email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Isabelle Jayne Stead

Producer on the Move 2010 – Reino Unido

por 

Isabelle Jayne Stead

Isabelle Jayne Stead, de Human Film, fue la productora de la aclamada Son of Babylon [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
.

Cineuropa: Todos los largometrajes que has hecho hasta ahora tienen que ver con Oriente Medio. ¿Forma parte de la filosofía de trabajo de Human Film?
Isabelle Jayne Stead: Comenzamos con historias de Oriente Medio pero en realidad lo que queríamos era contar cualquier historia humana que fuese necesaria. Podía haber sido una historia de alcoholismo en Inglaterra o sobre los problemas de la frontera entre EE UU y México.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

No obstante, dado que el director Mohamed Al-Daradji –que además es nuestro socio– viene de Oriente Medio creímos que era importante que empezásemos por ahí, por Iraq sobre todo, donde necesitan directores para poner en marcha una industria cinematográfica que ha sido arrasada por la dictadura, las guerras y la ocupación. Esperamos que nuestras películas sean un puente entre diferentes culturas y que repercutan a nivel global. En cualquier caso, acabamos de terminar un cortometraje en Francia sobre un crío que traba amistad con un cerdo: algo que se sale de esa línea, como puede verse, pero que igualmente vale la pena.

¿En qué se basa usted para elegir los proyectos?
Lo primero es evaluar la originalidad de la historia; luego, si la historia ya se ha contado o no; por último, ver si es posible universalizarla. Nuestra película Son of Babylon trataba sobre una madre en busca de su hijo desaparecido. La madre podía haber sido cualquier madre de cualquier país, y es ahí donde reside el poder del impacto mundial del cine, más allá de la historia que se esté contando

¿Puede resumirnos cómo se gestó Son of Babylon?
Mohamed me vino con la idea hace unos cuatro años. Al instante supe que teníamos que hacer esa película. Desde la idea inicial hasta la entrega final, desde Leeds hasta Bagdad, todo el proceso, durante los 4 años que nos llevó crear Son of Babylon, fue dramático.

El desarrollo del filme empezó en 2005; la preproducción, a mediados de 2008, y el rodaje, en octubre del mismo año, concluyéndolo en febrero de 2009. En total, 65 días de verdadero rodaje debido a los viajes y a las dificultades, elecciones y medidas de seguridad, que nos retrasaron y que prolongaron hasta los cinco meses el proceso de producción.

Desde la concepción del proyecto, hace ya cuatro años, hasta [el festival de] Sundance, todo el mundo nos manifestó su apoyo y su entusiasmo. Con todo, esos ánimos no se tradujeron en ayudas financieras, o, si las había, eran demasiado escasas o llegaban demasiado tarde, lo que también afectó al rodaje, al programa y a la gestión del presupuesto. A pesar de ello, siempre confiamos en salir adelante porque disponíamos de un buen guión, de un gran director, de una cámara y, normalmente, de película. Durante la producción, todo lo demás eran lujos adicionales.

¿Qué dificultades concretas plantea la recesión de los mercados a la industria cinematográfica y cuáles son sus planes para superarlas?
El dinero y la difusión son los principales problemas, aunque para nosotros y para las películas con impacto social que solemos hacer, esta ha sido siempre una batalla muy dura. Los métodos convencionales de difusión de películas no parecen ayudar en exceso y tampoco son los más apropiados para la mayoría de las películas en lengua extranjera socialmente comprometidas. Por ello, me he informado acerca de las campañas de promoción de documentales que han tenido éxito y al mismo tiempo han mantenido la premisa de llevar su mensaje más allá del cine fuera cual fuese la coyuntura financiera.

¿Cuáles serán sus próximos proyectos?
Tengo en fase de postproducción un documental, House for Sale, sobre un orfanato a punto de cerrarse. En cuanto a nuestra próxima película de ficcion, Train Station (título provisional), profundizamos en el último deseo de una joven terrorista suicida, 90 segundos después de cambiar de opinión y renunciar a la matanza.

Por último, ¿Cómo se sintió al saberse elegida Producer on the Move 2010?
Cuando lo supe me puse a bailar y a dar brincos –sin excusas–. Es una oportunidad realmente sorprendente para mí a estas alturas de mi carrera, y única para Human Film, tan encajonada en Yorkshire, para conocer otros productores cuya labor conozco y admiro profundamente. Es muy importante para mí como productora «joven» e independiente en el Reino Unido tener la posibilidad de conocer la industria y presentar al mundo mis proyectos, sobre todo en Cannes.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.