email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BLACK NIGHTS 2018 Competición Óperas Primas

Henning Gronkowski • Director de Yung

"Las chicas siempre me han inspirado más que los chicos, por muchas razones"

por 

- Hablamos con el alemán Henning Gronkowski sobre las peculiaridades de su ópera prima, Yung, que habla de cuatro chicas en la escena de fiestas de Berlín

Henning Gronkowski  • Director de Yung
(© Christoph Neumann)

En su debut como director, Yung [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Henning Gronkowski
ficha del filme
]
, proyectado en la competición de primeros largometrajes del Festival Black Nights de Tallin, el alemán Henning Gronkowski reconstruye su pasado turbulento en Berlín sin incluir un personaje que le represente. La cinta muestra una vida impulsada por el alcohol y las drogas en casas privadas e innumerables fiestas. Aparecen pocos hombres, y las cuatro protagonistas no solo demuestran que saben montarse una buena fiesta, sino que además desvelan un mundo diferente e íntimo. Queríamos saber, entre otras cosas, por qué su película se centra en mujeres.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Estuviste bastante tiempo intentando conseguir financiación. Al final, te apoyaste principalmente en fondos privados, algo inusual en Europa.
Henning Gronkowski: Todo cambió cuando conocí al cineasta angelino Mike Ott en la Viennale 2016. Le enseñé el material que tenía, y se sumó como productor y me asesoró durante el rodaje. Antes de comenzar a rodar, le visité en Los Ángeles, donde me presentó al diseñador de sonido Jan Bezouska; sin apenas darme cuenta, Adam Ginsberg se unió al proyecto como director de fotografía. A diferencia de mí, Mike Ott tiene experiencia, sabe lo que hace, igual que mi productor alemán, Anatol Nitschke, un maestro de lo suyo que asumió un gran riesgo respaldando la cinta. No formo parte de la escena cinematográfica alemana, ni tampoco me involucro mucho en el proceso de hacer películas en sí. He trabajado como actor en películas de Klaus Lemke, pero él es un renegado que hace películas con un equipo compuesto de una sola persona que se ocupa del sonido y opera la cámara al mismo tiempo. También hace castings callejeros, y eso supone mucha improvisación.

Este es tu primer largo, pero no tu primera aproximación a la subcultura de Berlín.
En el pasado, he dirigido varios videoclips para artistas alemanes, tanto conocidos como independientes. Fue una buena experiencia, y en algunos de mis vídeos, sobre todo los que hice para el grupo 2raumwohnung, intenté abordar ciertos elementos que aparecen en Yung. En uno de ellos, sigo los pasos de dos chicas durante un fin de semana, mientras van corriendo de un rincón de Berlín a otro. Así descubrí también a una de las cuatro protagonistas principales de Yung, Emily Lau, dándole un papel en un videoclip. Me di cuenta de que ella tiene algo especial, es la nueva Christiane F. Fue lo suficientemente valiente como para representar sus experiencias, o las de sus amigas, en un largo.

¿Por qué retratar la escena de fiestas de Berlín desde la perspectiva de mujeres?
Yo me crié con mi madre, mi abuela, mis dos hermanas y todas sus amigas. A veces me sentaba en la mesa a comer con 20 mujeres. Siempre he estado rodeado de muchas chicas, así que sé bastante sobre ellas y sus problemas; y fue igual cuando descubrí la escena de fiestas. Las chicas siempre me han inspirado más que los chicos, por muchas razones. Dicho esto, originalmente había un papel masculino importante (interpretado por Tyrell Otoo), pero lo convertí en un personaje más pequeño y secundario. Aun así, ese papel no deja de ser importante, pues nadie espera que se convierta en un violador.

¿Cómo encontraste a los actores?
Alquilé una sala en Berlín y vinieron cientos de adolescentes. El reparto duró dos días, y encontramos a gente muy auténtica para las escenas de fiesta. Joy Grant me contactó después del casting; yo sabía que ella era especial desde el momento en que la conocí, y también me presentó a Abbie Dutton, que es una vieja amiga suya. Les saqué fotos y empecé a seguirlas mientras estaban de fista. Como estaba casado, y mi mujer tenía niños de un matrimonio anterior, confiaban en mí. Les expliqué que mi vida cambió a los 23 años, pero que yo solía hacer las mismas cosas que ellas hacían ahora. Les dije que quería volver a ese mundo para hacer una película. Además, desde el momento en que conocí a Janaina Liesenfeld, sentí de inmediato que era la persona adecuada para el papel, que, en cierto sentido, es el más audaz de todos. Las cuatro tuvieron la valentía de mostrar el mundo subterráneo de la fiesta berlinesa, dándome acceso a sus experiencias personales y las de sus amigos. Influyeron mucho sobre el guion.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también