email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

EL CAIRO 2018

Bille August • Director de A Fortunate Man

"En el rodaje, quiero buen ambiente, el drama hay que reservarlo para la cámara"

por 

- Aprovechamos el Festival de El Cairo para hablar con Bille August sobre su experiencia como presidente del jurado internacional y sobre su último film, A Fortunate Man, que se proyecta en la muestra

Bille August  • Director de A Fortunate Man

El director de 70 años Bille August, ganador del Óscar y de la Palma de Oro en dos ocasiones, tiene a sus espaldas una trayectoria ilustre, y por ahora no parece que vaya a decaer. Invitado a encabezar el jurado internacional del 40º Festival Internacional de Cine de El Cairo (20-29 de noviembre), August también ha presentado en la muestra egipcia su última cinta de época, A Fortunate Man [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Bille August
ficha del filme
]
, que protagoniza Esben Smed. Aprovechamos para hablar con él sobre su participación en el jurado y su nuevo trabajo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Qué te están pareciendo las películas hasta ahora? ¿Hay alguna de las cintas en liza que tengas muchas ganas de ver?
Bille August: La calidad de las películas es bastante buena; a veces, en los festivales, te preguntas por qué han elegido algunas películas. Pero aquí, la selección de este año es buena. Ser parte de un jurado significa escuchar tu intuición y no tener prejuicios; solo hay que seguir lo que te dice el corazón. Lo genial de ser parte del jurado es ver tantas películas de diferentes países. Me recuerda por qué empecé a hacer cine.

También has venido a presentar A Fortunate Man. El joven intérprete principal, Esben Smed, tiene carisma, y parece ser el actor perfecto para su papel. ¿Cómo llegaste a eligirlo?
La mayor parte del tiempo, cuando haces una película, los productores, distribuidores y financieros quieren nombres famosos para poder vender la película. En A Fortunate Man, el productor solo me dijo, "Encuentra a los que sean mejores para los papeles; nos da igual a quién elijas, porque la historia es muy potente". Así que me puse a buscar actores. No sabía nada de Esben, ni de la protagonista femenina, Katrine Greis-Rosenthal, así que para mí eran unos desconocidos. Fue una experiencia fantástica trabajar con ellos, porque no habían hecho muchas películas y no eran excesivamente conscientes de sus interpretaciones. Son muy buenos actores, pero además tenían un carácter abierto e inocente en su forma de enfocar los personajes. Si hay algo que le guste a la cámara, es la inocencia. No puedes fingir la inocencia, o la tienes, o no. Gracias a su frescura y sus pocas experiencias, tanto Esben como Katrine conservan esa inocencia en la forma de interpretar, lo cual potencia sus interpretaciones.

Coescribiste el guion de esta cinta. ¿Sería justo decir que es un proyecto muy personal?
Sí, para mí era importante hacer esta película. Me gustaba la historia, pero además Per es un personaje muy moderno. Como está tan centrado en sí mismo, tan obsesionado, me recuerda a los jóvenes de la actual generación selfie, que solo pueden pensar en sí mismos y en autoafirmarse. Y lo que me gusta de esta historia es que Per puede ser egoísta, pero al final tiene que pagar un precio muy alto. Y sobre los jóvenes de hoy en día, que están todo el rato con sus iPhones, obsesionados con las redes sociales, me pregunto: ¿qué les acabará pasando a nivel psicológico?

¿Tienes otros proyectos a la vista? En general, ¿te gustan más las películas de época o las contemporáneas?
Sí que tengo proyectos en mente, el siguiente será en inglés y empezará a rodarse en primavera. Todavía no puedo decirte qué es, porque estamos empezando con el casting. En términos de si prefiero cine de época o contemporáneo, pues me es indiferente. Lo que sí me importa es la historia; lo que más me gusta son las historias que hablan sobre relaciones. No podría hacer una película de acción o algo así; siempre tiene que haber relaciones. Me han ofrecido toda clase de películas: policíacas, thrillers, de acción... Pero no son para mí.

Hace poco rodaste una película en China, The Chinese Widow. ¿Fue la formar de trabajar diferente con respecto a la de otras películas?
He trabajado en muchos países, y lo principal es tener un buen equipo, buenos actores y una buena historia. Creo que la gran diferencia es cuando trabajas con estrellas, que vienen con todo su séquito. Es otro planteamiento. Aparte de eso, para mí lo importante es siempre encontrar un equipo profesional, y que tenga buena actitud; no me gustan los egos grandes ni las prima donnas. Quiero a gente que esté ahí para hacer su trabajo y que se quede en segundo plano, que se centren en lo que están haciendo. Y en el rodaje, quiero buen ambiente, nada de dramas. El drama hay que reservarlo para la cámara. Cuando eliges a la gente correcta, lo pasas bien, da igual dónde estés.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también