email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Eric Busidan • Director general adjunto de la ARP

TIDE: en pro de abrir las puertas a los jóvenes talentos

por 

- Eric Busidan da las claves del proyecto TIDE, un experimento europeo dirigido por la ARP sobre estrenos de películas en cines e Internet de forma simultánea o casi simultánea

Eric Busidan • Director general adjunto de la ARP

Diez países europeos participarán esta próxima primavera en The TIDE Experiment (leer más), un experimento paneuropeo de estrenos "day-and-date" en cines e Internet que abrirá Viramundo: a journey with Gilberto Gil [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
y que promete ser tan apasionante como polémico. De todo ello nos habló el director adjunto de la ARP, la asociación que agrupa a guionistas, directores y productores de Francia y que dirige este proyecto con el respaldo del programa MEDIA de la Unión Europea.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Qué llevó a la ARP a embarcarse en THE TIDE Experiment?
Eric Busidan: Hace dos años que defendemos la posibilidad de acabar con la cronología de las ventanas de explotación en Francia en los casos de películas a las que cueste abrirse un hueco en cines: propusimos un estreno en plataformas de streaming legal poco tiempo después de su distribución en salas cuando no superasen las 15 copias. Cuando supimos que Europa deseaba experimentar con los estrenos simultáneos o casi simultáneos en cines y VOD, decidimos apuntarnos a este proyecto con todos aquellos interesados en la cuestión: Europa Distribution, la plataforma de streaming Under the Milky Way, la empresa de marketing The Film Agency y algunas agencias de ventas (Urban Distribution International, Fandango Portobello, Goldcrest Films International y Wide Management) que hacen hincapié en que cada vez es más difícil vender el cine más de autor en el extranjero. Se ha constatado que Europa sufre una saturación: excepto en Francia, el parqué de salas disminuye, en ocasiones de manera dramática, mientras que la producción europea se mantiene en las 1 300 o 1 400 películas al año. Si cada vez hay menos espacio libre en los cines, habrá que hacer algo para no cerrar la puerta a los nuevos talentos. No es nuestra intención hacer un "bypass" a la sala, en absoluto, sino hacerla partícipe de una evolución dirigida a que los autores puedan disfrutar de un mayor reconocimiento y que sus películas dispongan de un alcance geográfico un poco mayor. La sala de cine debe seguir siendo el lugar predilecto para la exhibición de una película, pero no debe ser el único enclave. Subyace bajo todo esto la intención de compartir cierta forma de exclusividad.

¿Cómo van a hacer con los países en los que la cronología de ventanas es muy rígida?
Experimentar no significa violar las reglas de cada país sobre la cronología de las ventanas de distribución. Los términos “simultáneo o casi simultáneo” forman parte del plan de la Comisión Europea. En Francia, por ejemplo, la cronología de ventanas arranca el día del estreno en cines. Todo lo que ocurre antes es terreno libre para cualquier iniciativa. Puede probarse, por tanto, un streaming premium para aquellos que quieran verla antes del estreno en las salas y valorar la opción de suspenderlo desde que la cinta está en los cines. Es algo casi simultáneo pero siempre tratando de adaptarse a la ley para tratar de acortar los plazos entre las dos ventanas o incluso invertirlas, como en el caso de Francia. También queremos probar a estrenar películas jugando con estas bazas en varios países a la vez. En el caso del primero de los estrenos de TIDE, los estrenos tendrán lugar entre mayo y julio y no con un lapso de 18 meses como sucede habitualmente en Europa. Es una prueba interesante para ver si es posible crear un efecto llamada a nivel europeo.

¿Qué opinión le merece la protesta generalizada en ámbitos profesionales como los cines o las televisiones contra TIDE?
Conocen nuestras propuestas. Su repercusión es más fuerte a raíz de este experimento europeo, y también en Francia con la misión Lescure, porque el CNC y los profesionales han recibido una propuesta de enmienda a la cronología de ventanas que puede dar pie a su derogación (en el caso de películas que se estrenan con muy pocas copias y que no han recibido financiación a cuenta de futuros ingresos por parte de las televisiones). El ambiente es un poco tenso pero el debate está cada vez más abierto.

¿Qué puede decirnos de los estrenos simultáneos en cines e Internet de películas más fuertes?
La idea es defender el cine independiente y la diversidad artística. La cronología de las ventanas de distribución nos gusta porque estructura la financiación del cine y otorga derechos exclusivos a cada uno de los que intervienen en ella. Si bombardeamos la sala de cine con taquillazos, la desregulación será total. Hasta en los Estados Unidos, donde no hay financiación anticipada y la cronología de las ventanas viene determinada por contrato, los estudios tienen interés en maximizar los beneficios de cada una de las ventanas: la sala, el VOD, el DVD, la televisión de pago… Para las grandes producciones, un estreno "day-and-date" quita todo valor a esta cuestión.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.