email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

GÖTEBORG 2019

Miia Tervo • Directora de Aurora

"Creo que no hay mucha gente que sea normal"

por 

- Entrevistamos a la finlandesa Miia Tervo, directora de la cinta inaugural de Gotemburgo 2019, Aurora, una comedia romántica con toques negros

Miia Tervo  • Directora de Aurora

El iraní Darian (Amir Escandari) lucha por un futuro mejor para su hija, y ya no le quedan muchas opciones: o se casa con una finlandesa y solicita asilo, o se suicida. Entonces interviene Aurora (Mimosa Willamo, que aparece en Lake Bodom [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
), una manicurista en horas bajas que se enfrenta a un desahucio inminente. Aurora accede, con muchas dudas, a buscarle a Darian una esposa. Pero primero, se le tiene que bajar la borrachera. Esta es la historia del film de Miia Tervo Aurora [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Miia Tervo
ficha del filme
]
, que se proyecta en la apertura del Festival de Gotemburgo (25 de enero-4 de febrero), donde hemos hablado con la cineasta finlandesa para saber más sobre la película. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Cuando presentaste el proyecto hace algún tiempo en Finnish Film Affair, dijiste que algunos aspectos de la película se basaban en tus propias experiencias. ¿A qué te referías?
Miia Tervo: El panorama del alcoholismo en Finlandia es algo que conozco demasiado bien. Es la enfermedad de mi familia. Forma parte de nuestra cultura, pero también es algo que cambia tu manera de amar. El alcoholismo no solo afecta a una persona, sino a las 20 que la rodean. En el cine finlandés, siempre se habla de un hombre que bebe y que no tiene escapatoria: solo un abismo negro y la soledad. Pero sé que puedo hacer más que eso. Los alcohólicos pueden mejorarse y pueden vivir con ello; solo hay que esforzarse más.

Mi prima conoció a un chico, que también era refugiado, en el supermercado y se enamoró de él. Luego tuvieron hijos, y toda la familia hablaba sobre ello. Y la historia de un padre que, al no tener otras opciones, se plantea matarse para conseguir asilo para sus hijos, me la contó otra prima mía. Así que todo esto ya existía en el mundo, y luego acabó en mi película. 

¿Cómo desarrollaste el estilo único de Aurora? Con su melena rubia y uñas largas, parece una Donatella Versace de provincias.
Eso surgió del personaje. Quería que trabajara en un salón de uñas, que no tuviera mucho futuro en la vida. Ella es pobre y quiere ser rica, no puede aceptarse tal y como es. Se esconde detrás de una fachada de feminidad. Es algo instintivo... empiezas a escribir, y en un momento dado ves a la persona. Cuando Mimosa vino por primera vez a hacer tomas de prueba, mi director de fotografía dijo: "Nunca conseguirás que tenga el aspecto que quieres". Y yo le dije: "Ya verás". Él pensaba que necesitábamos una rubia natural de ojos azules. Pero en este caso, lo importante no era la apariencia real: este personaje se cambia a sí mismo, pues quiere escapar de la vida y del amor, ser otra persona. Un poco como Donatella Versace.

Las comedias románticas están llenas de reglas muy específicas, y tu película las sigue con bastante fidelidad: cumples todos los puntos, desde el "amigo rarito" hasta el matrimonio como eje de la trama. ¿Pretendías hacer este tipo de película, a pesar de que suelen ser objeto de burla por parte de los críticos?
¡Sí! Me habría gustado hacerla mejor [ríe]. Al principio, solo tenía la imagen de una chica extrovertida que se enamora; tanto Aurora como Darian son fracasados. Cuando empecé a rescribir la historia, decidí convertirla en una comedia romántica, simplemente porque me parecía una idea loca, es un género que no va conmigo para nada. Quería saber si era realmente tan difícil. En los años 30, las comedias románticas eran excelentes; piensa en Sucedió una noche, por ejemplo. Ahora, solo son basura superficial. Quería coger este género y hacer algo bueno. 

En esta cinta, no te importa nada ser políticamente incorrecta. Hay tantas frases y personajes que están al límite de lo aceptable... La escena en la que ellos se conocen termina con un chiste sobre violaciones.
Quería ser honesta por encima de todo. ¿Y sabes qué? Todos estamos fatal. En vez de estar siempre intentando determinar quién es el mayor fracasado, ¿por qué no dejamos de ser tan duros con los demás? En estos personajes hay algo de normalidad, pero, tal y como yo veo el mundo, no hay mucha gente que sea "normal". Quería que fueran libres: libres para ser gilipollas, feos, guapos, cariñosos o políticamente incorrectos. Simplemente para dejarlos ser. Es verdad que eso implica mucho. Lo peor de escribir intuitivamente es que a veces acabas en sitios donde no tendrías que estar. Pero en el cine, hay que aportar energía, no arrebatarla.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también