La enfermedad del domingo (2018)
Lemonade (2018)
Nico, 1988 (2017)
Arrhythmia (2017)
Disappearance (2016)
Custodia compartida (2017)
9 dedos (2017)
anterior
siguiente
Elija su idioma en | es | fr | it

PELÍCULAS Alemania

email print share on facebook share on twitter share on google+

Crítica: After-Work Beer

por 

- El director alemán Ben Brummer presenta una mezcla entre buddy comedy y drama, que también es su primera película estrenada en el cine

Crítica: After-Work Beer
Johann Jürgens y Tilman Strauss en After-Work Beer

Después de completar su formación en el Filmhochschule de Múnich y de dirigir una serie de proyectos cinematográficos emitidos en la televisión alemana (The Subtle HunterSoap BohèmeFigaro's Monomyth), Ben Brummer estrena en Alemania su primera película para la gran pantalla, After-Work Beer [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
.

El escenario al que hace referencia el título es el bar de Magnus. Allí es donde este melancólico treintañero se siente más cómodo, detrás de la barra y en compañía de sus clientes habituales. El actor Tilman Strauss da vida a un marginado taciturno e introvertido que bebe alcohol, escucha música y muestra devoción por su coche, un Mercedes Coupé de los años ochenta, para compensar el fracaso de no haber formado una familia. Su rutina gira en torno a las visitas al bar de su mejor amigo, Dimi, un mecánico mujeriego; y de Manfred, interpretado por Christian Tramitz (Manitou’s Shoes(T)Raumschiff SurpriseBullyparade: The Movie [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
), un excéntrico fanático de las teorías conspiratorias. Pero todo cambia cuando su coche desaparece de forma repentina. Aunque esta premisa pueda parecer interesante, la historia se diluye constantemente en elementos narrativos nimios y bastante convencionales.  

After-Work Beer empieza como el retrato acertado de un entorno particular, que después se convierte en una mezcla entre buddy comedy y búsqueda del tesoro, para terminar centrándose en una historia de amor. Por consiguiente, enfatiza la historia de amor, mientras que la dimensión tragicómica se reduce. Al guión le falta consistencia y la historia debería centrarse en un único elemento narrativo para agilizar el ritmo de la narración. En algunos momentos, el diálogo resulta exagerado y artificial, y muchos de los temas ya se han tratado en otras películas, aunque con ligeras modificaciones. Por ejemplo, la idea del “barman” intelectual y desencantado aparece en varias películas y obras literarias (véase Un buen corazón [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
de Dagur Kári o La entrega de Michaël R Roskam), por lo que es difícil innovar en esta temática.  

Una de las principales fortalezas de la película es la atmósfera que construye a través de un escenario diseñado meticulosamente y de la música, con las canciones blues del cantante y compositor Dr Will,que enfatizan la melancolía del personaje principal. Las habilidades de Ben Brummer se aprecian en la puesta en escena y en la composición sofisticada de las imágenes, donde juega con las luces y las sombras, como si fuese cine negro. Además, la película presume de un reparto convincente, en especial Tilman Strauss en el papel de Magnus y James Newton en el papel de Bene, pero también Johann Jürgens como Dimi.  

El coche es un elemento interesante desde el principio, ya que funciona como un objeto fetiche que evoca y resume las emociones de Magnus. Él se siente cómodo en su coche, que también parece cubrir la necesidad de relaciones interpersonales que tanto le han decepcionado. Además, el vehículo funciona como una caja de Pandora: mientras esté cerrado, su contenido está a salvo. Cuando se lo roban, Magnus pierde la compostura. El vehículo es, de alguna manera, una proyección de su identidad, que también se descontrola con la pérdida. La búsqueda del coche le hace retroceder al pasado para enfrentarse a sus frustraciones reprimidas y enmendar sus errores, antes de atreverse a iniciar algo nuevo. After-Work Beer también es una película sobre un viaje interior, el resultado de haber sido valiente.

After-Work Beer se estrenó en la Berlinale 2018. Ha sido producida por Gaze Film y distribuida por One Filmverleih, que también gestiona los derechos internacionales.

(Traducción del inglés por Carolina Benítez)

Lee también

VisionsDuReel_Home
Let's CEE
Finale Plzen Springboard
 

últimas noticias

 

otras noticias

Boletín

Follow us on

facebook twitter rss