email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Guérin Van de Vorst • Director

“Hay algo en Ben que no encaja”

por 

- Entrevistamos al director belga Guérin Van de Vorst que estrena en Bélgica su primer largometraje, La Part sauvage

Guérin Van de Vorst • Director

Guérin Van de Vorst, autor de numerosos documentales y cortos como Osez la Macédonie, presenta su primer largometraje, La Part sauvage [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Guérin Van de Vorst
ficha del filme
]
, un relato delicado y contundente sobre la vida de Ben (Vincent Rottiers), un expresidiario de carácter frágil, que vive en un ambiente marginal e intenta sentar la cabeza cuando descubre que tiene un hijo.

Cineuropa: ¿Cómo surgió la idea de La Part sauvage?
Guérin Van de Vorst: De una anécdota que me contó un amigo, durante varios años no supo nada de su padre y un día, de repente, fue a buscarle al colegio; vivieron juntos varias experiencias un poco transgresoras, lo que le dejó un recuerdo ambiguo, por un lado, la felicidad de reencontrar a su padre, pero por otro, la sensación de vivir experiencias que no eran acordes con su edad. Empecé entonces a imaginar cuál podría haber sido la vida de aquel hombre durante esos años de ausencia y fue así como creé a Ben, un personaje que crece en los barrios más conflictivos de Bruselas, delinque desde la adolescencia, tiene un hijo del que no se hace cargo y acaba en la cárcel.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿La película trata de un hombre que tiene que hacerse cargo de su hijo de repente?
Tenía la necesidad de contar esta historia de una paternidad frágil por la que Ben tiene que luchar día tras día. El reencuentro con la madre resulta más difícil de lo que esperaba. Además, frecuenta malas compañías que hacen que su vida se tuerza.

¿Se habla en la película de marginalidad y de reinserción?
La historia refleja la vida de un hombre que, a tientas, busca su lugar en el mundo. La marginalidad es una constante en todas mis películas, creo que expresa fielmente las carencias de la sociedad. 

¿Cómo se debe hablar del radicalismo?
Me pareció coherente mostrar a Ben, por su carácter frágil, como una presa fácil para el extremismo. Un grupo yihadista lo acoge como si fuese parte de la familia, algo que él no es capaz de formar con su propio hijo. Esto consigue satisfacer sus carencias afectivas, dar sentido a su vida y acabar con el caos que hay en ella. De repente, hay una rutina que seguir, está atrapado. Su amigo Anouar le intenta ayudar, pero ya es tarde, él tiene sus propios problemas y una familia de la que hacerse cargo. Ben no puede apoyarse en él, pero tampoco puede seguir formando parte del grupo de Mustapha.

¿Has querido también mostrar una imagen diferente de Bruselas?
El río, además de ser muy fotogénico, es una frontera que separa Molenbeek del centro de la ciudad. Es un escenario lleno de significado. De hecho, es ahí donde yo vivo. Creo que Bruselas no se muestra suficientemente en el cine, sobre todo este barrio. Pero no se trata de exotismo.

¿Cuál es la “parte salvaje” (La Part sauvage)?
La parte salvaje es lo que hace que Ben no encuentre su sitio, no está ni donde la sociedad dicta, ni donde él mismo quisiera estar; hay algo que no le encaja. Es lo que le lleva a no ajustarse a las reglas sociales ni a encontrar su lugar en el mundo.

(Traducción del francés por Pedro Andueza González)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también