email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Agnès Varda • Directora de Varda by Agnès

"Estoy harta de hablar de mis películas y mi obra"

por 

- Hablamos con la veterana directora francesa Agnès Varda sobre su película/clase magistral Varda par Agnès, estrenada en la Berlinale

Agnès Varda  • Directora de Varda by Agnès

Agnès Varda dijo en el Festival de Berlín, donde se estrenó su nuevo film, Varda par Agnès [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Agnès Varda
ficha del filme
]
, que había decidido hacer un documental en forma de clase magistral porque a la avanzada edad de 90 años, ya no tenía energía para viajar por el mundo presentando sus películas y su trabajo. La primera señal de ello fue la cancelación de su aparición en Qumra, en Doha, debido a problemas de salud. Varda dice que a partir de ahora, no concederá entrevistas; como mucho, aparecerá en ruedas de prensa. Aquí, en sus propias palabras, tomadas de una entrevista reciente y la rueda de prensa que dio en Berlín para la película, Varda explica su aprecio por el interés que está atrayendo su obra en esta fase tardía de su carrera, así como los motivos por los que hizo Varda par Agnès.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Cuál es la idea detrás de Varda par Agnès?
Agnès Varda: He dado muchas charlas en todas partes: universidades, escuelas de cine, festivales, en todo tipo de lugares, incluso en pequeños clubs de cine. Se me ocurrió que podría hacer ahora una película que fuera una charla. En mi última ronda de charlas hablé tanto, que ya no voy a dar más, no voy a conceder más entrevistas, solo voy a aparecer en ruedas de prensa.

La cinta se divide en dos partes: los años analógicos del siglo XX y los años digitales del XXI. En la película, hablas sobre ello en lugares diferentes.
La primera conferencia tuvo lugar en Angers, en el Festival Premiers Plans; durante la muestra, me llevaron a un teatro grande y bonito, con mucho terciopelo rojo. La segunda fue en el jardín de la Fondation Cartier, en París.

Aprovechas esta película para hacer balance de tu carrera. ¿Cuál dirías que es el elemento clave de tu obra?
Pues las personas me fascinan enormemente. Las personas de la calle, las personas de mi calle. Vaya a donde vaya y trabaje donde trabaje, tengo la sensación de que acercarse a la gente es interesante, sobre todo a los que están en los márgenes, aquellos de los que no se habla mucho en el cine. Como sabes, hice una película sobre un limpiador, otra sobre okupas, la primera que hice iba sobre un pescador, y con JR y Caras y lugares [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, nos adentramos en el campo. Creo que a la gente importante se le presta demasiada atención.

¿Es el film una forma de poner tus asuntos en orden y prepararte para la posteridad, para despedirte de alguna forma?
Estoy harta de hablar de mis películas y mi obra. Hablo mucho en mis propias películas, y en las últimas cinco me he documentado a mí misma. En ellas, hablo sobre mí, sobre mis recuerdos y digo lo que quiero decir. Como sabes, me interesan mucho los demás, y creo que todas las personas que he conocido han sido muy importantes para mí, así que debería dejar de hablar de mí misma. Debería empezar a prepararme para decir adiós y marcharme. Está bien, se trata de ir más lento para conseguir la paz necesaria.

¿Cuál es tu lugar en el cine francés? ¿Eres parte de la Nouvelle Vague?
La Nouvelle Vague es una etiqueta que pusimos a las películas a posteriori para dar un nombre al nuevo cine que apareció al final de los 50. Yo no era amiga de nadie de Cahiers du Cinéma, y no formaba parte del grupo; no éramos parte de esa conversación. Era una pandilla, como los surrealistas. Yo no era como los otros. Aunque me gustaran las películas, sobre todo las de Jacques Demy, en las que la música tenía algo infantil. Y luego el término Nouvelle Vague surgió porque era práctico empaquetarnos y encasillarnos de esa forma, y es verdad que no había ninguna mujer. 

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también