email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Izer Aliu • Director

“¿De qué valen nuestros principios cuando la realidad nos desengaña cruelmente?”

por 

- Cineuropa entrevista al realizador noruego Izer Aliu, cuyo primer largo, Hunting Flies, ha llegado a las salas de su país tras estrenarse mundialmente en Toronto

Izer Aliu • Director

Hunting Flies [+lee también:
tráiler
entrevista: Izer Aliu
ficha de la película
]
, de Izer Aliu, producida por Storyline Pictures y distribuida por Europa Film en Noruega el 21 de abril, ha participado en varios festivales, entre otros los de Toronto, Gotemburgo y Tromsø. Se trata del primer largo de este realizador noruego de origen albanés; uno de los cortos de Aliu, The Good Life – Over There, fue premiado en 2014 en el Festival de Grimstad, una pequeña ciudad del sur de Noruega donde Henrik Ibsen, por aquel entonces aprendiz de farmacéutico, pasó una parte de su juventud. En Hunting Flies, Aliu nos invita a un aprendizaje muy diferente, junto a un profesor idealista, Ghani, y sus alumnos. Deseoso de instaurar la paz en su clase, Ghani jugará el valiente papel de negociador e iniciador para poner fin a las fuertes tensiones. Estas son el reflejo de las incesantes peleas entre los pueblos, en las que los niños son a un tiempo testigos y participantes. El maestro de escuela se convertirá así en maestro de juego —un juego bien serio—.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Tengo entendido que tú también has sido profesor.
Izer Aliu:
Estoy acostumbrado a los niños. En particular, he iniciado a jóvenes en técnicas de cine en talleres en la región de Lillehammer, donde hacía mis estudios en la Escuela Superior de Cine. Estos talleres se enmarcaban en el Filmbussen, el bus del cine, que se desplaza de colegio en colegio para proponer actividades creativas. Antes de eso, había estudiado relaciones internacionales y filosofía.

¿Y luego, qué hiciste?
Al terminar mis estudios estaba impaciente por crear, por hacer una película. Empecé una actividad de verano que se convirtió en un proyecto interminable. Todo comenzó en abril de 2013. Al principio todo iba relativamente rápido. El rodaje en sí duró 24 horas durante las vacaciones de verano de 2013, en una zona rural cerca de Skopie, en Macedonia, con un pequeño equipo de cinco personas y Nils Eilif Bremdal como jefe operador.

¿Cómo fue el rodaje?
El trabajo era intenso algunos días, y otros la atmósfera era más relajada, a pesar del intenso calor. Como no había un jefe de plató que nos llamara al orden, pudimos adaptarnos a las circunstancias y tener un sentimiento de relativa libertad.

También has escrito el guion del film.
Trabajaba únicamente con una sinopsis de 11 páginas que para mí era más bien un plan general, una especie de recordatorio. La historia en su totalidad se creó día a día, conforme se iba escribiendo. Realmente quería trabajar sin guion tradicional, sin ese texto sólido en el que todo está inscrito de antemano para tranquilizar a los potenciales inversores. Esa decisión artística no me lo puso fácil a la hora de obtener financiación. Pero me aferré a mi idea. Por eso, el film ha tenido un presupuesto muy pequeño.

¿Los actores son profesionales?
Burhan Amiti, que interpreta a Ghani, es el único actor profesional. Los demás son amigos, personas del entorno familiar. Necesitaba a diez niños. 11 se presentaron al casting; así que no hubo problema. Sí que fue complicado, en cambio, encontrar a mujeres, a causa de ciertas dificultades culturales. Debo decir que me encontré con reticencias, con escepticismo. Pero mi mujer aceptó aparecer en mi película.

Tu film se desarrolla en gran parte en el espacio cerrado del aula. ¿Es una comedia dramática? ¿Una fábula satírica?
Ante todo, es un film de carácter político. Las analogías con el mundo en que vivimos no son casuales. Hunting Flies me permite evocar, en un marco escolar, el nacimiento, auge y caída de una dictadura. Lo más crucial de la película es la pérdida de principios. ¿De qué valen nuestros principios cuando las cosas de la vida se imponen sin ninguna piedad, cuando la realidad nos desengaña cruelmente de nuestras profundas convicciones? Es difícil ser fiel a uno mismo cuando el sistema te obliga a cambiar. También quería hacer hincapié en la herencia que nos dejan nuestros padres, no solo los comportamientos y costumbres, sino también las creencias. Creo que tenemos demasiada tendencia a sacrificar la lógica para respetar la tradición.

¿Tienes otros proyectos a la vista?
Estoy trabajando en mi próxima película, 12 Dares, para la cual me he inspirado en los 12 trabajos de Hércules. Es una coproducción sueca y noruega. Tengo aspiraciones internacionales para mis películas: estoy convencido de que el cine es un lenguaje universal. Está bien tener unas raíces locales, unos cimientos regionales, siempre que la visión global también esté presente, a fin de que cada uno pueda sentir que la cosa va con él, que le puede ayudar a comprender qué quiere decir ser un humano.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy