email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Régine Hatchondo y Antoine de Clermont-Tonnerre • Unifrance

myFrenchFilmFestival: la promoción en el ámbito digital

por 

Régine Hatchondo y Antoine de Clermont-Tonnerre  • Unifrance

La agencia de promoción del cine francés en el extranjero Unifrance organiza, del 14 al 29 de enero de 2011, la primera edición del festival online myFrenchFilmFestival. Antoine de Clermont-Tonnerre y Régine Hatchondo, presidente y directora general de Unifrance respectivamente, nos explicaron en qué consiste esta innovación a escala mundial.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Por qué se creó el festival online myFrenchFilmFestival?
Régine Hatchondo: El cine francés goza de una imagen muy buena en el extranjero: representa una especie de alternativa a la hegemonía estadounidense. Sin embargo, se ha vuelto más difícil distribuirlo, difundirlo y venderlo, ya que la construcción de los multicines debilitó las salas de arte y ensayo en todas partes, incluida Europa. El cine francés no está enfocado para estos complejos, sino que se trata de un cine de autor. Esta imagen fortalece por un lado y debilita por otro. El digital es un desafío que debemos aprovechar para variar y renovar nuestro público. Durante estos diez últimos años hemos dejado de lado a los espectadores comprendidos entre 15 y 35 años. Hay que ir a buscar al público joven con sus propios métodos de comunicación.

Antoine de Clermont-Tonnerre: Es una etapa importante de la aplicación de la política de tener presencia en el extranjero. Por el momento, se trata de un experimento. Confiamos en que todo salga bien pero somos muy prudentes ya que no se puede medir el impacto de la operación. No obstante, poner en marcha este tipo de iniciativas es esencial.

¿Cómo eligieron las películas presentadas?
Régine Hatchondo: Seleccionamos diez largometrajes, diez cortos y una película patrimonial. Queríamos mostrar primeras y segundas películas. Debían haber sido distribuidas en Francia después del 1 de enero de 2009 y no haber sido vendidas en más de cinco territorios. Los subtítulos se realizaron en nueve lenguas (alemán, inglés, árabe, español, italiano, japonés, portugués y ruso; también se dispone de la versión coreana en la página web de KT) para alcanzar a un público más amplio. Las películas seleccionadas podrán verse a través de la plataforma de vídeo a la carta (VoD) por 1,99 euros por largometraje fuera de Francia (¬¬donde el precio se ajusta a las tarifas nacionales de VoD para no hacer competencia desleal), excepto en América Latina y Rusia, donde el acceso es gratuito. También se proponen sistemas de packs y suscripciones. Queremos abrir una ventana para películas que son menos fáciles de vender. De los beneficiaros a las distribuidoras, pasando por directores y vendedores, todos hicieron un gran esfuerzo. Teníamos miedo por ejemplo de tener que bloquear geográficamente a Bélgica, ya que allí se vendían todas las películas. Pero las distribuidoras locales se mostraron muy abiertas; y los artistas también colaboraron: la plataforma ofrece unas cuarenta entrevistas.

¿Cuáles serán los premios asignados por el festival?
Régine Hatchondo: Las tres películas premiadas por los internautas, los blogueros extranjeros y la prensa internacional se difundirán por una duración de entre seis a nueve meses en los vuelos transatlánticos de Air France. A largo plazo, esperamos poder distribuir a las cintas ganadoras en las salas. También queremos crear una comunidad de cinéfilos con quienes nos comunicaremos en nuestros festivales off-line. Con este objetivo, creamos French Film Epidemic, un concurso en la página Facebook del festival.

¿Qué esperan de esta primera edición?
Antoine de Clermont-Tonnerre: Incluso si las películas seleccionadas no se vendieron en más de cinco territorios, fueron muy bien acogidas por la prensa, tuvieron éxito en salas y ganaron varios premios (el Louis-Delluc, por ejemplo). Queremos darles una segunda vida, intentar que los espectadores que no tuvieron la ocasión de verlas, puedan descubrirlas. Con todo, no esperamos un milagro de esta primera edición: es una operación a largo plazo.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.