Valley of Shadows (2017)
En cuorpo y alma (2017)
The Line de Peter Bebjak
Tierra de Dios (2017)
Absence of Closeness (2017)
Handia (2017)
I Am Not a Witch (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

"No quería comprometer la manera de ver el mundo de la protagonista"

email print share on facebook share on twitter share on google+

Ása Helga Hjörleifsdóttir • Directora

por 

- TORONTO 2017: La guionista y directora islandesa Ása Helga Hjörleifsdóttir nos habla sobre su primer largo, The Swan, que se proyecta en la sección Discovery

Ása Helga Hjörleifsdóttir  • Directora

La directora y guionista islandesa Ása Helga Hjörleifsdóttir ha adaptado una aclamada novela de Guðbergur Bergsson en su primer largo, The Swan [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Ása Helga Hjörleifsdóttir
ficha del filme
]
, una historia delicada de madurez y autoconocimiento que se proyecta en la sección Discovery del 42º Festival Internacional de Cine de Toronto. Cineuropa habla con la cineasta sobre la libertad, el papel de la naturaleza en su obra y los retos de la coproducción.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Fue difícil adaptar una novela? ¿Cuáles son las principales diferencias entre el libro y tu versión?
Ása Helga Hjörleifsdóttir: El mayor reto fue probablemente la perspectiva. La novela está narrada por una niña de nueve años, la protagonista. El mundo en su totalidad es filtrado por su percepción, lo cual a veces da una falta de fiabilidad a la historia. En algunos momentos sentimos incluso que ella tiene una profunda comprensión del universo, trascendiendo su punto de vista particular. A través de ella, percibimos cómo suceden las cosas, sin saber con certeza qué es real y qué responde a su imaginación desbordante y creativa. El medio fílmico requiere en cierta medida una mayor claridad en términos de lo que estamos viendo, pero aun así, no quería comprometer su manera de ver el mundo. ¡No quería matar el misterio de su percepción!

Creo que una de las principales diferencias que percibirán los que hayan leído el libro es que he definido un poco más los personajes del jornalero y la hija, desarrollando sus personalidades y la relación que tienen con la niña.

¿Por qué ambientar esta historia iniciática en medio de la naturaleza?
Me fascina el paralelismo que establece el libro entre la naturaleza y lo humano. Es una historia en la que los personajes se pierden (y se encuentran) constantemente en la naturaleza: la naturaleza salvaje que les rodea y la naturaleza de sus propios corazones. En un momento dado, el jornalero dice a la niña: "Piensa que la naturaleza nunca pide permiso para hacer nada. Simplemente hace y toma lo que quiere". Y en cierto sentido, eso es lo que la niña está aprendiendo sobre la vida: la vida de nuestras emociones es esa naturaleza salvaje.

Esta es una historia sobre la libertad y la madurez; ¿hay algún camino correcto para llegar hasta ellas?
Sí, ciertamente es una historia sobre la libertad y la madurez, y la madurez puede implicar a veces decidir en qué medida quieres adaptarte a una vida normal. En la película, el granjero y su mujer representan ese deseo tan humano de hacer un hogar en la tierra salvaje que es la naturaleza humana, mientras que el jornalero representa lo contrario: una vida de caos y libertad emocional. Este conflicto es uno de los principales motivos del film, un conflicto que afrontan tanto la niña como la hija del granjero; este conflicto entre el deseo de ser "normal" y el de aceptar tu auténtica y complicada naturaleza. La hija, a pesar de su carácter rebelde, intenta hacer lo que se espera de ella, aunque no sepamos qué va a ser de ella. Está intentando llevar una vida normal. La niña, del otro lado, elige lo salvaje. Elige las alas impredecibles y posiblemente crueles del deseo y la creación. No creo que ninguno de los caminos sea la respuesta correcta o equivocada: al contrario, probablemente todos nos enfrentamos a este dilema... ¡Yo, por lo menos, no conozco a nadie que haya encontrado la respuesta correcta!

The Swan es la primera coproducción de Islandia y Estonia; ¿cómo fue tu experiencia de esta colaboración, teniendo en cuenta que además se trata de tu primera película?
Por supuesto, siempre puede ser un desafío trabajar con alguien nuevo, sea de la nacionalidad que sea. ¡Y sí, como era mi primer largo, no siempre sabía qué esperar! En una coproducción como esta, cosas como las diferencias culturales o diferentes expectativas y métodos de trabajo en el rodaje también influyen y crean conflictos en cierta medida. Durante la posproducción, también pasé mucho tiempo en el extranjero —en Hamburgo para el montaje y en Tallin para el diseño de sonido—, y eso también plantea problemas, tanto geográficos como culturales.

Dicho esto, estoy muy contenta con el resultado final de estas colaboraciones. Porque todos los conflictos derivados del choque de culturas que surgieron dieron pie a conversaciones tan dinámicas y creativas que nos obligaron a centrarnos en lo que queríamos hacer con una escena determinada, y eso acabó enriqueciendo mucho la película en el plano artístico. Todo el mundo tenía un cierto grado de libertad, y el resultado final fue mágico. Aprender las reglas pero no tener miedo a romperlas cuando sea necesario: creo que ese es el equilibrio perfecto.

(Traducción del inglés)

Lee también

Boletín

Warsaw
EPI Distribution
LIM

Follow us on

facebook twitter rss