email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SUNDANCE 2019 Competición World Cinema Dramatic

May el-Toukhy • Directora de Queen of Hearts

“Resulta difícil definir lo que está bien y lo que está mal aquí”

por 

- Entrevistamos a May el-Toukhy, directora y coguionista de Queen of Hearts, premiada en los festivales de Göteborg y Sundance

May el-Toukhy  • Directora de Queen of Hearts
(© Sundance Institute)

Un día sorprendentemente soleado del Festival de Cine de Sundance, nos reunimos con May el-Toukhy para hablar de su nuevo drama Queen of Hearts [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: May el-Toukhy
ficha del filme
]
, una historia oscura pero llena de matices sobre mentiras y situaciones de abuso en el hogar.

Cineuropa: ¿Qué te inspiró para hacer esta película?
May el-Toukhy: Empecé a trabajar en este proyecto porque estaba muy interesada en cómo nacen los secretos familiares. Por aquel entonces, había perdido a alguien muy cercano a mí, y poco después muchos secretos salieron a la luz. Eso me hizo pensar en todos los secretos que se llevan las personas a la tumba, y que mueren con ellos si nadie más está al corriente. Así que básicamente quería explorar el origen de los secretos familiares. Luego, le comenté la idea a mi coguionista, Maren Louise Kaehne, y con el tiempo leímos unos cuantos artículos sobre profesoras que habían tenido sexo con alumnos. Hablamos de cómo la gente tiende a idealizar excesivamente las relaciones entre una mujer adulta y un chico joven, a diferencia de aquellas entre un hombre adulto y una chica joven, así como cómo cambia la forma de contar cada noticia. Todos sabemos que la sola idea de que un padrastro tenga sexo con su hijastra está mal, pero cuando se trata de un chico y de su madrastra, no todo el mundo tiene las cosas tan claras. Resulta difícil definir lo que está bien y lo que está mal aquí. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
LIM Internal

¿A qué crees que se debe esto?
En parte porque la sexualidad masculina y la agresión sexual a los hombres es un tema tabú. Además, muchos hombres tampoco se dan cuenta de que pueden haber sufrido una agresión. Algunas personas abordan este asunto de una manera algo condescendiente, porque “¿qué chico de diecisiete años no querría tener sexo con una mujer con más experiencia que él?, ¿de qué se queja?” Puede que para ellos sea una primera o segunda experiencia sexual increíble y no una agresión sexual, pero para otros hombres no está bien y no se sienten a gusto. Simplemente no tienen palabras para expresarlo, y si no son capaces de hablar de ello, esa experiencia puede alojarse en su interior y surgir en futuras relaciones. Espero que mi película sirva para concienciar sobre este asunto y anime a las víctimas a buscar ayuda. 

La depredadora sexual que se aprovecha de un chico más joven que ella no es un personaje que solamos ver en las películas. ¿Cómo os documentasteis antes de escribir el guion?
Leímos muchos artículos, ensayos y libros, e incluso el mito griego de Fedra, que intentó seducir a su hijastro y, cuando él la rechazó, lo acusó de violación. Sin embargo, en mi opinión lo más útil fue hablar con una terapeuta especialista en casos de este tipo que ha trabajado tanto con las víctimas como con las culpables y que también nos dijo en qué tipo de familias suelen darse estas situaciones. No creí necesario hablar con agresoras que se estaban sometiendo a terapia porque ya habíamos conseguido una gran cantidad de información, y tampoco quería que nuestra película se basara en un caso ya existente; de lo contrario, me habría sentido en el compromiso de rendirle o no homenaje a esa persona. Además, como directora, para mí es importante contar una historia más universal con la que la gente pueda identificarse.

¿Identificaste algún patrón en estos casos?
Sí, las personas que tienen relaciones sexuales con un miembro de su familia suelen sentirse solas y quieren llamar la atención; muchas también conocieron la violencia de primera mano cuando eran muy jóvenes. No estoy diciendo que todas las personas que hayan sufrido abuso alguna vez se vayan a convertir en agresoras, es solo un factor que puede influir. Los agresores adultos suelen llevar a cabo un “proceso de captación” en el que normalmente el adulto confía en el más joven consiguiendo que este confíe en él. Así se ganan su confianza, lo tratan como a un adulto y tienen conversaciones “adultas” con él. Este tipo de relaciones pueden convertirse en relaciones sexuales. 

Habéis dotado a la protagonista de muchos matices diferentes; no es solo una mala persona que hace cosas horribles.
Para mi guionista y para mí, era fundamental que el personaje principal fuera lo más complejo posible, especialmente al tratar este tema. Aunque haga cosas horribles en la película, una vez fue una niña inocente que se crió en unas circunstancias que la convirtieron en lo que es. Me fascina y me aterra al mismo tiempo que haya tantas historias en la actualidad sobre personas que hacen tanto el bien como el mal.

(Traducción del inglés por Inés Seller)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también