email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

GOCRITIC! Trieste 2019

GoCritic! Entrevista: Miha Mazzini • Director de Erased

"Alguien tenía que hablar de este tema y, por supuesto, tenía que ser yo”

por 

- En el Festival de Trieste, GoCritic! se entrevistó con el cineasta esloveno Miha Mazzini para hablar sobre el delicado tema que aborda en su última película, Erased

GoCritic! Entrevista: Miha Mazzini  • Director de Erased
(© Borut Peterlin)

El aclamado autor esloveno Miha Mazzini, cuyos libros han sido best sellers tanto en la antigua Yugoslavia como en la actual Eslovenia, ha dirigido su primer largometraje, Erased [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: GoCritic! Entrevista: Miha…
ficha del filme
]
, basado en la novela que publicó en 2013. La película está protagonizada por Judita Franković Brdar y muestra las dificultades que tiene que afrontar una mujer que ha sido eliminada de todos los registros públicos tras la disolución de Yugoslavia; en otras palabras, no existe a ojos del Estado. Nos reunimos con Mazzini la mañana siguiente a la proyección de la película en la 30ª edición delFestival de Trieste para hablar de su película, basada en la historia real de aquellas personas que tuvieron la mala suerte de vivir de cerca esta exclusión.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

GoCritic!: Un año después de que Eslovenia declarase su independencia de Yugoslavia en 1991, unos 26.000 ciudadanos que no habían nacido en Eslovenia fueron eliminados del sistema y se quedaron sin estado legal. ¿Cómo te enteraste de esta situación y qué te llevó a explorarla en más profundidad?
Miha Mazzini: No llegó a mis oídos que el gobierno había eliminado a un sector entero de la población hasta que hubieron pasado tres o cuatro años. Me quedé de piedra. Me dije a mí mismo: “Seguro que todos los escritores y directores están hablando ahora de este asunto, así que no sirve de nada que me moleste siquiera en investigar lo sucedido”. Las ONG y los directores de documentales se dedicaban a contar historias de personas concretas, pero nadie había presentado ninguna obra de ficción. Después de un tiempo, pensé que alguien debía hacerlo y, por supuesto, ese alguien tenía que ser yo. ¿Por qué decidí hablar de este tema? Mi infancia estuvo llena de injusticias y a día de hoy aún me afecta.

Erased está basada en tu propia novela. ¿Cómo pasaste de escribir la novela a escribir el guion de la película?
En realidad, empecé a escribir el guion hace aproximadamente diez años. Hay un mágico obstáculo entre el guion y la película llamado dinero, y me di cuenta de que, para este tema en concreto, el panorama para conseguir financiación del Estado no era muy esperanzador. Cuando ya me había dado por vencido me refugié en escribir la novela, pero entonces se me empezaron a abrir algunas puertas, las suficientes para encontrar coproductores en Croacia y Serbia, y así reconstruí la historia por tercera vez para convertirla en un guion.

Nunca se ha hablado demasiado en público sobre este fenómeno, ni en Eslovenia ni en el resto de la región. ¿Ha conseguido tu novela suscitar algo de debate?
Soy bastante conocido en Eslovenia y siempre recibo muchas críticas, pero no recibí ninguna de este libro. Eché un vistazo a los porcentajes de ventas y de préstamos bibliotecarios y eran más altos que los de mis otros libros. Se trata de un tema que genera cierta incomodidad, y por eso la gente prefiere evitarlo, pero es un problema ineludible. Todo el mundo es consciente de él, pero lo convierten en una especie de tema tabú. Y es aún más interesante el hecho de que solo un abogado esloveno accediese a luchar por defender estos casos.

¿Intentaste ponerte en contacto con las personas excluidas para conseguir más material para construir a tus personajes?
Sí, pero nadie quería hablar de ello.

Todo lo contrario a la protagonista, que sale en la televisión nacional…
Así es, pero durante el rodaje tres o cuatro personas con las que había estado trabajando codo con codo se me acercaron de repente y me confesaron que ellos también habían sido excluidos por el sistema. Esperaba que después de eso me contaran su historia, pero no hubo ninguna historia, solo silencio.

Tu película ha dado voz a aquellos que no estaban dispuestos a alzarla. ¿Qué esperas de su estreno en cines eslovenos?
La película se estrena en Eslovenia en febrero y no sé qué ocurrirá. Cuando la sociedad te excluye, tiendes a buscar el motivo en ti mismo en lugar de en la propia sociedad. Hay un profundo sentimiento de vergüenza, y puede que por eso la gente no quiera hablar. Espero que tenga una buena acogida por parte de las personas que sobrevivieron a esta situación.

En 2004 se celebró un referéndum en Eslovenia por los derechos de las minorías en el que se rechazó la propuesta del gobierno de restablecer los derechos de las personas excluidas. ¿Por qué no incluiste esto en la película?
Es absurdo celebrar un referéndum sobre los derechos humanos; estaba claro que se iba a rechazar. Todo el mundo tenía miedo de volver a poner este tema sobre la mesa. De todos modos, mi película solo muestra unas semanas en la vida de esta mujer, de haber sido un período de 20 años habría sido una película completamente distinta, y no estoy seguro de que hubiese funcionado. Crecí con el cine de los setenta y quería construir un arco dramático continuo que fluyese como un río. Me gustan ese tipo de películas.

(Traducción por Inés Seller)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también