email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

RÓTERDAM 2019 Competición Tiger

Ena Sendijarević • Directora de Take Me Somewhere Nice

"Cuando nos damos cuenta de que podemos construir nuestra propia realidad, podemos convertirnos en cualquier persona"

por 

- Hablamos con la directora y guionista Ena Sendijarević sobre su primer largo, Take Me Somewhere Nice, que explora la dicotomía Oriente-Occidente

Ena Sendijarević  • Directora de Take Me Somewhere Nice

La directora y guionista emergente Ena Sendijarević aborda temas como la identidad, la migración y las relaciones actuales entre Oriente y Occidente con un enfoque refrescante, a través de un road trip iniciático, en su primer largo, Take Me Somewhere Nice [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Ena Sendijarević
ficha del filme
]
. Tras su prestreno mundial en la Competición Tiger del 48º Festival Internacional de Cine de Róterdam (23 de enero-3 de febrero), hablamos con Sendijarević sobre sus decisiones artísticas, cómo es ocupar un lugar intermedio entre identidades culturales y los fragmentos de su propia historia personal presentes en la película.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
LIM Internal

Cineuropa: ¿Por qué era importante para ti contar esta historia?
Ena Sendijarević: En Take Me Somewhere Nice, quería explorar temas como la identidad, la migración y las relaciones Oriente-Occidente de una forma fresca y original. Creo que, en un mundo cada vez más globalizado, hay más y más personas que se encuentran en un espacio intermedio entre culturas y entre países. En cuanto que cineasta holandesa con raíces bosnias, a veces me siento un poco esquizofrénica en lo que respecta a cuestiones de pertenencia y nacionalidad. Quería expresar este sentimiento a través del arte cinematográfico, celebrarlo, incluso. Mediante el juego con los retratos habituales y estereotipados de los migrantes, la feminidad y los Balcanes, ya sea negándolos o invirtiéndolos, quiero que el espectador tome conciencia de que la realidad se construye, y por tanto, puede cambiarse. Cuando nos damos cuenta de que podemos construir nuestra propia realidad, podemos convertirnos en cualquier persona que queramos ser.

¿No te da miedo que el público te identifique con Alma, la protagonista?
Take Me Somewhere Nice es una película muy personal, pero no es autobiográfica. Es una cinta ambientada en el aquí y ahora, sobre una nueva generación que crece en una época globalizada, la época de internet. Alma, su primo y su mejor amigo son adolescentes que no pueden imaginar el mundo sin teléfonos. Yo misma tuve una infancia y una entrada en la edad adulta completamente diferentes. A diferencia de Alma, yo no nací en los Países Bajos, sino en Bosnia. Mi relación con Bosnia es muy diferente a la suya. Estuve allí durante los primeros cinco años de mi vida, y mi familia tuvo que irse por la guerra. Alma no tiene este tipo de historia; para mí, es la típica chica de Europa Occidental, solo que tiene raíces en otro lugar, como muchas chicas de Europa Occidental. Quería explorar las relaciones actuales entre Oriente y Occidente a través de mis personajes. La película no es un testimonio de mis propias experiencias; es mucho más que eso, es una exploración de dinámicas de poder, tal y como las viven y las descubren los tres protagonistas.

¿Tiene tu identidad yugoslava más fuerza que la holandesa?
No creo que la cuestión pueda reducirse a dos identidades fijas que luchan entre sí; es más complejo. Eso es lo que quería mostrar y defender al hacer esta película.

¿Por qué decidiste abordar los traumas sociales del período de posguerra, y en particular, por qué hacerlo desde la perspectiva de una generación que nació después de que terminara esta época?
Me parecía muy importante centrarme en la generación posterior a la guerra, pues creo que una gran parte del cine bosnio sigue dedicado a ella. Esas historias son muy importantes, claro está, pero también dificultan que la nueva generación haga oír su voz. No digo que esté hablando por ellos en esta película; el tema principal es ocupar una posición intermedia entre culturas, no la identidad bosnia. Pero ojalá mi película les anime a tener iniciativa y contar sus propias historias. Por eso era para mí muy importante que el humor y la alienación formaran parte de la gramática de la película; quería ser honesta sobre la manipulación de la realidad que opero como cineasta, dejando claro que el punto de vista de la película es subjetivo. Espero que al retratar estos personajes como antihéroes graciosos y carismáticos, en vez de como víctimas tristes, pueda aportar una nueva energía que inspire a la gente a usar su imaginación para expresarse y capturar su propia forma de ver la realidad.

¿Has averiguado ya a qué lugar amable se refiere el título de la cinta?
Todavía no, pero no dejaré de buscarlo. Supongo que cuando estás enamorado, todos los sitios son amables. Pero desgraciadamente, yo no estoy enamorada.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también