email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Andrés Muschietti • Director

“Guillermo del Toro busca talentos a quienes producir”

por 

- Mamá, dirigido por Andrés Muschietti y apadrinado por Guillermo del Toro

Andrés Muschietti • Director

Guillermo del Toro apadrina el debut en la dirección de largos de Andrés Muschietti, argentino de 39 años afincado en Barcelona desde hace más de un década, un cineasta curtido en la publicidad que ha ocupado el número uno de la taquilla norteamericana con este terrorífico cuento sobre la maternidad, protagonizado por Jessica Chastain.

Cineuropa: Enhorabuena por el éxito cosechado por el film en su primer fin de semana estrenado en EEUU.
Andrés Muschietti: Gracias. Ha recaudado 33,1 millones de dólares. La película costó 20 millones de dólares. Hicimos un tour por cines y vimos cómo reaccionaba el público, en este caso muchos adolescentes: en EEUU había expectación, quizás debido al trailer, que se vio mucho en los medios. Así que estaban tensos desde el primer segundo de las proyecciones: gritaban incluso en momentos en los que no pasaba nada; fue increíble.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

A pesar de la temática tenebrosamente familiar de tu primer largometraje, tú trabajas codo a codo con tu hermana Bárbara, coproductora y coguionista de Mamá.
Nos peleamos mucho porque somos personas muy distintas, pero nos compenetramos bien en el campo laboral. Ella es mi socia en la productora Toma 78.

¿Cómo se armó la coproducción con Canadá?
Un 70 por ciento ellos, y un 30 España. Nos planteamos rodarla en español y con producción nacional o hacerla más internacional rodándola en inglés y con socios extranjeros.

¿Es cierto que Mamá gusta más al público femenino?
Si, pero no fue algo consciente al escribirla. La sensibilidad del film conecta quizás más con ellas y el instinto maternal: narra una lucha entre madres; el único hombre desaparece enseguida.

¿Cuál ha sido el momento más complicado del proceso de producción de Mamá?
Una de las mayores preocupaciones era conseguir unas niñas creíbles, porque eran protagonistas y el film dependía mucho de ellas: unas pequeñas salvajes que son traídas a la ciudad, una de ella recupera su pasado y vuelve al lado humano, mientras la otra no. Otra de las dificultades era lograr emociones intensas con ellas: la mayor ya había rodado películas, pero la pequeña no y era muy dispersa. También había que conseguir crear un monstruo terrorífico y creíble: combinamos un actor maquillado (Javier Botet) con efectos digitales.

Mamá  nace de un cortometraje homónimo de tres minutos. ¿Cómo creció aquello hasta convertirse en un largometraje?
El corto dejaba muchos interrogantes; había que responder a aquellas preguntas: ¿Por qué esas dos niñas llaman mamá a eso? ¿Cómo es esa relación? Cuando rodamos el corto "Mamá" no había historia, era simplemente una secuencia desprovista de argumento. Ahí apareció el concepto de la impronta, que me fascina. Esa idea destrabó la historia y la arrojó en una dirección muy clara.

¿Guillermo del Toro vio el corto en Sitges? Porque él es un habitual del certamen...
No, el cortometraje levantó revuelo en aquel festival de 2008 pero no le llegó hasta un mes más tarde: se lo mandó su asistente. Guillermo ve muchos cortos, buscando gente a la que producir.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.