Razzia (2017)
A fábrica de nada (2017)
Mademoiselle Paradis (2017)
A Ciambra (2017)
On Body and Soul (2017)
Thelma (2017)
The Nile Hilton Incident (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

TORONTO 2017 Special Presentations

email print share on facebook share on twitter share on google+

Plonger: "Necesito desaparecer"

por 

- TORONTO 2017: Mélanie Laurent firma un melodrama febril en tres partes que abarca tres países y que está protagonizado por María Valverde y Gilles Lellouche

Plonger: "Necesito desaparecer"
María Valverde y Gilles Lellouche en Plonger

El nacimiento apasionado del amor, la sensación de estrechamiento de los horizontes personales a causa de la vida en pareja y las complicaciones extremas y agotadoras que implica la llegada de un primer hijo: momentos clásicos de la vida, tratados muchísimas veces en la gran pantalla, desde diversos géneros. En torno a estos temas, y adaptando una novela de Christophe Ono-Di-Biot, ha articulado Mélanie Laurent la trama de Plonger, su cuarto largo como realizadora (tras Les Adoptés [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, Respira [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
y el documental Mañana [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
), un melodrama febril que se ha estrenado mundialmente en Toronto como Special Presentation. Pero esta aproximación a sentimientos y emociones tan universales se complementa con otro tema, el de las condiciones necesarias para la creatividad artística, pues la heroína del film ejerce la profesión de fotógrafa. Finalmente, el relato, en su último tramo, explora una tercera dirección, la de una investigación casi policial. Un desarrollo de la narración que permite a la cineasta escapar del universo limitado de la psicología conyugal y viajar hasta Oriente Medio, a lugares donde se practica el buceo en el sultanato de Omán.

Lo de Paz (María Valverde) y César (Gilles Lellouche) es un flechazo, el tipo de enamoramiento en el que todo pasa muy deprisa: se fijan el uno en el otro en una exposición, se persiguen irracionalmente por España, retozan apasionadamente en un coche y finalmente el idilio florece con un aroma a vacaciones y a descubrimiento feliz del otro. Él es periodista, antiguo reportero de guerra, mientras que a ella se la conoce por sus obras cinematográficas sobre los lugares de tránsito. Pasado un tiempo, ambos deben volver a una realidad más prosaica, y se instalan juntos en París. Nuestros protagonistas se aman, pero para Paz, este es el comienzo de un arduo y oscuro túnel. La joven se siente inmediatamente cercada por esta vida rutinaria en el apartamento que comparten, y encima César le prohíbe viajar a Yemen, país que para él es demasiado peligroso para una mujer fotógrafa ("yo no iría allí, y tú tampoco irás"). En vez de Yemen, Paz viaja a Sant-Nazaire, donde se encuentra con un grupo de jóvenes activistas internacionales que la inician en la escucha de los sonidos de las profundidades marinas, concretamente en la observación de tiburones con un localizador por GPS, una actividad que para ella se convertirá en obsesión cuando su embarazo la suma en una depresión ("me siento vieja", "me apago"), llegando a sentir que pierde sus habilidades artísticas ("ni eje, ni pensamiento, ni ojo"). Así, su felicidad primera se va resquebrajando hasta que, cuando nace su hijo, su vida se convierte en una pesadilla, hundiéndose del todo en la depresión y discutiendo con César continuamente. Entonces, de repente, Paz desaparece; César no asistirá al dramático final de esta historia hasta unos meses más tarde.

El film, que resulta intrigante y aprovecha visualmente la ambientación de parte de la trama en Omán y sus lugares de buceo, tiene sin embargo problemas para suscitar una verdadera empatía por dos personajes cuyas motivaciones profundas no quedan del todo claras, a pesar del buen trabajo interpretativo de ambos actores. La mezcla de dudas artísticas y baby blues de Paz (cuyo nombre real es Dolores) acaba resultando relativamente artificial, un pretexto para que la trama avance hacia una dimensión más novelesca y trágica; el conjunto apenas forma un todo coherente, a pesar de una puesta en escena y un montaje que afirman constantemente su frescura.

Producida por Bruno Lévy para Move Movie y por Cinéfrance, Plonger se estrenará en Francia el 6 de diciembre de la mano de Mars Films; las ventas internacionales están a cargo de WTFilms.

(Traducción del francés)

Lee también

Jihlava
San Sebastián Full
Focal Production Value
 

últimas noticias

 

otras noticias

Boletín

Follow us on

facebook twitter rss