En cuorpo y alma (2017)
Laissez bronzer les cadavres (2017)
The Square (2017)
Handia (2017)
Beauty and the Dogs (2017)
Valley of Shadows (2017)
Spoor (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

"Esta película es un acto político"

email print share on facebook share on twitter share on google+

Xavier Legrand • Director

por 

- VENECIA 2017: Tras su corto nominado al Óscar Antes de perderlo todo, el actor y director Xavier Legrand vuelve a explorar el tema de la violencia doméstica en Jusqu'à la garde

Xavier Legrand  • Director
(© La Biennale di Venezia - foto ASAC)

En Jusqu'à la garde [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Xavier Legrand
ficha del filme
]
, presentada en la competición principal del Festival de Venecia, el cineasta francés Xavier Legrand muestra cómo una mujer trata de alejarse de un marido violento. Cuando el sistema judicial ignora sus súplicas, Miriam (Léa Drucker) vuelve a sufrir los estallidos de Antoine (Denis Ménochet). Y sus hijos, también.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Tu película no podría ser más sencilla. ¿Por qué decidiste hacerla así?
Xavier Legrand: Tiene que ver con el hecho de que abordo un tema complicado. Es la historia de un hombre que trata de lograr sus objetivos. Para ello, manipula constantemente a los demás, incluso a su propio hijo. Cuando se da cuenta de que no sirve de nada, que no puede volver con su mujer, empieza a perder el control. Quería que la estructura narrativa fuera lo más sencilla posible porque quería explorar todos los matices.

No parecen interesarte los orígenes de la violencia, te centras en un período muy breve de tiempo.
En Francia, cada dos días y medio, muere una mujer a manos de su pareja. En la mayoría de los casos, la violencia estalla durante la separación o justo después, con los niños como testigos. Pero cuando estos casos aparecen en las noticias, los convierten en discusiones de familia, no los tratan como asesinatos. La gente los llama "crímenes pasionales": un pobre hombre es llevado al límite por su amor no correspondido y mata a su mujer.

Cuando oímos hablar de ellos, pensamos que no nos concierne. Pero eso es un error, porque la violencia doméstica puede afectar a cualquiera. Esta película es un acto político; quería difundir que la violencia de este tipo puede suceder en cualquier momento. 

¿Fue difícil narrar tales acontecimientos desde la perspectiva de un niño?
Thomas [Gioria, que interpreta a Julien, el hijo de Miriam] tiene tanto talento que me sentí como si estuviera trabajando con un adulto: tiene un don natural. Tiene sensibilidad e intuición, entendió de inmediato cosas que yo tardé años en comprender. Como actor, yo sé lo importante que es confiar en tu compañero y seguir sus entradas. Cuando estaba escribiendo el guion, me preguntaba cómo podría interpretar este papel un actor infantil. Pero en cuanto sonó el disparo y Léa comenzó a gritar y a llorar, él hizo lo mismo. Me quedé pasmado. 

En Jusqu'à la garde, reflexionas sobre cómo podemos responder a la violencia que nos rodea, aunque a veces sea más fácil taparse los ojos.
Cuando estamos ante un tema privado e íntimo, lo cual suele ser el caso de la violencia doméstica, creemos que no tenemos derecho a entrometernos. Debemos aprender a reaccionar y a ayudar siempre que sea necesario. Es muy frecuente que las mujeres víctimas de violencia no quieran admitir lo que pasa. Se dicen a sí mismas que no pasa nada, que es normal. Deberíamos intentar ayudarlas a que no se sientan culpables. Tenemos que entender que no se merecen lo que les está pasando.

¿Cómo creaste el personaje de Antoine? Habría sido muy fácil convertirlo en un monstruo.
Jusqu'à la garde adopta varios puntos de vista. Le dije a Denis que Antoine estaba intentando engañar a todo el mundo. Primero intenta que el juez dicte a su favor. Finge que solo le interesa ver a su hijo. Una vez que consigue la custodia, cambiamos inmediatamente a la perspectiva de Julien y nos damos cuenta de que le da igual. Antoine quiere usar a su hijo para acercarse a su exmujer; no es un buen padre. Luego le vemos a través de los ojos de su esposa, y cuando él se acerca a ella y se pone a llorar, diciendo que ha cambiado, no le creemos. Denis tiene que resultar convincente en cada uno de esos momentos.

La película también pasa por diferentes fases: comienza como un drama y luego se transforma en un thriller.
Una vez más, mi planteamiento era engañar al público; pensaba, "Vale, empezará como un drama judicial y luego se convertirá en El resplandor" [risas]. Pero aunque salte de un género a otro, no estaba buscando un estilo visual en concreto. Quería que la tensión surgiera del sonido y de la repetición de las situaciones. Vemos las mismas cosas, pero en cierto sentido están deformadas. Y la violencia va intensificándose progresivamente.

(Traducción del inglés)

Lee también

Boletín

WTW Documentaries
EPI Distribution
LIM

Follow us on

facebook twitter rss