email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SAN SEBASTIÁN 2017 Competición

Constantin Popescu • Director

"No estaría mal que las autoridades apoyaran más a los cineastas"

por 

- SAN SEBASTIÁN 2017: Entrevistamos al rumano Constantin Popescu, cuyo tercer largo, Pororoca, compite en la selección oficial de la muestra vasca

Constantin Popescu  • Director
(© Montse Castillo / Festival de San Sebastián)

Tras realizar Portrait of the Fighter as a Young Man [+lee también:
crítica
ficha del filme
]
, un film de época sobre soldados de la resistencia que se enfrentan al régimen comunista, y el drama familiar Principles of Life [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Constantin Popescu
ficha del filme
]
, el director rumano Constantin Popescu está de vuelta con un atípico thriller psicológico rumano, Pororoca [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Constantin Popescu
ficha del filme
]
. Hemos hablado con él sobre la película, que se proyecta en competición en el 65º Festival de San Sebastián.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Pororoca es una cinta novedosa en el marco del cine rumano. ¿Cómo se te ocurrió esta película? ¿Cómo evolucionó tu concepción inicial durante la escritura del guion?
Constantin Popescu: El contexto es bastante personal, prefiero no hablar de ello. La película se me ocurrió en 2008, y un año después, le hablé a alguien de ella por primera vez. En 2010, empecé a documentar la historia, y en 2014, escribí el guion. Terminé el primer borrador en enero de 2015. Documentar y determinar el itinerario exacto de los dos protagonistas me tomó más tiempo que escribir el guion.

Bogdan Dumitrache e Iulia Lumânare brindan dos de las mejores interpretaciones del cine rumano reciente. Háblanos sobre cómo fue trabajar con ellos.
Te agradezco tus amables palabras. Yo les conocía a los dos, y escribí los personajes pensando en ellos. Tienen personalidades muy fuertes, y comprenden perfectamente los métodos y la ética de la profesión del actor, así que se respetaron y ayudaron el uno al otro, lo cual se nota en la película. Creo que entre todos hemos conseguido crear personajes bien hechos, gracias a mi labor escribiendo el guion y luego gracias a las conversaciones que tuvimos sobre ellos. El resultado me parece bastante potente.

Háblanos sobre esa secuencia de 18 minutos.
De hecho duraba 22 minutos, pero solo usé 18 en el montaje definitivo. Había más de 150 personas en el rodaje (el equipo, los extras, los niños y sus padres, los médicos y los guardas). Tardamos una semana en ensayar y filmar la secuencia. Yo estuve dos semanas en la localización con el productor y director de fotografía Liviu Mărghidan para coreografiar cada movimiento. Fue una pesadilla logística, porque no conseguimos la aprobación del ayuntamiento para cerrar el acceso a esa zona del parque.

Por otro lado, trabajar con niños es muy impredecible. Además, hacía mucho calor esos días, las temperaturas eran de 38 o 39 ºC. El equipo de grabación de sonido dejó de funcionar más de una vez por el exceso de calor. Rodamos 21 tomas en tres días porque solo podíamos trabajar cuatro horas al día, el máximo de horas que un niño puede trabajar en un rodaje. Fue la escena más difícil de toda mi carrera.

¿Cuál es, en tu opinión, el problema más urgente del sector cinematográfico rumano?
Después de hacer Pororoca, tengo que decir que conseguir una licencia para rodar no debería ser tan agotador. No estaría mal que las autoridades apoyaran más a los cineastas. Todos se alegran cuando las películas rumanas tienen una buena acogida internacional, pero nadie está dispuesto a ayudar cuando un cineasta quiere filmar en un espacio público. Para eso se necesitan permisos especiales, y últimamente se ha convertido en una labor complicada e incluso humillante, como si las películas se hicieran para las clases privilegiadas y no para todo el mundo. Otro asunto que está a cargo de las autoridades y que sigue siendo un problema es la falta de cines.

¿Estás desarrollando un nuevo largo?
Sí. Es una película con una protagonista femenina; es un proyecto pionero en Rumanía. Desde el punto de vista audiovisual, será algo realmente excepcional.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también