email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Susanna Nicchiarelli • Directora

Una muchacha comunista a la conquista del espacio

por 

Susanna Nicchiarelli • Directora

Era la época de la carrera espacial. La América capitalista y la Rusia comunista se disputaban la supremacía ideológica a través de la conquista de las estrellas cuando, en Italia, la joven Luciana, de quince años, fascinada por los proletarios que lanzaban sus ideas más allá del planeta, crecía en la sección del Partido Comunista Italiano y pretendía afirmar su identidad femenina. “Es el relato de una adolescencia con la batalla cultural entre dos sociedades alternativas como trasfondo, compuesta por mitos hoy desaparecidos”. Así Susanna Nicchiarelli describe Cosmonauta [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, su ópera prima como realizadora después de un doctorado en filosofía, el Central Experimental de Cinematografía y la colaboración con Nanni Moretti, cuyos frutos fueron Il diario del Caimano (backstage de la película incluido en los extras del DVD) y Ca-Cri-Do-Bo, uno de los “Diari della Sacher”.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cosmonauta, cuyo guión fue escrito con Teresa Ciabatti, ha sido coproducida por Fandango y Rai Cinema. La película participa en el Festival de Venecia (controcampo Italiano).

Cineuropa: ¿Qué clase de película será Cosmonauta? ¿Con qué registro tes enfrentas al relato de una época animada e importante como la de los primeros años 60?
Susanna Nicchiarelli: Es una novela de formación en forma de comedia, e incluso tiene muchos momentos dramáticos. Está ambientada entre 1957 y 1963 y, a través del relato de la conquista del espacio, narra la afirmación política y personal de una chica, y al mismo tiempo una parte de la historia de Italia. En aquellos años los italianos vivían el mito de Rusia en el espacio con ingenuidad, pensando asistir a una gran conquista del proletariado, hasta el punto que “L’Unità” tituló “La tecnología socialista desafía la fuerza de la gravedad” con motivo del lanzamiento del Sputnik. La divergencia entre esta visión inocente y la mirada desencantada de hoy crea un cortocircuito irónico y divertido.

¿Quiénes son los protagonistas del Cosmonauta, y cuáles sus características productivas?
En el papel de Luciana, la protagonista, está Miriana Raschillà, una adolescente descubierta en un colegio romano, en el del hermano Pietro Del Giudice, otro muchacho que nunca había actuado. Sus padres son Claudia Pandolfi y Sergio Rubini, que en realidad es su padrastro: un hombre de derecha, burgués y meridional con quien la madre se une después de haber sido viuda de un comunista. Filmamos en Roma durante 7 semanas, prestando mucha atención a la música y al vestuario- ropa de los años 50 y 60 con colores exagerados - . La banda sonora está compuesta por canciones de estos años, como “Nessuno mi può giudicare”, con arreglos de Max Casacci del grupo Subsonica.

¿Por qué una realizadora de 33 años decide debutar con una película ambientada en una época que no vivió en primera persona?
La idea me vino visitando el “Museo de la Cosmonáutica” de San Petesburgo. Me impresionó ver como en esa época la mitad de nuestro país esperaba que el proletariado llegara primero al espacio. Y pensé que, en vez de utilizar mi propia experiencia, para realizar mi primera obra podía trabajar con un imaginario fuerte y actualizarlo. Hablo de un mundo que me es cercano en el tiempo, aunque muy alejado porque ha desaparecido. Obviamente, para lograr un resultado, hubo un enorme labor de investigación, visible en las distintas imágenes de repertorio empleadas en la película: Gagarin, Valentina Tereskova, la emoción de la muchedumbre…

El resultado es el retrato de una época y de un mundo, el de los comunistas italianos a finales de los años 50.
Un mundo en el cual una adolescente paga por el hecho de ser mujer, porque los comunistas en aquella época eran muy machistas y moralistas. En este sentido es importante en la historia la relación entre la protagonista y su hermano.

Hay algo que recuerda a Mi hermano es hijo único.
La película de Luchetti, que me gustó mucho, es la historia de un período oscuro y se concentra en la historia de dos hermanos varones. Aquí la mirada es muy femenina y no hay rastro de períodos dramáticos como el del terrorismo, que vino más tarde. Yo muestro más bien la inocencia perdida de una época.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.