email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Daniel Calparsoro • Director

“Mi película aborda la incomunicación”

por 

- Daniel Calparsoro estrena su nuevo thriller, El aviso, adaptación de la novela homónima de Paul Pen, protagonizada por Raúl Arévalo, donde mezcla lo emocional con lo sobrenatural

Daniel Calparsoro  • Director
(© Juan Carlos Fernandez Lopez)

Daniel Calparsoro (Barcelona, 1968) repite con Morena Films, productora de su anterior film, Cien años de perdón [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Daniel Calparsoro
ficha del filme
]
: allí también tenía un papel Raúl Arévalo, protagonista de El aviso [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Daniel Calparsoro
ficha del filme
]
 junto a Aura Garrido, Belén Cuesta, Antonio Dechent y el pequeño Hugo Arbues

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Se puede definir El aviso como un puzle?
Daniel Calparsoro: Sí, totalmente. Ése fue el reto y lo que más me atrajo del proyecto: la idea de desentrañar un enigma que transcurre en dos tiempos, con personajes que están íntimamente relacionados, pero que no se conocen y que uno de ellos está intentando salvar al otro. El guion me pareció un artefacto, en el mejor sentido de la palabra: además, servía para transmitir una historia de personajes, porque, disfrazada de thriller y de película de intriga, al final es una historia sobre relaciones y sobre la dificultad que tienen ambos protagonistas –tanto Raúl Arévalo como el niño protagonista- de comunicarse con su entorno, pues el film trata sobre la incomunicación. 

¿Cómo has planificado la realización en una narración que salta continuamente en el tiempo?
Con el asunto de los dos universos, estábamos preocupados para lograr una estructura narrativa donde el espectador no se perdiese y, por el contrario, reconociese perfectamente en qué momento temporal estaba: ése era uno de sus desafíos más grandes, pues en guion había mucho letrero que te iba situando temporalmente en un año u otro, pero pensé que eso no funcionaba bien, así que había que distinguir fotográficamente cuando saltas de un momento a otro, pero que no tengas la sensación de que son dos películas distintas: también había que lograr que el tono fuera unitario, porque es una historia única. Todo ello lo hemos conseguido gracias a la interpretación de los actores: reales y sin artificio. 

El Madrid que retratas -con esas cuatro torres, la fotografía y la decoración- también ayuda a esa diferenciación…
La fotografía en la parte del niño es más contemporánea y sin saturación de color, y con la de Raúl tiene más colorido, transmitiendo también la sensación de los personajes: el de Jon es un mundo más intenso y el del niño es más frío. Luego están todos esos flash-backs, porque es una historia que nace sobre un evento del pasado. De manera muy lejana, me recordaba a Chris Marker, a La Jetée, que luego hizo su propia versión Terry Gilliam con Doce monos: la novela y el guion se inspiraban en ellos, siendo muy distintos. Creo que la película entretiene y te tiene sujeto a la butaca todo el metraje, con un final que provoca subidón y sorpresa. Las cuatro torres del Paseo de la Castellana, también aparecen, son un guiño, además de una guía temporal. Es una película para amantes de thrillers entretenidos y de las películas de intriga.

También en El aviso abordas temas peliagudos como el acoso escolar, pero desde el entretenimiento.
Sí, los personajes tocan temas de interés y candentes: no es ésta una película sobre el bullying y cómo se tienen que enfrentar un crío y su madre a esa situación. Eso está incorporado, efectivamente, dentro de una película de entretenimiento. Para que el film tenga alma, eso nace de los propios personajes, que van generando ese entorno: ellos tienen que ser reales. También es la historia de dos incomunicados. De ahí que tenga un componente emocional muy potente y llegue al público: ha habido gente que ha salido muy emocionada tras verla, pues conectaba más con la historia emocional que con la parte de thriller.

Ahí también está la parte romántica, que apela a la pérdida, y la educacional, que apela al valor.
Cuando te enfrentas a un thriller, lo haces a un género que el público conoce muy bien, por lo que tiene que funcionar el mecanismo de guion y de realización de esa intriga, pero todo ello se tiene que sustentar sobre los personajes: eso hace que la película esté viva y sea orgánica, si no sería fría y nada más; por eso hemos potenciado esa parte romántica y de valentía. 

Te hemos abordado en un descanso del rodaje de la teleserie El futbol no es así…
Es una serie para DirectTV y Mediapro, basada en la novela de Javier Tebas, una historia sobre la corrupción: ocho episodios de 45 minutos que se estrenarán después del mundial de fútbol. Estoy cómodo también en la tele, me encanta, pues es un medio súper interesante, con un mensaje más directo, sin sugerir tanto. Los rodajes son más duros, pues los tiempos están más ajustados. Es un thriller también y vamos a tope, con montaje paralelo. En el casting están Roberto Enríquez, Pedro Casablanc, Patricia Vico, Marian Álvarez, Toni Sevilla, José Ángel Egido y Andrés Gertrúdix.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también