email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLÍN 2019 Competición

Agnieszka Holland • Directora de Mr. Jones

"Mucha gente no habría conocido el Holocausto si no fuese por el cine"

por 

- BERLÍN 2019: Hemos hablado con la autora polaca Agnieszka Holland sobre historias sin contar, periodismo y el poder del cine con motivo de su película en competición por el Oso de Oro Mr. Jones

Agnieszka Holland  • Directora de Mr. Jones
(© Jacek Poremba)

Hemos hablado con la directora polaca Agnieszka Holland sobre Mr. Jones [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Agnieszka Holland
ficha del filme
]
, película que ha presentado en competición en la 69ª edición de la Berlinale; así como de las historias no contadas, el periodismo y el poder del cine.

Cineuropa: Ya has hecho otras películas que exploraban los capítulos más oscuros de la historia reciente de Europa, y seguramente recibirás muchos guiones sobre la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto. Creo que elegiste el guión de Andrea Chalupa por un motivo especial…
Agnieszka Holland: Nunca me habían pedido que dirigiese una película sobre Holodomor. Durante mucho tiempo he pensado y le he dicho a la gente que muchos de los crímenes cometidos por el régimen comunista han sido silenciados. No existe un conocimiento global sobre ellos, mientras que el Holocausto, por ejemplo, es una parte conocida de la historia de la humanidad. Ni los rusos [ni las personas que vivían en las antiguas repúblicas soviéticas] hablan sobre los crímenes cometidos en nombre del comunismo, aunque Stalin haya asesinado a más de 20 millones de ciudadanos de su propio país. En una encuesta, creo que fue el año pasado, eligieron a Stalin como el mejor líder ruso de la historia. Para comprender lo monstruoso que es ese resultado y la influencia que debe tener en la política rusa, deberíamos imaginar qué pasaría si los alemanes eligiesen a Hitler. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Creo que el hecho de que estas atrocidades permanezcan silenciadas es una de las razones por las que tenemos este caos moral en la Europa actual. Una vez leí que las consecuencias (psicológicas y fisiológicas) de pasar hambre pueden afectar hasta la quinta generación. Como es natural, las consecuencias psicológicas son difíciles de evaluar. Una de las localizaciones de Mr. Jones es un pueblo abandonado de Ucrania donde sólo viven cinco mujeres. Ellas recordaban Holodomor pero también nos dijeron que nadie hablaba de eso cuando eran niñas, aunque varios de sus familiares murieron en la hambruna. Para resumir, el tema del genocidio del hambre me interesaba desde hacía tiempo.

Eso hace que la película sea muy actual…
La temática principal de la película es Holodomor y el tema es la lucha de Gareth Jones para contar la historia real sobre lo que estaba pasando. Quería descubrir la verdad porque estaba en su naturaleza: estaba en línea con su honestidad, su educación y sus instintos. El otro tema importante de la película es la recepción de los descubrimientos de Jones a nivel mundial: vemos cómo los hechos son desacreditados y distorsionados, y cómo salen ganando las noticias falsas, que resultan más agradables. Cuando la verdad sale a la luz, no es relevante.

Gareth Jones es justo, honesto y noble. Es el tipo de protagonista que no es habitual ver en películas o series actuales, ya que los autores prefieren personajes oscuros y perversos. ¿Pensaste en hacer a Mr. Jones un poco menos “caballero de la brillante armadura”?
Hacer eso para “vender” el personaje no habría sido justo con el verdadero Gareth Jones. Sin embargo, trabajé con James Norton [que interpreta a Jones] para hacer el personaje más realista y cercano. Lo hicimos un poco raro, cerebrito y ambicioso. Seduce a la gente con un poema tan viejo y ridículo como The Battle of the Trees… Por eso este personaje tiene que tener un poco de color, no puede ser blanco puro.

En el caso de Mr. Jones, el cine puede desempeñar un papel importante para preservar la memoria. ¿Crees que el cine todavía puede marcar la diferencia?
Lo que el cine puede hacer es introducir ciertos hechos y acontecimientos en la narrativa global y convertirlos en parte de un conocimiento humano más amplio. El cine desempeñó un papel crucial en el discurso sobre el Holocausto, especialmente en Estados Unidos, y también cambió las actitudes de los alemanes. Después de la Segunda Guerra Mundial, casi nadie hablaba sobre el Holocausto, excepto algunas historias sobre esconder judíos. La gente empezó a hablar de ello unas décadas más tarde. La primera producción que abrió el debate sobre el tema fue, creo recordar, la mini serie de televisión Holocausto de 1978. Era kitsch pero causó una gran impresión. En 1990, cuando hice Europa Europa, todavía existían pocas películas sobre el tema. Después, se estrenaron La lista de Schindler y muchas más. El impacto de estas películas reveló el verdadero poder del cine para educar y promover la empatía. Y aunque algunos digan que no deberíamos hacer películas sobre el Holocausto porque es una experiencia atroz e indescriptible, la verdad es que muchas personas no sabrían nada de ello de no ser por el cine.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también