email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

TORONTO 2018 Special Presentations

Olivier Masset-Depasse • ​​Director

"Soy el tipo de director que intenta cada vez hacer una película de estilo diferente"

por 

- TORONTO 2018: El director belga Olivier Masset-Depasse ha vuelto a Toronto con su tercer largometraje, Duelles, y hemos hablado con él

Olivier Masset-Depasse  • ​​Director

El director belga Olivier Masset-Depasse vuelve a Toronto con su tercera película, Duelles [+lee también:
crítica
entrevista: Olivier Masset-Depasse
ficha del filme
]
, un thriller psicológico atmosférico y nostálgico con protagonistas femeninas situado en los años sesenta, que se basa en la novela Behind the Hatred de Barbara Abel. Hablamos con él de sus anteriores películas, del reto que supone trabajar con dos grandes actrices belgas y del poder del instinto maternal.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Se te conoce por desarrollar personajes femeninos fuertes. ¿Qué distingue a Duelles de tus anteriores películas?
Olivier Masset-Depasse: Soy el tipo de director que intenta cada vez hacer una película de estilo diferente, bien debido a la persecución del cambio o bien a mi espíritu inquieto, pero también porque sé que ya he hablado, todavía hablo y continuaré hablando sobre lo mismo: las relaciones familiares, las parejas y la relación padre-hijo. Duelles pertenece a este “tema constante”.

Todos mis largometrajes exploran la tensión en lugares cerrados. Los lugares cerrados son automáticamente simbólicos: introducen una dimensión “meta-psicológica” en el sentido de que todo lo que vemos en pantalla podría estar pasando igualmente en la mente (o mentes) de nuestros personajes. Así que nos situamos inmediatamente en una dimensión más psíquica. En todas mis anteriores películas he jugado con el tono sobre tono (plasmar un sujeto oscuro mediante una forma oscura). En Duelles quería experimentar con un contrapunto estético. Es por lo que revisé por completo mi manera de hacer películas: quería tratar este lugar cerrado de manera sensual y con perspectiva aérea, optando por tomas largas en movimiento y dirigiendo un poco más los movimientos de los actores. Esto exigía un enfoque de dirección polifacético: aproximarse a la psicología de los personajes al mismo tiempo que se introduce el glamour, con algo de sensibilidad y belleza. Por tanto, este lugar cerrado necesitaba amplitud y perspectiva. Debíamos ver el fin del “maravilloso mundo de los sesenta” y luego hundirnos en las tinieblas.

Encontramos una profunda inspiración nostálgica en Duelles, con algunas referencias claras. ¿Por qué decidiste seguir esta estética?
La novela de Barbara Abel tiene algo muy hitchcockiano. Tras una película y un telefilm con gran arraigo en la realidad social, necesitaba escaparme a otro tipo de cine, reinventarme en nuevos mundos. No quería una historia contemporánea que pudiera arrastrar a la película al pesimismo o la tecnología policial. Pretendía conseguir una historia oscura al estilo de Hitchcock, ambientada en la exuberante belleza de los sesenta, explotando ese contrapunto estético.

Sin embargo, no se trataba de hacer una película “al estilo de” y arriesgarse a caer en la imitación. Se trataba más de probar un ejercicio de estilo que recurriera a buenas referencias para poder estudiar cuál sería el resultado moderno, con una visión contemporánea, como pequeño cineasta belga. Seguía viendo películas de Douglas Sirk, Hitchcock y Lynch antes y durante la grabación de la película. Son directores que crean “deseo”, que no abruman con su genialidad, sino que “invitan” a “intentarlo”: mi equipo y yo lo hemos intentado…

¿Cómo ha sido trabajar con dos actrices belgas tan aclamadas?
La película trata del enfrentamiento entre dos mujeres, dos madres, dos mejores amigas. Alice es “desbordante” mentalmente, mientras que Céline tiene una fuerza de voluntad extrañamente fuerte. Así que necesitaba a dos actrices con una tremenda profundidad. Como director belga, estoy sumamente orgulloso de haber tenido la oportunidad de trabajar con dos de las mejores actrices de mi país: Veerle Baetens y Anne Coesens. Se dedicaron en cuerpo y alma a sus papeles y estoy encantado con el resultado.

¿Es más difícil adaptar una novela o lo encuentras más creativo?
¿Es más fácil adaptar una novela que escribir un guion original? Sí y no. Es cierto que no empiezas de cero cuando trabajas en una adaptación. Ya contábamos con un marco narrativo con unos personajes bien desarrollados. Pero adaptar algo correctamente se trata de trasladar con éxito una historia de un medio a otro. En otras palabras, debes ser capaz de “traicionar” al libro para que dé buen resultado. Y eso es complicado. Duelles era, usando la jerga, “una adaptación libre”, porque me tomé muchas libertades con respecto a la novela. Tuve que comprender la historia de Barbara Abel para poder hacerla mía. Debo agradecerle de nuevo a la autora la inteligencia con que entendió esto.

¿Crees que el instinto maternal puede ser el más aterrador de todos?
Para mí, el instinto maternal es como un “superpoder”. En mi última película, Illégal [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Olivier Masset-Depasse
ficha del filme
]
(que se centra en el valor de una madre, una inmigrante ilegal atrapada en un centro de detención belga que lucha con fiereza para encontrar a su hijo, que también es un “prisionero”, pero en el exterior), traté de explorar el lado positivo de este “superpoder”. En Duelles traté de explorar su lado oscuro.

(Traducción del inglés por Marina García Gómez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también