Beauty and the Dogs (2017)
En cuorpo y alma (2017)
Handia (2017)
Valley of Shadows (2017)
Laissez bronzer les cadavres (2017)
I Am Not a Witch (2017)
The Square (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

"Yo he sido actriz, así que intento dar a mis actores lo que yo necesitaba: espacio"

email print share on facebook share on twitter share on google+

Lisa Brühlmann • Directora

por 

- SAN SEBASTIÁN 2017: Hablamos con la cineasta suiza Lisa Brühlmann sobre su primer largo, Blue My Mind, que se proyecta actualmente en la sección Nuev@s Director@s de San Sebastián

Lisa Brühlmann  • Directora

Después de estudiar teatro, Lisa Brühlmann interpretó diversos papeles en varias producciones televisivas y películas de Alemania y Suiza. Más tarde, decidió proseguir sus estudios en la Universidad de las Artes de Zúrich, donde obtuvo un Máster en Dirección de Cine. Hablamos con ella sobre su experiencia como actriz y directora y sobre cómo fue trabajar con actores adolescentes en su primer largo, Blue My Mind [+lee también:
crítica
tráiler
film focus
entrevista: Lisa Brühlmann
ficha del filme
]
, que se proyecta en la sección Nuev@s Director@s de San Sebastián.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿De dónde sacaste la idea de la película? ¿Te influyó tu propia experiencia como adolescente suiza?
Lisa Brühlmann: Mia es un personaje ficticio, pero evidentemente, he puesto en ese personaje muchos sentimientos y experiencias que tuve como adolescente. Es una mezcla de vergüenza, introversión y rabia, todo al mismo tiempo. Desgraciadamente, las jóvenes tienden a ser autodestructivas cuando se sienten así. Conozco muy bien esos sentimientos por mi propia adolescencia.

Y luego siempre me han fascinado las criaturas fantásticas de la mitología. Creo que es muy interesante que algunas de ellas aparezcan en varias culturas, independientemente del tiempo y el lugar. Estos personajes existen en nuestro inconsciente colectivo. Así que esa idea simplemente llegó a mí; fue un proceso muy intuitivo, y desde el primer momento me sentí cómoda. Quería que la película fuera muy sensual y poética y, al mismo tiempo, cruda y realista. Para mí era muy importante que esta historia no fuera "solo un cuento de hadas", sino que causara una fuerte impresión de realismo y que la ambientación estuviera bien investigada.

¿Cómo encaraste el retrato de los adolescentes actuales? ¿Investigaste mucho antes de rodar la cinta? ¿Cómo fue el trabajo con los actores adolescentes?
Sí, investigué mucho. Fui a toda clase de lugares donde los adolescentes pasan el rato; lugares inhóspitos en la ciudad, pero también en los suburbios de Zúrich. Hice muchas entrevistas en las que no solo descubrí cómo hablan en la actualidad, sino también qué piensan sobre el mundo y qué les alegra o entristece.

Trabajar con adolescentes es una experiencia muy intensa y satisfactoria. Son tan directos, emotivos, permeables... Lo personal influye inevitablemente en su trabajo, y a mí eso me convenía como directora, porque implicaba que la película iba a enriquecerse con momentos muy auténticos. Al mismo tiempo, también percibes la inmensa incertidumbre asociada a esta edad, lo cual me recordó mucho a mi juventud. Como directora, no puedes imponer las mismas exigencias que impondrías a actores adultos. A menudo tuve que recordarme a mí misma que simplemente no habían crecido todavía y que había que tomárselo con calma.

¿Influye tu carrera como actriz y directora en tu modo de hacer películas?
Yo he sido actriz, así que intento dar a mis actores lo que yo necesitaba y a veces faltaba: espacio. El espacio para hacer lo que necesite el actor en una escena concreta. Cada actor es diferente: algunos necesitan escuchar música, otros, cantar, otros quieren estar completamente solos y empezar en un estado de concentración absoluta. Solo intento dejar que los actores se sientan seguros en un estado de inseguridad.

¿Es Blue My Mind una historia iniciática universal que refleja la necesidad de escapar de un futuro estandarizado o está profundamente enraizada en la cultura suiza?
Creo que ambas cosas. Creo que en la sociedad occidental, todos conocemos muy bien ese sentimiento: tienes que encajar en el sistema colectivo, te dicen que eres libre, pero no lo eres. Y sobre todo cuando eres una mujer joven, es difícil conectar con tu auténtica naturaleza, tus cualidades más poderosas, y liberarse de las limitaciones de la sociedad, ir por tu propio camino y quererte aunque seas diferente. Blue My Mind también trata sobre eso.

¿Qué supone para ti proyectar tu primer largo en San Sebastián?
Es un gran honor. Estoy muy contenta porque este es mi primer largo, y me atreví a soñar que esta película llegaría y conmovería a muchas personas de todo el mundo. Y ver que finalmente está pasando significa mucho para mí. Y además, para toda la gente que ha participado, sobre todo mis actrices jóvenes, es genial ver que el trabajo ha merecido la pena.

(Traducción del inglés)

Lee también

Boletín

Warsaw
EPI Distribution
LIM

Follow us on

facebook twitter rss