email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Jan Cvitkovič • Director

"The Basics of Killing es un aviso"

por 

- El director esloveno Jan Cvitkovič cuenta a Cineuropa por qué y cómo hizo su última película The Basics of Killing

Jan Cvitkovič • Director

Cineuropa: ¿De dónde tomó la idea y la inspiración para hacer The Basics of Killing [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Jan Cvitkovič
ficha de la película
]
?
Jan Cvitkovič
: Hace un par de años, trabajé con niños de familias que habían caído en la miseria en una ONG que se ocupaba de llevarlos de vacaciones veraniegas a Kranjska Gora. Fui allí a hacer cortometrajes con ellos. Al año siguiente, mandé a mi hijo Taras y a mi hija Mala. Me fascinaba lo imposible que resultaba distinguir el entorno del que procedían porque habían aprendido a ocultarlo perfectamente. Más tarde, descubrí que algunos de ellos vivían en terribles circunstancias y habían vivido cosas que jamás olvidarían: destrucción de relaciones, colapso completo de la familia, humillaciones, niños arrebatados a padres incapaces de salir de situaciones económicas difíciles y hasta suicidios de los progenitores. Cuando me invitaron a trabajar con los críos, yo mismo atravesaba una situación financiera bastante complicada. A veces me costaba dar de comer a mi familia. Esto me unió poderosamente a estos niños. En conclusión, la inspiración de The Basics of Killing es profundamente personal.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Cómo trabajó en el casting de los actores y cómo trabajó con los que eligió?
Conocí a Primož Vrhovec en Belgrado. Fuimos a tomar una cerveza y supe inmediatamente que interpretaría a Marko. A Dunja la encarna mi pareja, Irena Kovačević. Cuando leyó el guion, empezó a llorar y me dijo: "Jan, me apetece mucho interpretar a Dunja y puedo hacerlo. No te defraudaré". Confié en ella y acabó ganando el premio a la mejor actriz en el festival de cine de Montreal. A Ula Gulič, que hace de Mala, la conocí en el patio de niños, adonde fui con mi hija Mala. Conectamos inmediatamente. Sabía que podría ser todo un personaje. Cuando actúa, tiene algo profundo y extrañamente arrebatado, casi demoníaco. Para el personaje de Taras hicimos pruebas. Cientos de críos de toda Eslovenia vinieron a los ensayos. Cuando ya había perdido casi toda esperanza, apareció este chaval, Miha Košec, que me encantó inmediatamente. Como el guion pedía que el niño supiera judo, le pregunté si sabía lo que era el judo. Me dijo que era subcampeón de su categoría en Eslovenia. Ya estaba. Desde que hago cine, trabajo con los actores con la ayuda de Nataša Burger, una actriz eslovena que vive en Praga. Hemos desarrollado un concepto especial en torno a los preparativos preliminares que nada tienen que ver con el guion sino con el contacto físico, los contactos íntimos y psicológicos, la apertura de sí a los demás y, por último, la creación de un todo que, en el rodaje, desemboca en lo que será la película.

El cine esloveno trata cada vez más en años recientes con el contexto social. ¿Su impulso de hablar de ello viene de su preocupación por la sociedad en que vive o es más íntimo?
En los últimos años, muchas familias eslovenas han sufrido la miseria, la vergüenza y el empobrecimiento. Todavía me solivianto cuando pienso en la ley que se aprobó en 2012. El gobierno ahora está trabajando para arreglarla. Estipula que una familia en la que ambos progenitores pierden sus respectivos trabajos no tiene derecho a ningún tipo de ayuda ni económica ni alimentaria, si sus salarios han sido más o menos aceptables en los últimos dos años. Muchas familias de clase media han acabado destrozadas por esta ley. No obstante, el verdadero impulso para hacer esta película fue profundamente personal. Cuando investigaba sobre varios casos de estas familias, en un determinado momento me di cuenta del tipo de tragedias personales a que esto ha dado lugar, cómo sufrieron los niños y escondieron su dolor, y no podía soportarlo. Decidí hacer un homenaje apropiado y dignificante a estas personas, en especial a los niños, que a menudo en situaciones así deben soportar la carga de sus padres, y luchan cueste lo que cueste. Al mismo tiempo, The Basics of Killing es un aviso de que lo mismo puede ocurrirle a cualquiera.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy