email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Václav Kadrnka • Director

"Actúo por instinto"

por 

- KARLOVY VARY 2017: Aprovechando el estreno mundial de Little Crusader en Karlovy Vary, Cineuropa entrevista al director checo Václav Kdrnka para saberlo todo sobre su última obra

Václav Kadrnka  • Director

El director checo Václav Kadrnka estudió teatro en el Reino Unido antes de volver a la República Checa para estudiar en FAMU. Rodó varias cintas de estudiante, que viajaron por el circuito de festivales, y terminó en 2011 su aclamado debut en el largo, el film independiente Eighty Letters. Kadrnka acaba de presentar su segundo largo, Little Crusader [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Václav Kadrnka
ficha del filme
]
, una road movie medieval, en el Festival Internacional de Cine de Karlovy Vary, donde nos hemos reunido con él para hablar sobre el proceso de adaptar un poema, el mito de la Cruzada de los Niños y la relación entre sus dos películas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: El protagonista de Little Crusader es, a diferencia de en Eighty Letters, un padre, que interpreta Karel Roden. ¿Por qué hiciste la película desde la perspectiva de este personaje?
Václav Kadrnka: La perspectiva del padre viene sugerida por el poema Svojanovský křižáček, de Jaroslav Vrchlický, en el que nosotros —los guionistas Jiří Soukup y Vojtěch Mašek y yo— hemos basado la película. Marcela Pittermannová editó el guion. La historia comienza con el niño, Jeník, que no tarda en desaparecer de la narración, y entonces la perspectiva principal se centra en su padre.  A mí esto me pareció apropiado para la narración del film, tal y como yo la percibía. Yo actúo por instinto. Al principio no me di cuenta de la fuerte relación temática con Eighty Letters. Solo te das cuenta de esas cosas en retrospectiva. Yo no analizo de antemano, no hago especulaciones.

A diferencia de tu debut, Little Crusader no está ambientada en el presente. Has dicho que la película no debería ser un testimonio de la Edad Media, sino simplemente usar esa época como fondo. ¿Qué es lo que te interesa de ese período?
Little Crusader no es una película naturalista. Creo que el naturalismo no aporta nada verdadero a una película; solo es un efecto cinematográfico más. El poema de Vrchlický es muy ingenuo, puro y abstracto en ciertos momentos. Su lenguaje está estilizado. Sabía que la Edad Media nos permitiría usar una estilización visual basada en la reducción, la sugestión y la serenidad. Las telas blancas son el principal elemento visual de la película.

La película se enmarca en el mito de la Cruzada de los Niños, un tema bastante específico. ¿Por qué te interesa ese mito?
Usamos el motivo de la Cruzada de los Niños como metáfora, del mismo modo que Vrchlický lo usa en su poema, solo de pasada. Me fascina la idea de que los niños liberarán la Tierra Santa sin armas, a través de una fe pura y fuerte —ese compromiso con la fe a pesar de todo el sufrimiento—. Los historiadores debaten la autenticidad de la Cruzada de los Niños; muchos creen que es un mito o un símbolo de un ideal infantil. Cuando estaba buscando exteriores en Bríndisi, Italia, buscaba algún rastro de este mito en los lugares a los que supuestamente llegó la Cruzada de los Niños. No estaba encontrando nada, hasta que llegué a una biblioteca donde descubrí que hay una iglesia en Bríndisi con una capilla medieval que muestra a un chico liderando la Cruzada de los Niños. Busqué esa imagen y la encontré. Es un mosaico en el suelo, bajo un cristal, y data realmente del siglo XIII. Cuando pregunté al sacerdote local sobre la Cruzada, negó que fuera real y dijo que el mosaico representaba una cosa completamente diferente. La Cruzada de los Niños ha permanecido envuelta en misterio, y debería ser percibida como símbolo de un ideal puro y hermoso. Así es como la hemos tratado en Little Crusader.

Adaptar un poema es una forma poco frecuente de cine. ¿Cómo difieren los métodos de los usados al adaptar una novela, por ejemplo?
El poema de Vrchlický es épico; sin embargo, tuvimos que ir más allá del lenguaje del poema para encontrar su aspecto cinematográfico, conservando al mismo tiempo su esencia. Además, normalmente intento narrar una película con el mínimo de diálogo posible, así que busco una manera de sustituir la palabra hablada con una imagen fílmica. Ayudó bastante el hecho de que el poema, hablando en términos generales, es una road movie.

Little Crusader es bastante diferente a tu debut, que es una cinta de cámara. ¿Cómo describirías la experiencia de rodar una road movie medieval en comparación al material autobiográfico que filmaste en Eighty Letters?
Las dos películas son parecidas en algunos aspectos, pero solo me di cuenta de eso al final. Little Crusader también es una cinta de cámara, y también es impulsada por la perspectiva subjetiva del personaje principal. Además, aborda el tema de la ausencia de un ser amado, al igual que Eighty Letters. La diferencia es que es más estilizada y más épica. Trabajé más en el motivo de los paisajes por los que deambula el padre. Creamos un concepto espacial previamente junto con el pintor Daniel Pitín, pensado para reflejar el estado interior del padre. Buscamos exteriores que se parecieran a esos bocetos. Al final, rodamos toda la película en el sur de Italia, en Apulia, por donde las cruzadas pasaron realmene durante la Edad Media.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy