email print share on facebook share on twitter share on google+

VENECIA 2018 Orizzonti

Mikhaël Hers • Director

Amanda es una película sobre la pérdida de puntos de referencia”

por 

- VENECIA 2018: Nos reunimos con el guionista y director Mikhaël Hers para hablar de Amanda, la historia de una familia cuya relación cambia para siempre tras un ataque terrorista

Mikhaël Hers  • Director
(© La Biennale di Venezia - foto ASAC)

Proyectada en la sección Orizzonti del Festival de VeneciaAmanda [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Mikhaël Hers
ficha del filme
]
 es una cinta contemporánea acerca del trauma, tanto individual como colectivo, que gira en torno a la vida de una familia antes y después de un atentado terrorista. El director francés Mikhaël Hers nos cuenta por qué quería hacer una película sobre la esperanza en momentos de adversidad.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Amanda comienza como una película francesa clásica, al estilo de los años 70, presentando un historia ligera y un tanto frívola. ¿Se trata de una diversión banal?
Mikhaël Hers:
 Tienes razón, empieza retratando una vida ordinaria, por lo que parece muy ligera y trivial. Luego se convierte en un drama, y a medida que avanza se vuelve aún más dramática. Me parece que también se debe a que está rodada en 16mm, mientras que hoy en día estamos más acostumbrados al digital, y eso le confiere un carácter bastante definido. Creo que por eso recuerda a las películas clásicas.

¿La intención era convertir un ataque terrorista en un catalizador de cambio en las vidas de los protagonistas?
En realidad la película no trata sobre un atentado terrorista. El ataque tiene que ver con la violencia que vemos hoy en día, pero es una película sobre la pérdida de puntos de referencia, y los atentados forman parte de ello. Del mismo modo, la película trata de mostrar cómo es la vida después del ataque, centrándose en las consecuencias que tiene en la vida de las personas. Creo que trata más sobre la vida privada de los personajes, y los efectos que el atentado tiene en su día a día. Además, la película va más allá de la dimensión nacional, mostrando cómo la gente puede retomar el control del espacio público después de un ataque.

Uno de los momentos más llamativos de la película sucede cuando una mujer con burka sufre una agresión en público. David le explica a Amanda lo que está pasando, pero no tiene ninguna intención de intervenir así que pasa de largo. La escena parece tan real...
Gracias. Sé que la película es difícil porque habla de temas sociales y políticos, pero es mucho más que eso, porque también habla de las reacciones individuales. Son los matices como el que describes los que hacen que la película sea tan real.

A pesar de la dureza del tema, la película se mantiene bastante ligera. ¿Cómo logras mantener ese tono?
Normalmente mis películas tienen un tono más grave y trágico, pero en este caso no quería que la gente abandonase el cine  sintiéndose totalmente desolada. A pesar de la tragedia, quería rodar algo que se inclinase más hacia la luz.

¿Cómo fue el proceso de investigación para la película? Estamos acostumbrados a ver cómo la gente reacciona tras el atentado, pero normalmente no pensamos en toda la burocracia que hay detrás, así como las personas que se ven afectadas de forma indirecta.
Leí muchos artículos acerca de ataques terroristas, y también tuvimos reuniones con distintas organizaciones que prestan apoyo a las víctimas. También reuní mucha información sobre los trámites de adopción y los requisitos necesarios para convertirse en tutor de un menor. De todas formas, creo que la película habla acerca de la pérdida en un sentido más psicológico. Trata acerca del duelo y la ausencia, de temas existenciales, más que de los detalles específicos.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también