email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Paolo Virzì

Cine y desorden

por 

- El director Paolo Virzì habla de su nueva película My name is Tanino y de las extrañas vicisitudes durante su rodaje en Estados Unidos

Paolo Virzì

Un viaje lleno de aventuras. Así define Paolo Virzì la realización de su película My name is Tanino, presentada fuera de concurso en Venecia 59. “Ha sido una aventura rocambolesca –explica el director, pensando principalmente en los problemas de producción que tuvo con Vittorio Cecchi Gori- y a veces pensé que todo lo que me sucedía era la única forma en la que se podía hacer la película”.

¿Quién es Tanino?
“Un joven cinéfilo de 20 años muy ignorante, un soñador inconsecuente. Desde Castelluzzo del Golfo, un pueblo siciliano, vuela a Seaport, una pequeña ciudad en Nueva Inglaterra, para seguir el rastro de Sally, que seis meses antes le dio un beso fortuito. Tras una rocambolesca serie de aventuras, termina en “Manhaá” (Manhattan), en donde se refugia en casa de su director de películas favorito, una especie de vagabundo amable aturdido y agonizante”.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

¿Nuevamente un personaje “inoportuno”?
“Me gusta relatar asuntos tristes con un tono irónico. El personaje de Tanino se basa en algunos aspirantes a director de la Escuela Nacional de Cine: chicos llenos de sueños veleidosos que no pueden superar el examen de admisión. Su cándida falta de adecuación me animó a escribir sobre ellos y crear un personaje. Tanino pierde la cabeza cada vez que debe superar un obstáculo y vuela en un mundo de sueños infantiles que a veces se transforman en pesadillas”.

Algunas escenas se rodaron en Toronto, otras en Nueva York...
“Empecé esta película como si se tratara de una superproducción. Tenía a mi alrededor un número inverosímil de ayudantes. Cualquier movimiento que hiciera, siempre había uno detrás de mí con el auricular y el microfonillo comunicando mis desplazamientos a varios departamentos. Después de algunas semanas de rodaje, el dinero de Italia empezó a escasear. Luego, llegó un momento en el que ya no llegó. Primero se detuvo el rodaje, y luego continuó a trompicones. En las últimas tomas sólo quedábamos tres personas: el fotógrafo, el actor principal y yo. De superproducción se transformó en una película de aficionados en peligro”.

Tras la aventura de Tanino, ¿tiene ya otro proyecto?
“Estoy escribiendo con Bruni una historia que transcurre durante el curso de bachillerato de una chica de trece años de provincia que llega a Roma con su familia. Vittorio Cecchi Gori, el gran campeón del desorden, sería sin dudas el productor ideal, pero es posible que esta vez trabaje con otro”.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy