email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

LOCARNO 2018 Piazza Grande

Bruno Dumont • Director

“No quiero perder a mi público pero tampoco quiero hacer cosas convencionales”

por 

- LOCARNO 2018: Hablamos con Bruno Dumont, uno de los cineastas franceses más importantes y activos, sobre su nueva serie y sus próximos proyectos

Bruno Dumont  • Director
(© Locarno Film Festival/Samuel Golay)

Probablemente, Bruno Dumont se encuentra en mitad de su periodo más activo. Su El pequeño Quinquin [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
 ha crecido y la segunda temporada de la exitosa serie de TV, Coincoin et les Z'Inhumains [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, acaba de estrenarse en el Festival de Cine de Locarno. También su Jeannette, la infancia de Juana de Arco [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Bruno Dumont
ficha del filme
]
, la primera entrega de sus películas sobre Juana de Arco, tendrá una secuela, Jeanne. Además, acaba de recibir el Leopardo de Honor en Locarno. Hemos hablado de todos estos temas con uno de los cineastas franceses más importantes y activos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: En El pequeño Quinquin, la maldad acechaba al pueblo. Ahora, en Coincoin, tenemos un ataque extraterrestre. ¿Por qué necesitabas expandir tanto el alcance?
Bruno Dumont: Me gusta la energía de la película. He intentado mantener el misterio y el aspecto cómico, y añadir algo fuera de lo común que venga del espacio exterior añade un toque picante al resultado final.

También hay un componente político, con referencias a la Agrupación Nacional, la crisis migratoria y los escándalos sexuales de la iglesia. ¿Es una opinión sobre lo que está ocurriendo actualmente en Francia?
Me interesa el mecanismo de la cinematografía, no la política. Pero para que la maquinaria funcione, necesitas aceite. Y la política es eso, un poco de aceite que hace que la maquinaria funcione bien. Cuando estaba escribiendo el guión, los temas de actualidad eran la identidad francesa, los migrantes en Calais y la revolución sexual. Como filósofo y cineasta, quería llegar a la raíz en lugar de rascar la superficie, y la política es bastante superficial.

Siempre se te ha considerado un autor con un público muy devoto. ¿Crees que esta serie ha permitido acercar tu trabajo a un público más amplio?
No pienso en eso. Siempre se espera que las comedias tengan más éxito que las tragedias pero no creo que sea una cuestión esencial. No me malinterpretes: claro que quiero ser aceptado por el público. Pero actualmente es más difícil llegar a todos, sobre todo a través del drama, por eso es preferible la comedia. Es más efectivo dirigir el mismo dilema moral en un tono cómico que trágico. Aunque ahora estoy preparando una secuela de Jeannette, y no será nada cómica, sino pura tragedia. Después, grabaré un drama psicológico o algo “normal” para variar, luego me aburriré y haré algo completamente diferente [risas].

¿Podrías contarnos algo sobre Jeanne?
Empezaremos a rodar pronto, y voy a cambiar los parámetros de Jeannette. Usaré el mismo acercamiento que he utilizado en la serie: será algo que parece igual pero que ha evolucionado con el tiempo. Es una historia conocida y, claro, todos saben cómo acaba, así que tendrá un enfoque diferente, como elegir un cuadro e intentar rehacerlo. El tema es secundario, lo que me interesa es el aspecto fílmico de Juana de Arco. Elegir a una actriz de diez años para interpretar el papel de un personaje de 18 cambiará nuestra forma de ver la historia. Ya hay muchas películas sobre ella, pero ninguna donde quemen a una niña de diez años; y creo que eso cambiará tu punto de vista como espectador. Ya estamos haciendo algunas pruebas de vestuario: ver a una niña dentro de una armadura y con una espada en la mano crea un efecto interesante y es lo que intento cambiar. El significado de la expresión siempre será diferente. Quizás use canciones de Christophe, parece buena idea [risas]. Estos cambios o evoluciones son parecidos a los que se ven en Quinquin y Coincoin.

A veces, los premios a la trayectoria se conceden a directores menos activos. ¿Te sientes más ansioso ahora?
No, ¡es reconfortante! Siempre estás en la incertidumbre, preguntándote a ti mismo: “¿Lo habré hecho bien? ¿Habré conseguido algo?” Ahora puedo continuar mis rutas alternativas. No quiero perder a mi público, pero tampoco quiero hacer cosas convencionales. Cuando alguien me concede un premio, significa que puedo seguir adelante, que puedo continuar —o, al menos, es lo que yo pienso—. Pero también es importante para los cineastas más jóvenes que quieran seguir una trayectoria similar porque les confirma que el cine de autor es ampliamente respetado. Locarno da un mensaje excelente.

¿Este premio es una motivación?  
¡Nunca paro, siempre trabajo!

¿Habrá tercera temporada de Coincoin?
Puede ser pero será dentro de cinco años, no ahora. Los personajes y los actores tienen que envejecer un poco. Coincoin tendrá 25 y será interesante. Commandant se está haciendo mayor y quizás me interese su vida sexual. Puede ser una historia de amor, un viaje a Estados Unidos o una expedición a Marte.

¿Algo parecido a Las aventuras de Tintin?
[Risas] ¿Por qué no? Depende de la dinámica que surja en ese momento. Ahora no tengo esa energía cómica, estoy centrado en la tragedia.

(Traducción del inglés por Carolina Benítez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.