email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Christian Schwochow • Director

Creando imágenes, contando historias

por 

- El director alemán Christian Schwochow repasa su trayectoria

Christian Schwochow • Director

La semilla que dio lugar a la futura carrera como cineasta de Christian Schwochow pudo haberse sembrado, inconscientemente, cuando su profesor de alemán en el instituto propuso a sus alumnos hacer una versión de Nuevos policías y él asumió el papel de director.

Sin embargo, debido a la estructuración de las escuelas de cine por aquel entonces, Christian no pudo solicitar la admisión en una academia de cine nada más concluir sus estudios de secundaria. “En lugar de eso, primero trabajé en la radio y escribí guiones de comedias y textos para boletines de noticias. Después pasé un año en servicios ciudadanos alternativos antes de hacer unas prácticas y posteriormente una formación en el programa de televisión Polylux”, cuenta Christian. Tenía 24 años cuando aceptaron su solicitud en una escuela de cine, concretamente la academia de Baden Württemberg. A esas alturas no le inmutaba la posibilidad de dirigir películas de verdad. “Mi trabajo en el periodismo televisivo fue una gran experiencia para mí: fui uno de los reporteros más jóvenes de la televisión en Alemania y era capaz de hacer tantos programas en mi tiempo en la cadena que no me preocupé por producir durante mis dos primeros años en la escuela de cine”.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El director recuerda que “tuve mucha suerte con mi película de estudios: Niña de noviembre”. El productor Nico Hofmann mostró a la cadena pública local SWR una presentación del proyecto que Christian había escrito junto con su madre Heide; la responsable de montaje Stefanie Groß automáticamente manifestó su interés por participar. “Aunque disponíamos de poco dinero para rodar, todo salió sobre ruedas: la película ganó muchos premios y funcionó en los cines, adonde fueron a verla 190.000 espectadores”.

Tras una colaboración tan exitosa con Groß y el productor Jochen Laube, Christian no tuvo ningún problema en aplicar la norma de “nunca cambies un equipo ganador” en su segundo largometraje: La invisible [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, que se estrenó en la competición oficial del festival internacional de cine de Karlovy Vary de 2011.

“Me impresionaron especialmente las intensas reacciones que tuvo el público extranjero a La invisible”, afirma. “Parece que desde su estreno, cada semana en algún lugar del mundo se proyecta la película”.

Su tercer largometraje será la adaptación de la novela Lagerfeuer, de Julia Franck, que entrará previsiblemente en fase de producción este otoño. Buena parte del guion es obra de la madre del cineasta, Heide Schwochow. Cuando le preguntan si hay algún vínculo entre sus tres largometrajes (Niña de noviembre, La invisible y Lagerfeuer), Christian apunta que son “todas historias sobre la búsqueda, la pérdida y el redescubrimiento de la propia identidad. También hay siempre una mujer protagonista en el centro del argumento. La búsqueda de una base emocional en la vida es algo común en las tres películas, por muy distintos que sean los mundos en que están ambientados”.

Schwochow no sabe cómo responder a la pregunta sobre si algunos de sus compañeros de profesión es un modelo para él. “Lo que sí puedo decir es que, para mí, mi amigo Andreas Dresen es el director más importante de Alemania porque, en mi opinión, consigue ser a la vez radical y comercial en su manera de contar sus historias; su cine me emociona mucho porque él es un gran humanista. Soy de ese tipo de gente que busca calidez en el cine y él es uno de los que puede ofrecerla”.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy