email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Daniel Sandu • Director de One Step Behind the Seraphim

"Nos las apañamos como podemos. Respiramos por aerosoles y sacamos cine de la manga"

por 

- El cineasta Daniel Sandu explica a Cineuropa las peculiaridades de su primer largometraje, One Step Behind the Seraphim

Daniel Sandu  • Director de One Step Behind the Seraphim
(© Cornel Lazia)

Uno de los directores jóvenes más prometedores del cine rumano, Daniel Sandu, invita al público de su país con su primer largometraje, One Step Behind the Seraphim [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Daniel Sandu
ficha del filme
]
, a un espacio poco familiar y casi misterioso: un seminario de teología ortodoxa, donde chicos adolescentes estudian para convertirse en sacerdotes. Esto es lo que el cineasta tiene que decir sobre la multitud de retos que laten tras su obra.

Cineuropa: Tal vez la primera pregunta que suscita su película es hasta qué punto se trata de una ficción.
Daniel Sandu: Más del 80% es real y el 20% restante es ficción. Para poder condensar cinco años de mi vida en un guion de dos horas y media, tenía que alterar ligeramente el orden cronológico de algunos acontecimientos: algunos personajes son fruto de la unión de dos personas reales y cambié los nombres de los implicados. El nombre del personaje principal, Gabriel, es, en realidad, mi segundo nombre de pila.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Le costó elegir los momentos de importancia?
El universo reflejado en la película es más que generoso. El mayor reto al que me enfrentaba era ignorar mi percepción subjetiva de los acontecimientos y administrarlos con objetividad. De otro modo, las cosas que fueron importantes para mí podrían no tener ningún interés para el público. Después tuve que seleccionar los temas que valía la pena usar y los que íbamos a desechar. El guion fue lo que yo llamo un “guion vivo”, ya que cada vez que tomaba una dirección en la historia, otra aparecía y ocupaba el espacio que acabábamos de vaciar. Seguí trabajando en el guion incluso cuando el metraje estaba en la sala de montaje, mucho tiempo después de haber rodado.

¿Cree usted que su película provocará un debate sobre la corrupción en la Iglesia Ortodoxa de Rumanía?
No creo realmente en los debates. Me parece que cuando unas personas debates otras simplemente actúan. Mientras la mayoría de rumanos sigan mirando a la iglesia para buscar tranquilidad espiritual, mientras siga siendo la institución que más confianza inspira en el país, mientras siga aumentando el patrimonio que tiene bajo control, las cosas no van a cambiar y la iglesia seguirá promoviendo iniciativas como la enmienda a la constitución de Rumanía, que es un estado laico. La Iglesia Ortodoxa planea a largo plazo, a un plazo mucho más largo del que abarca una vida humana, y le interesa muy poco la situación de los mortales que ahora viven y colean. A pesar de todo ello, mi película no pretende señalar a la Iglesia; simplemente ofrece un “viaje” a través de la línea de poder que genera sus futuros pastores.

Como cineasta debutante, ¿cuál es el principal problema de la industria cinematográfica rumana?
Me parece una vergüenza que Bucarest no tenga ni siquiera un cine de arte y ensayo en el que poder ver películas con una calidad técnica excelente. No tiene ninguno. ¿Y qué más puedo decir sobre las ayudas financieras después de todo lo que han dicho las figuras más destacadas del cine rumano? Nos las apañamos como podemos. Respiramos por aerosoles y sacamos cine de la manga. 

Ya está trabajando en un nuevo largometraje, The Father Who Moved Mountains. ¿De qué trata esta vez?
Estamos en fase de casting y será más difícil de rodar que One Step, primero porque la acción transcurre en las montañas, en medio de ventiscas y tormentas de nieve, y segundo porque usaremos un guion de rodaje completamente distinto de todo lo que he hecho hasta ahora. Al fin y al cabo, nuestro propósito es subir los estándares del espectáculo visual en el cine rumano.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también