email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Celina Murga • Directora

“Mantener la concentración en lo que se desea rodar se vuelve primordial”

por 

- La argentina Celina Murga ha competido por el Oso de Oro en la Berlinale con su La tercera orilla, apadrinada nada menos que por Martin Scorsese

Celina Murga • Directora

La argentina Celina Murga da el salto internacional con La tercera orilla [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, proyecto que se gestó casi desde el principio con el padrinazgo de Martin Scorsese. Además de contar con el cineasta estadounidense como productor ejecutivo, la cinta es una coproducción junto a Alemania y Holanda y acaba de competir por el Oso de Oro en el Festival de Cine de Berlín. Aún así, Murga sigue ambientando esta historia en su Entre Ríos natal para relatar el complicado paso a la madurez del adolescente Nicolas, el hijo secreto de un respetado médico en una pequeña ciudad argentina.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: La atmósfera de cierta opresión soterrada a la que se enfrenta Nicolás está reflejada también en el entorno físico en donde vive. ¿Por qué decidió integrar esta historia en su lugar de nacimiento?
Celina Murga:
Porque es un tipo de historia que puede suceder perfectamente en Entre Ríos, al igual que en otras provincias de Argentina. Es posible encontrar a hombres que mantienen dos familias a la vez en esa zona. Además me interesa seguir mostrando mi provincia en mis películas. Su geografía, sus colores, texturas y sonidos me inspiran.

Aunque colabora con Gabriel Medina en el guión, ¿qué parte fue más compleja a la hora de retratar a dos personajes masculinos protagonistas?
Los personajes principales de mis anteriores películas han sido siempre femeninos. Esta vez necesitaba ayuda para mostrar algo que me interesaba contar en esta historia. Se trata de una forma de ver el mundo que responde a una idea de masculinidad muy arraigada cultural y socialmente. Gabriel y también Martin Scorsese me ayudaron a ello.

Conoció a Scorsese al obtener una beca que le garantizaba un año de su supervisión en uno de sus guiones –el de esta película-, pero su relación se ha extendido hasta convertirse en productor ejecutivo de la cinta. ¿Qué es lo que ha aprendido de él?
Él ha sido muy pragmático en sus consejos. El que más atesoré es el que dice que lo más difícil en la tarea de un director es mantenerse enfocado en la verdadera esencia de la escena que está filmando. Son muchas cosas las que pasan en un rodaje, sea este grande o pequeño, y mantener la concentración en lo que se desea rodar se vuelve primordial y a la vez complicado. 

Esta cinta es una coproducción argentino-europea. ¿Ha encontrado diferencias si lo compara con sus trabajos anteriores?
No he encontrado grandes diferencias. Tuvimos la gran fortuna de conectar muy humanamente con nuestros socios alemanes y holandeses. Hoy estamos felices de sentirnos como una gran familia.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.