email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Jonathan Cenzual • Director

“Tenemos lugares alucinantes en España que no conocemos”

por 

- Se estrena en Gran Bretaña, un mes antes que en España, El pastor, tercera película del español Jonathan Cenzual, rodada en escenarios rurales de Salamanca y de vigoroso sentido crítico

Jonathan Cenzual • Director
(© Lorenzo Pascasio)

El pastor [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Jonathan Cenzual
ficha del filme
]
es el tercer largometraje de Jonathan Cenzual Burley, hijo de inglesa y español, instalado en un pueblo de Salamanca. Cocinero antes de reinventarse como cineasta, estrena, primero en Gran Bretaña (el 2 de junio, de la mano de Matchbox Films), luego en España (el 7 de julio, él mismo como productor), esta vibrante película, protagonizada por un personaje acosado, como los de las novelas de Miguel Delibes.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Qué tiene el campo salmantino, escenario de tus films, que tanto se fascina?
Jonathan Cenzual:
Me gusta porque es la nada, una belleza muy particular. Hay zonas charras de postal, como la sierra, con sus olivos, pero a mí lo que más me gusta de La Armuña son sus cielos: al no haber nada en el horizonte, todo es firmamento. Con sus colores cambiantes: verde, luego marrón y se vuelve rojo. La luz es muy versátil, dependiendo de la hora, pasando de bucólica y cálida a opresora y claustrofóbica. Esa inmensidad puede hacerte sentir abrazado o completamente solo: eso sólo pasa ahí y en la Patagonia Argentina. Tenemos lugares alucinantes en España que no conocemos. Y al no haber nada, es también como un escenario de teatro: toda la acción está ahí y no puedes escapar de ella, como le pasa al personaje central de El pastor, que no se puede esconder en ningún sitio.

Se ha definido la película como un western rural…
Empleé esa terminología cuando hice la campaña de crowdfunding, pero cuando rodaba no pensaba en hacer un western: es más fácil que te apoye un productor si dices cómo va a ser el resultado. El género vino después de la película.

Como se ve en tu película, el dinero se ha convertido en el gran monstruo de nuestro tiempo.
El dinero es poder: es la ley del más fuerte. Ahora la fuerza viene del dinero, es fuente de todo el poder. El pastor es fuerte de una manera muy arcaica, mientras sus enemigos creen que tienen la fuerza del dinero, por eso piensan que le pueden pisar. El film es una crítica al abuso de poder. Al protagonista le consideran un retrasado mental porque no quiere objetos: pero él tiene una libertad que no disfruta casi nadie, porque no siente la necesidad de tener cosas. La gente cree que necesita lo que la publicidad le dice, y el pastor está por encima de todo eso: ha logrado un nivel de felicidad que querría el 90% de los seres humanos, porque la mayoría de la gente no está feliz con lo que le ha tocado. Eso está bien porque trabajarás para conseguir otra cosa, pero el problema viene cuando en ese afán no te importa pisar a otra persona.

Todo se puede comprar, según muchos...
Sí, pero este pastor no trabaja con la misma moneda, y ahí viene el choque, porque sus enemigos creen que lo pueden comprar con dinero y como a él no le interesa el cheque que ellos le ofrecen, les rompe los esquemas. No les entra en la cabeza que alguien no quiera el dinero y buscan la manera de lograr su objetivo: abusando de él, primero de una manera despectiva, y luego acosándole, simplemente porque él no les sigue la corriente. La avaricia les lleva finalmente a ignorar cualquier concepto moral.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también