Thelma (2017)
Soleil battant (2017)
A fábrica de nada (2017)
Muchos hijos, un mono y un castillo (2017)
Out (2017)
En cuerpo y alma (2017)
Mal genio (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

"El abuso sexual es un tema casi imposible de abordar"

email print share on facebook share on twitter share on google+

Clio Barnard • Directora

por 

- TORONTO 2017: Hablamos con la británica Clio Barnard sobre su tercer largo, Dark River, ganador de una mención especial en Toronto

Clio Barnard  • Directora

La artista y cineasta británica Clio Barnard regresa a su Yorkshire natal en su tercer largo, Dark River [+lee también:
crítica
entrevista: Clio Barnard
ficha del filme
]
, que se proyectó en la sección Platform del 42º Festival Internacional de Cine de Toronto, ganando una mención especial del jurado (leer la noticia). Hablamos con ella sobre el delicado tema del abuso sexual, su relación con los actores profesionales y cómo ha evolucionado desde su aclamado film The Selfish Giant [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Clio Barnard
entrevista: Clio Barnard
festival scope
ficha del filme
]
.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Por qué decidiste tratar el tema del abuso sexual? ¿Fue difícil?
Clio Barnard: Supongo que desde el escándalo de Jimmy Savile, por fin hemos empezado a hablar de este problema en Gran Bretaña. Se ha hablado mucho sobre casos que concernían a famosos o a la Iglesia, pero no tanto sobre las familias, que estadísticamente es donde suelen suceder los abusos sexuales. Es un tema casi imposible de abordar en una película de ficción. Tuve que enfrentarme al reto de comprender qué puede suponer esto para una familia y cómo es el daño psicológico. Además, describir algo tan delicado a través de un medio que incluye imagen, sonido y acción fue un desafío enorme.

¿Por eso te muestras reacia a usar flashbacks relacionados con el abuso?
Había más en el guion, pero durante el montaje, decidimos que si incluíamos menos escenas de ese tipo, tendrían más impacto. Cuando hablamos con psicoterapeutas y científicos que trabajan con supervivientes, mencionaron la diferencia entre los recuerdos que revivimos involuntariamente y los invasivos. Yo intentaba recrear esos recuerdos invasivos. No es que la heroína no se acuerde; ella lo sabe todo, pero cuando los recuerdos vuelven con tanta lucidez, ella no tiene ninguna opción.

También hiciste una investigación exhaustiva en torno al tema. ¿Podrías contarnos cómo fue?
Hablé con Jackie Craissati, una psicóloga forense que trata a perpetradores de abuso sexual; ella me ayudó mucho a comprender qué es lo que le sucede a esas familias. Normalmente, cuando es un caso de un padre y su hija, la dinámica puede ser agresiva-controladora o dependiente-controladora. El caso de la película se enmarca en el segundo tipo, pues la dinámica gira en torno a las necesidades emocionales. Siempre procuraba que lo que estuviera haciendo fuera psicológicamente preciso, y también hablé con las actrices para que lo comprendieran mejor. Además, la investigadora Martina di Simplicico me ayudó a ver la relación entre los traumas y la memoria.

El paisaje rural siempre tiene un papel importante en tu trabajo. ¿Qué relación tiene con el paisaje urbano?
El campo se ha gentrificado, y sus habitantes están siendo forzados a marcharse al entorno urbano. En la zona donde me crié, había un granjero cuya familia llevaba varias generaciones viviendo allí. Cuando fui para investigar, le busqué, pero ya no estaba. Habían vendido la granja, así que se vio obligado a mudarse a la ciudad sin trabajo. Para mí, hay una clara relación entre lo urbano y lo rural, y a pesar de ello tratamos de separarlos.

¿Fue fácil trabajar con actores profesionales por primera vez? ¿Cómo se adaptaron a sus roles?
Estaba un poco nerviosa porque son famosos, y yo no había trabajado nunca con profesionales; pero en cierto sentido, cuando conoces a alguien, ya no importa. Hay que tener una relación muy cercana para trabajar con alguien, así que esas barreras desaparecen muy pronto. Sean Bean es un actor realmente increíble, y Ruth Wilson tiene una gran dedicación y valentía a la hora de adaptarse a los aspectos psicológicos y físicos. Fue muy intenso, y ella pasó mucho tiempo con las mismas personas que me ayudaron a escribir el guion en Yorkshire. Tuvo que ensuciarse las manos, literalmente.

¿En qué se diferencian tu nueva película y la anterior? ¿Has cambiado en algo tu manera de dirigir?
Se diferencian en muchas cosas; por ejemplo, que en esta trabajé con dos protagonistas adultos y muy experimentados, y eso fue una gran alegría. Creo que traté de adaptar fielmente el libro, y eso fue difícil, porque en el caso de The Selfish Giant, sabía que no iba a ser así. He tenido que evolucionar como narradora, sobre todo con los flashbacks. Quería transmitir de alguna manera la verdad de esa experiencia; pero ninguna experiencia es igual, y se trata de algo muy personal, muy íntimo, así que es difícil de saber. Espero que los espectadores se den cuenta de eso. 

(Traducción del inglés)

Lee también

Boletín

ArteKino
Unwanted_Square_Cineuropa_01

Follow us on

facebook twitter rss