email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Pernilla August • Directora

Un debut sin renunciar a nada y con la cabeza en Bergman

por 

Pernilla August • Directora

Tras saltar a la fama internacional de la mano de Ingmar Bergman con Fanny y Alexander y una larga carrera como actriz de cine y teatro, Pernilla August ha debutado este año como directora con Beyond [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, basada en la novela “Svinalangorna" de la escritora Susanna Alakoski, nacida en Suecia de padres finlandeses. Encabeza el reparto Noomi Rapace, célebre gracias a su participación en la trilogía Millennium. Su ópera prima ha sido seleccionada por la Semana Internacional de la Crítica de Venecia, donde Cineuropa ha charlado con ella. “Es bonito volver a Venecia”, comenta la artista, que recuerda que la visitó “hace 19 años como actriz con Bergman. Interpretaba a Nora en la representación teatral Casa de muñecas, sobre una familia desintegrada y la supervivencia, como Beyond”.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Por qué has elegido precisamente esta historia para tu ópera prima?
Pernilla August: Me emocionó el libro. La vida de esta niña y su situación familiar me llamó mucho la atención... Quería narrar una historia importante, y esta niña tenía una gran fuerza. Había esperanza en esa historia humana, aunque son por desgracia cosas bastante comunes. Pero a la hora de hacer la película queríamos sobre todo ser naturales y sinceros, que los personajes y la relación entre ellos resultasen creíbles. Esta es la idea que nos ha guiado y ha hecho que fuésemos todos en la misma dirección.

¿Qué has cambiado en la adaptación para el cine?
Ha sido difícil encontrar el tono justo para narrar el crecimiento de una joven y que sea interesante para un público adulto. Así que he reflexionado sobre cómo sería hoy día la vida de Lena, qué le había pasado, qué elecciones había tomado para llegar a tener la vida que tiene. De esta manera hemos dado con el espacio adecuado para desarrollar la película.

El punto de vista es afectuoso, sin juicios morales.
Ha llegado de una manera natural con el rodaje. Me he limitado a seguir lo que pasaba e intentar narrar la historia desde los ojos de la niña. No me interesaba enjuiciar a nadie. Eso es algo que tiene que hacer el público.

¿Por qué has elegido a Noomi para el papel protagonista?
¡Porque es la mejor! Es extraordinaria. La vi interpretar Medea en el teatro y me parecía muy interesante darle el papel de una madre que intenta contener su rabia y las emociones que siente. Tanto ella como la pequeña Tehilla Blad [que interpreta a la protagonista de niña, ndt] tienen la capacidad de expresar directamente los personajes y dar la posibilidad al público de leer sus pensamientos.

¿Has pensado en el cine de Bergman mientras rodabas?
No en una película suya en concreto, pero sí en él. Siempre lo siento cerca, como si estuviese a mi lado. Justo el otro día pensaba en él. Siempre me decía que siguiese mi instinto, sin renunciar a nada. Una lección que me han repetido muchos otros directores.

¿Qué te ha llevado a la dirección tras tantos años como actriz?
Me encanta ser actriz, pero pensaba en ser directora desde que tenía veinte años. Como actriz me daba cuenta de lo divertido que era estar al otro lado de la cámara. Me decía: 'Quiero estar en ese lado'. Desde que hace seis años dirigí un corto, no conseguía olvidar esta emoción. Seguir la vida de una película desde el principio hasta el final, las luces, los cables... Y además he aprendido muchas cosas nuevas, como el montaje o el mix de sonido. Ahora estoy totalmente inmersa en la dirección. Por fin lo he conseguido tras muchos años.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.