email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Hafsteinn Gunnar Sigurðsson • Director

“No necesitamos más que alcanzar un compromiso”

por 

- VENECIA 2017: Cineuropa charló con el cineasta islandés Hafsteinn Gunnar Sigurðsson, que estrena en la sección Orizzonti de la Mostra su tercer largometraje, Under the Tree

Hafsteinn Gunnar Sigurðsson  • Director
(© La Biennale di Venezia - foto ASAC)

Tras su primer largometraje, Either Way [+lee también:
tráiler
entrevista: Hafstein Gunnar Sigurdsson
entrevista: Hilmar Gudjônsson - Shooti…
ficha de la película
]
, con el que cosechó tal éxito en festivales que acabó siendo objeto de un remake con Prince Avalanche, protagonizada por Paul Rudd y Emile Hirsch, Hafsteinn Gunnar Sigurðsson fue incluido por Variety en su lista de “Ten European Directors to Watch”. Ahora presenta su tercera película, Under the Tree [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Hafsteinn Gunnar Sigurðsson
ficha de la película
]
, en la sección Orizzonti de la Mostra de Venecia. Tras su estreno, el director reikiavikense charló con Cineuropa sobre disputas entre vecinos, sobre personajes despreciables y sobre por qué ahora más que nunca necesitamos alcanzar compromisos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: La gente suele decir que es importante respetar lo ordinario pero en Under the Tree usted muestra que todos estamos a un paso de caer en el caos más total.
Hafsteinn Gunnar Sigurðsson:
Lo que me llevó a interesarme por este material fue la idea de abordar las peleas entre vecinos. Si te fijas, suelen desatarse por asuntos pequeños que inmediatamente adquieren una dimensión desproporcionada. Los involucrados suelen ser gente “normal” y respetable, como tú o como yo o nuestros padres, y, sin embargo, pierden el control y la dignidad por completo. Me parece fascinante cómo situaciones así pueden llevar a que gente de lo más ordinario se comporte con semejante locura.

¿Por qué cree que la gente actúa de manera tan absurda? En su película, un vecino no hace más que pedir a otro que pode su árbol por la sombra que proyecta sobre su propiedad.
La gente es muy sensible con las cosas relacionadas con sus hogares. Es su territorio. “Nadie me va a decir lo que puedo y no puedo hacer en mi casa”. Esa es la idea latente. Si alguien quiere tener un árbol en su jardín, está bien, o, por lo menos, así es como lo ve; así que cuando esos límites no se respetan, es fácil perder el control.

Under the Tree no se basa en un caso específico; en Islandia esas disputas son, de hecho, bastante frecuentes. Si resulta que tienes un árbol en tu jardín, está claro que no quieres perderlo. Sin embargo, también es verdad que no tenemos mucho sol allí [ríe]. Es un dilema difícil de resolver por vía diplomática. La historia puede leerse fácilmente como una situación en la que están involucrados dos países distintos o dos grupos étnicos diferentes. Fíjate: la guerra es a menudo una disputa entre vecinos, aunque a escala mayor, mucho mayor.

El uso que hace del sonido y de la música es muy perturbador.
Mi intención era hacer de este guion un thriller, lo que resultó ser bastante complicado porque tienes razón, muestro la vida de cada día en un vecindario pacífico como entorno. Quería que la banda sonora fuera algo más; no quería que se limitara a acompañar la imagen. Hablamos mucho sobre eso con el compositor, Daniel Bjarnason. Quería ser más grandilocuente y usar la música para preparar al público emocionalmente para el final, que no creo que salga como esperan. 

¿Fue siempre su propósito hablar de personajes que no resultan simpáticos? Aquí todo el mundo está roto por dentro, de uno u otro modo.
Me sigo interesando por ellos, siento empatía por ellos, pero sí, es verdad que lo que hacen no suele suscitar nuestro aprecio. Es interesante cuando no estás de acuerdo con los personajes o con lo que hacen. A menudo toman decisiones equivocadas pero también es cierto que puedo llegar a entenderlos porque ¿quién lleva razón en la película: el que quiere que el vecino corte el árbol o el que quiere salvarlo? Todo depende de con quién hables. Todo se reduce a que todos tenemos defectos y supongo que simplemente tenemos que vivir con ellos y aceptarlos, aunque mis personajes lo llevan demasiado lejos. Vivir en una sociedad o en una comunidad de cualquier tipo se basa en nuestra habilidad para adquirir compromisos. Si no, sí, podemos acabar cometiendo verdaderas locuras.

¿Cree que es todavía posible alcanzar un compromiso? Incluso desde un punto de vista político, no estamos exactamente preparados para acoger a cualquier otro ser humano en nuestras vidas.
Ese es uno de nuestros mayores problemas porque ¿dónde llegas desde ahí? Quizá el mensaje de la película es que simplemente necesitamos alcanzar un compromiso. Necesitamos ser considerados porque esa permanente falta de entendimiento y comunicación demuestra ser cada vez más problemática. El problema con esta familia en particular es que todos ellos experimentaron una tragedia enorme de la que, simple y llanamente, no pueden hablar. La gente prefiere mantener distancias, sigue barriéndolo todo bajo la alfombra hasta que ya no puede más. Ahí es cuando las cosas explotan.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy