email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Dome Karukoski • Director

“Ha sido la fase de guion más larga e intensa en que jamás he trabajado”

por 

- Hablamos con Dome Karukoski, cuya Tom of Finland se proyectó en Tribeca al tiempo que va camino de convertirse en un nuevo taquillazo en su país

Dome Karukoski  • Director

“No, ningún fracaso todavía. Tengo que tocar madera”, afirma el finlandés Dome Karukoski, director hasta ahora de seis películas y de otros tantos éxitos de taquilla. Y, por ahora, su séptimo trabajo, Tom of Finland [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Dome Karukoski
ficha del filme
]
, lleva vendidas 88.500 entradas, colocándose así en el segundo estreno finlandés más aclamado del año.

Helsinki Filmi produce este biopic del artista gay Touko Valio Laaksonen, también conocido como Tom de Finlandia o Tom of Finland (en la pantalla, Pekka Strang). La cinta inauguró el festival internacional de cine de Gotemburgo el pasado 27 de enero, de donde volvió con el premio FIPRESCI. Ahora, ha sido seleccionada para participar en la International Narrative Competition del festival de cine de Tribeca, que tiene lugar en Nueva York entre los días 19 y 30 de abril.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Tom de Finlandia, “el creador de imágenes pornográficas gay más influyente”, en palabras del experto estadounidense Joseph W Slade, ya llegó a la gran pantalla de la mano del también finlandés Ilppo Pohjola en 1991 con el documental Daddy and the Muscle Academy: The Life and Art of Tom of Finland. Los revolucionarios retratos y el descarado arte de este veterano de la Segunda Guerra Mundial acontecieron en un momento histórico en que la homosexualidad todavía era ilegal. Ahora, estas obras se encuentran repartidas por el mundo: desde museos en Estados Unidos (el MoMA de Nueva York o el museo de arte contemporáneo de Los Ángeles) hasta colecciones públicas en Finlandia. 

Puede verse estos días una exposición sobre la producción de Tom of Finland en el teatro y centro musical Logomo de Turku (Finlandia), donde se rodó una parte de la película. La comisaria Teija Raninen, de la West Finland Film Commission, y el diseñador de producción Teppo Järvinen organizan son los organizadores de esta muestra, en la que aparecen la habitación de Tom (la misma que se usó en la película), vestuario y utilería, lo que ofrece a los visitantes “una fuente de indicios de lo que ocurría en el set: programas, fragmentos del guion original y fotos de cómo se hizo tomadas en el mismo plató”. La exposición estará abierta al público hasta agosto.

The son of a US actor and a Finnish journalist, Karukoski, hijo de un actor estadounidense y una periodista finlandesa, debutó en el largometraje con La bella y el bastardo [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
en 2005. Tras ella, con Lapland Odyssey [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
batió en la taquilla a gigantes como Harry Potter [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
Sexo en Nueva York y Alicia en el país de las maravillas para coronarse como la película más taquillera de 2010. El 10% de la población del país vio en cines su último trabajo hasta la fecha, El gruñón [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
 (2014), y todas sus películas han recibido como mínimo una nominación a los premios del cine finlandés, los Jussi. Ahora está preparando su primer proyecto estadounidense, titulado The Starling. El americano Keanu Reeves y la australiana Isla Fisher protagonizarán esta historia escrita por Matt Harris sobre el luto de un hombre a raíz de la muerte de su hija y sus intentos de evitar el suicidio de su mujer. Producen PalmStar Media y Windy Hill Pictures.

Cineuropa: ¿Cuál es el secreto de su éxito en taquilla?
Dome Karukoski:
 No creo que haya una receta en particular sobre cómo hacer una película que funcione para el público y la crítica. En mi caso, hacer cine fue parte de mi educación. A mi madre le encantaba el cine italiano: las comedias, Fellini, el toque transalpino o la influencia europea. Mi padre, que luego trabajó de actor, me enseñó la producción estadounidense: Kubrick, Leone, Scorsese… A partir de esas películas, que yo idolatré, y del trabajo de Kieslowski, empecé a hacer cine.

¿Dónde encaja en su producción Tom of Finland?
Conocí su arte cuando era niño pero pensaba que Laaksonen era de estadounidense. Lo parecía. Y Finlandia no es uno de sus mayores mercados. Supe que era finlandés cuando murió, en 1991. Recibió honores en su país y un premio. Todo aquello me sorprendió. ¿Cómo pudo suscitar toda esa atención? Eso era lo que sabía cuando el guionista y productor Aleksi Bardy me vino con la sugerencia de hacer una película. Tomé prestados dos libros sobre él en una biblioteca pública. Es gracioso preguntar por libros de Tom de Finlandia porque todavía hoy recibes esas  miradas.
Nos llevó cuatro años escribir el guion. Había muchísimo material y condensarlo en una historia épica de dos horas fue difícil. Ha sido el trabajo de guion más largo e intenso en que jamás me he embarcado. Hicimos lo posible por lograr la verdad emocional del personaje y presentar su crecimiento como artista famoso. Todo el mundo tenía una opinión sobre cómo tenía que parecer.

¿Y logró imponer su visión?
La parte más difícil era no perder de vista la historia ni mi interpretación del personaje. Empleamos material de la fundación Tom of Finland de Estados Unidos, que él mismo creó en 1984 para coleccionar, preservar y exhibir arte homoerótico. Tiene de todo: las historias más salvajes y locas de lo que realmente pasó, que la gente nunca creerá que son ciertas. Durante los 20 o 23 años que trabajó en una agencia de publicidad en Helsinki, desató su pasión de noche y se embarcó en la utopía y en la fantasía. Cuando se mudó a Los Ángeles, pudo hacer de ello su rutina diaria. Debió de ser toda una revolución cuando se dio cuenta de ello. Lo que me ha sorprendido es que muchísima gente no conocía su historia.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también