email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Efe Cakarel • Fundador de MUBI VoD service

MUBI tiene 1.300 títulos en su catálogo, y sumando

por 

Efe Cakarel • Fundador de MUBI VoD service

El empresario turco Efe Cakarel, fundador y director general de la plataforma de vídeo bajo demanda MUBI, antes The Auteurs, está promocionando por todo el mundo su servicio dedicado a los amantes del cine, que desde el 3 de noviembre está a disposición de los usuarios de la PlayStation 3. Alrededor de 1.300 obras de autores como Quentin Tarantino, los hermanos Coen, Lars Von Trier, Roman Polanski o Jean-Luc Godard, pueden ser visionadas online a través de dos modalidades: alquiler durante siete días a 3,59 euros por película o abono mensual a 12,99 euros que permite ver todas las películas disponibles.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Entre los socios de MUBI se encuentran Celluloid Dreams, Cinéart Distribution , la World Collection de Martin Scorsese y distribuidores locales como las francesas Bac Films y Diaphana o la escandinava NonStop Entertainment. Cineuropa ha conversado con Cakarel.

Cineuropa: ¿Cómo se ha desarrollado vuestro servicio de vídeo bajo demanda a lo largo de los últimos dos o tres años, desde que se llamaba The Auteurs hasta hoy?
Efe Cakarel: Hemos evolucionado muchísimo en los últimos dos años. Hemos visto hacerse realidad nuestro sueño de ser una plataforma internacional de verdad con ofertas específicas en algunas zonas del mundo. Con nuestra expansión a la PlayStation 3, hemos consolidado el hecho de que MUBI no es sólo una oferta en un lugar determinado, sino muchas posibilidades de gran cine en todo el mundo. El cambio del nombre va de la mano con ello. El nombre original nos encanta y es muy fiel a la idea original, ¡pero necesitábamos un nombre que todos pudiesen pronunciar!

¿Cuál es vuestro público y qué os diferencia del resto de plataformas de vídeo bajo demanda?
Nos dirigimos a los amantes del cine. Puede ser tanto un aficionado incondicional como simplemente alguien que quiere ir más allá de la nimia oferta del multicines del barrio. MUBI representa el gran cine, nuevo o viejo, comercial o alternativo. Las cosas que nos diferencian del resto de plataformas son el cuidado que ponemos en nuestras películas – elegimos cada una ellas individualmente para crear una colección cada vez mayor de lo mejor del cine independiente, internacional y clásico; nuestro público internacional – mostramos cientos de películas en todos los países del mundo; nuestra red social - que ayuda a los espectadores a compartir sus gustos con sus amigos, creando un mecanismo para descubrir nuevas películas; y por último nuestra cobertura editorial a través de la revista The Daily Notebook, que proporciona información diario sobre el mundo del cine, así como críticas y entrevistas.

¿Cuántas películas hay en MUBI y, como red social, cuántas visitas tenéis al día y mes?
Tenemos más de 1.300 títulos, y seguimos sumando. La oferta depende del país, pero, por poner un ejemplo, en Suecia tenemos 400 películas. MUBI.com recibe seis millones de visitas al mes.

¿Cuáles son las principales ventajas para los propietarios de los derechos de poner sus obras en MUBI y cómo crees que evolucionará el vídeo bajo demanda a medio plazo?
A través de nuestra plataforma, se consiguen dos cosas: ingresos extra y una mayor visibilidad. En cuanto al futuro, creo que, cada vez más, los propietarios de los derechos ven en el vídeo bajo demanda una plataforma viable para conseguir las dos cosas que he dicho antes: ingresos y visibilidad. La clave para ellos será identificar las plataformas donde sus películas tendrán un mejor rendimiento. Por ejemplo, Iron Man 2 no funcionará en MUBI, pero sí la ganadora de la Palma de Oro Uncle Boonmee recuerda sus vidas pasadas [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
o una película de Quentin Tarantino.

¿Cuáles son los principales retos a los que os enfrentáis hoy, la dificultad para convencer a los propietarios de derechos o la rigidez del sistema de ventas de explotación en Europa?
La dificultad está en que prácticamente cada película tiene a un propietario de derechos en cada territorio. Así que mientras que nuestra primera fase consiste en identificar qué fantásticas películas queremos mostrar en nuestra plataforma, lo difícil es dar con quién tiene sus derechos y dónde podemos mostrarlos. A ello se une la desconfianza generalizada que existe en el sector hacia el vídeo bajo demanda, que provoca un conservadurismo generalizado hacia la distribución online, cuando en realidad lo que queremos es aumentar la visibilidad, el interés y el público de sus películas.

¿Crees que vuestro servicio podrá desarrollarse asimismo como una plataforma de financiación cross media para autores independientes?
Nos encantaría que así fuese. Existe una comunidad de cineastas aficionados muy importante dentro de la web y pasar de ello a la financiación o producción para una plataforma digital será natural en algún momento del futuro.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.