable ideal. La película, producida por Versus Production, se proyecta en Venecia en la sección Cinema nel Giardino en estreno mundial.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Quién es Frank Valken?
François Troukens: Es un atracador a la antigua, con un código de honor, interpretado por Olivier Gourmet. A mí me marcó mucho Lino Ventura en Una dama y un bribón de Lelouch, alguien que tiene una gran autoridad y utiliza los códigos del hampa sin ser un criminal  por eso. No usa la violencia si no es necesario, lo que le interesa es el dinero. Sin embargo, en la película, el protagonista se ve obligado a convertirse en asesino para probar su inocencia y pagar sus deudas, cuando él soñaba con un último gran golpe que le permitiera perderse por el mundo con su familia.

¿Qué características tuyas tiene el personaje de Frank Valken?
Muchas cosas y, al mismo tiempo, ninguna. Es evidente que para escribir me he inspirado en cosas que me rodeaban, de hecho escribí una parte del guión en prisión. Quería contar ese sentimiento de opresión y desfase que experimenta Valken entre todos esos jóvenes que juegan al fútbol y escuchan rap. Además, quería hablar de la dificultad de salir de un medio social. No es tan fácil como cerrar la puerta y decir que lo dejas; sobre todo cuando se está en prisión, que es lo que yo he vivido durante casi 8 años. ¿Cómo vivir así si tienes una familia? Sólo hay una manera, salir adelante, pero cuanto más se avanza, más se hunde uno. Es una película muy realista, a veces parece más un documental. También pretendía distanciarme del personaje tanto en el físico como en el carácter. Escribí un personaje opuesto a mí. Es cierto que vengo de una delincuencia a la antigua, pero nada más.

El sentido de la moral no difiere tanto entre los truhanes, la policía y la justicia.
Yo no quería hacer una película sobre el bien y el mal, no quería estigmatizar a la policía y a la justicia, ni tampoco hacer apología del gangsterismo. Valken es un personaje que busca la verdad para salvar su pellejo. Se enfrenta a policías íntegros que buscan la verdad y lo mismo ocurre con la justicia. Me gustaría que el espectador representase al jurado, que se de cuenta de que también se puede manipular una investigación. Me inspiré en una historia real muy similar. Si estuviste en la escena del crimen para cometer un robo, ¿por qué no responsabilizarte también del crimen? Difícil de probar que se es inocente. Mientras algunos personajes buscan la verdad, otros buscan orientar la investigación. También me interesaba contar cómo se crea un enemigo público. Cómo se puede instrumentalizar a los medios, manipular las cosas a nivel público o de la policía. 

¿Tu intención era hacer una película popular?
Es importante hacer películas para el público, no solamente para el gremio del cine. A mí me han inspirado Melville o Michael Mann, que hacen películas épicas basándose en una historia real y, al mismo tiempo, denuncian ciertas cosas. Público significa proporcionar distracción y espectáculo para atraer gente a las salas. Para mí el cine es, en primer lugar, espectáculo. 

¿Cómo posicionas la película?
Yo tengo la impresión de que no es algo que se haya hecho anteriormente en Estados Unidos ni en Francia, no es una película estadounidense, ni danesa, ni francesa, es una película belga. Es algo auténtico, una forma de contar las cosas desde dentro. Es una película 100 % belga con un casting 100 % belga —que hemos conseguido imponer a los coproductores franceses—, donde Bruselas y Charleroi están filmadas como auténticos decorados de cine, con su riqueza y singularidad.

(Traducción del francés por Carolina Benítez)

Lee también

Boletín

ArteKino
Les Arcs call
Unwanted_Square_Cineuropa_01

Follow us on

facebook twitter rss