email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Kaouther Ben Hania • Directora

“Me encantan los personajes que no tienen ninguna opción”

por 

- CANNES 2017: La directora tunecina Kaouther Ben Hania habla de Beauty and the Dogs, descubierta en Un Certain Regard de Cannes

Kaouther Ben Hania • Directora
(© P. Le Segretain / Getty Images / Festival de Cannes)

En Beauty and the Dogs [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Kaouther Ben Hania
ficha del filme
]
, presentada en la sección Un Certain Regard de la 70ª edición del Festival de Cannes, Kaouther Ben Hania narra, en nueve planos secuencia, el calvario de una joven violada para obtener justicia.

Cineuropa: Beauty and the Dogs está inspirada en un hecho ocurrido en Túnez en 2012. ¿Por qué has querido hacer una película?
Kaouther Ben Hania: Me gustan mucho los hechos reales, creo que son una fuente de inspiración increíble. El suceso en cuestión es un caso que conmovió a todo Túnez y ha tuvo mucha repercusión mediática. Las historias que escucho pueden permanecer en mi cabezay crecer como una semilla que experimenta una multiplicación celular antes de tener forma, de transformarse en algo de lo que hablar, entonces empiezo a escribir. Esto es lo que pasó con esta historia: la seguí un poco en los medios de comunicación, me conmovió, era admiradora del coraje de la víctima y poco a poco se transformó en la película. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Por qué decidiste contar la historia en nueve planos secuencia?
La historia me lo sugirió. Rápidamente, me di cuenta de que hacía falta rodarla de esta manera, porque había que seguir a la protagonista. Creo que el tiempo real con el plano secuencia es extremadamente potente en el cine, nos sumerge en el momento, en la vida, en la respiración de la cámara y del personaje, en cualquier cosa de inmediato. Por ejemplo, los decorados no son nada atractivos: los estudios, los colores… De repente, me dije que tenía que utilizar esta fealdad para recrear una especie de cuenta atrás en los lugares agobiantes y los planos secuencia funcionaban muy bien para esto.

Es una noche kafkiana para la protagonista porque todo el mundo se alía para que ella no denuncie la violación cometida por policías.
He investigado mucho para darle un aspecto realista a la historia. Por ejemplo, cuando sufrimos una agresión física en Túnez, hace falta que la policía abra una investigación para que el médico forense pueda intervenir. El papel del médico es probar la agresión, pero antes se necesita a la policía. Sin embargo, la protagonista dice que la policía no la quiere recibir porque le reclaman una prueba de la agresión. Así que, ella intenta luchar contra el sistema, pero no funciona. Cada plano secuencia le lleva a la casilla de salida: “no hija mía, no podrás”. Este sentimiento de injusticia y frustración era lo que quería plasmar en mi película.

Al principio, el activista Youssef, que tiene unos objetivos más políticos, empuja a Mariam a presentar cargos.
Necesitaba que el personaje fuera completamente ingenuo, un cisne blanco, que descubriera una fuerza que no sabía que tenía, ya que se encuentra en pleno proceso de supervivencia. Al principio, a causa del shock, en la narración tenía que haber alguien que la apoyara, daba igual qué razones tuviera, porque Youssef, como sugiere la policía, puede que intente utilizarla como venganza, ya que entendemos que tiene un pasado con la policía. Pero cuando él desaparece, ella se queda sola y tiene que luchar. En el cine, me encantan los personajes que no tienen ninguna opción y tienen que encontrar algún camino.

¿Esta cinta es feminista?
Algo que es seguro, es una película sobre la injusticia, sobre el poder, y sobre los derechos humanos. Puede ser un filme feminista, pero también uno político, sin ser un panfleto ideológico. Porque mi intención era plasmar la emoción, la cólera, la agonía, incluso el horror.

La película está en el límite del cine de género, con un suspense continuo. ¿Querías adentrarte en este territorio?
Quería hacerle un guiño al cine de género, que me encanta, pero sin ser una película de género. Esta cinta podría haber tratado de una investigación policial en torno a las pruebas, pero en esta situación las pruebas no sirven absolutamente de nada. Me encanta la absurdez de la situación. Por ejemplo, Youssef intenta obtener las imágenes de videovigilancia que son una prueba, pero los violadores tienen una prueba mucho más contundente que es el vídeo que han grabado ellos mismos con su teléfono móvil, pero no se utiliza porque la institución policial se tiene que proteger. Por eso, quise jugar con los códigos del cine policiaco, del cine negro, e incluso del cine de terror, ya que la situación es horrible y hay algunas cosas que son terroríficas. Su estado psicológico, lo que afronta, es David contra Goliat.

Alternas documental y ficción. ¿Quieres hacer documental de la ficción y viceversa?
Mi objetivo es contar historias. Cada historia es única y casi se forma sola. En la vida real, hay historias soberbias tal y como son y no tengo la necesidad de ficcionalizarlas porque son mejores así y opto por el documental. Las historias pueden ser híbridas como mi película anterior Le Challat de Tunis [+lee también:
tráiler
entrevista: Kaouther Ben Hania
ficha del filme
]
, una especie de falso documental. Y para Beauty and the Dogs, aunque la historia está inspirada en hechos reales, no quería hacer un documental de un acontecimiento pasado, así que opte por la ficción, aunque lo real, en este caso, me interesa enormemente.

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también