email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Bastian Günther • Director de Once Again

"El cine no se para en las fronteras de los países"

por 

- German Films habló con el cineasta nacido en el Westerwald Bastian Günther, cuyo cuarto largometraje, Once Again, se encuentra en estos momentos en posproducción

Bastian Günther • Director de Once Again

Houston [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, el segundo largometraje del director de 44 años nacido en Westerwald, Bastian Günther, sigue a un hombre solitario en la cima de su carrera que también se encuentra en un peligroso descenso. Junto a este estudio del personaje, la ambientación y el acercamiento visual hacen una crítica de nuestro mercado internacional donde el inglés es la lengua dominante, con sus inteligentes trucos y trampas para ganar adeptos y la presión a la que están sometidos todos los implicados. Günther completó sus estudios de dirección en la Academia de Cine y Televisión de Berlín en 2005 con su cortometraje End of a Trip, que fue premiado. Sin embargo, las primeras ideas para Houston vinieron de su segunda casa: el reservado director ha vivido durante varios años entre Texas y Berlín con su esposa estadounidense y su hijo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Actualmente, Günther está inmerso en el proceso de post-producción de su cuarta película. Once Again se desarrolla en Texas y con un reparto estadounidense. “Es verdad que existe una gran brecha entre ricos y pobres en todo el mundo”, admite Günther. Pero esta historia se inspira en el conocido concurso de “tocar el coche” en una ciudad del Este de Texas. En esta competición, que es un evento promocional de una franquicia de automóviles, las personas deben permanecer tocando el coche con una mano durante varios días hasta que el último que quede, gana. “La extrema pobreza del Sur Profundo hace que la región esté predestinada a este tipo de historias. Sus opciones son tan limitadas que pueden llevar a la desesperación (y a personas que se aprovecharán de ello)”, explica el director.

Una vez más, la historia de estos personajes no seguirá las estructuras narrativas habituales. Günther ha dividido la historia en tres partes, cada una desde un momento, perspectiva y acercamiento visual diferentes. “Me interesan las estructuras nuevas o inusuales”, dice Günther. “Por supuesto, tengo curiosidad e interés por desafiar a los espectadores. Pero aunque implique romper con la seguridad del arco narrativo clásico, es la historia la que determina la estructura“.

Sus primeros trabajos, estéticamente llamativos y definidos por tomas largas y poéticas (además de Houston y End of a Trip, también están la road movie Autopilots y el híbrido entre documental y ficción California City [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
). Ninguno de ellos sigue las convenciones narrativas. “Quizás su narrativa es más europea”, dice Günther, aunque Houston y California City se desarrollan en Estados Unidos. En cualquier caso, “La película no se centra en un país en concreto. Sería bueno”, dice el director, “poder deshacerse de esas clasificaciones cinematográficas; alemán, estadounidense o cualquier otro concepto”.

Günther comprende que el reinado de los taquillazos en Estados Unidos y en Europa significa que sus películas, al igual que el cine independiente, deben tomar caminos dispersos para encontrar su público. Las películas como las de Günther, donde el ritmo y la ambientación se alejan del mainstream, y el escenario se encuentra en simbiosis con el desarrollo interior del héroe, son raras entre las producciones basadas en el argumento convencional de un héroe y su viaje heroico. En 2015, en la serie de TV policíaca alemana Tatort, Günther fue muy audaz al concebir una ingeniosa estructura circular de cine dentro del cine con el inspector de policía “real” y el actor “real”, mientras los personajes son presentados como personajes de la película. La idea causó sensación en los medios de comunicación y controversia en cuanto a las “reglas” de esta tradicional serie alemana que se ha mantenido en antena durante casi 50 años.

Las películas de Günther se desarrollan en torno a personajes cuyas elecciones reflejan sistemas y conflictos sociales más grandes, mundos que están dentro y fuera de nuestro control. Este drama sobre “tocar el coche” hace un retrato ambivalente del éxito estadounidense. En él, los pobres son explotados para el entretenimiento. El director presupone que a algunos espectadores no les gustará que un alemán haga una película criticando a su país. Sin embargo, varios de los actores opinaron que la competición refleja la situación de su región. “En Estados Unidos, como en todas partes, los artistas son sensibles y de ideas progresistas”, dice Günther. “Están abiertos a este tipo de historias”.

En cuanto al lenguaje, trabajar con hablantes de inglés no fue un problema para el director alemán. Hasta la protagonista, Carrie Preston, que interpretó a la honesta belleza sureña Arlene Bellefleur en True Blood y ganó un Emmy por su papel en The Good Wife, quedó impresionada por los diálogos del guión. El actor Joe Cole (Peaky BlindersUna oración antes del amanecer [+lee también:
tráiler
entrevista: Jean-Stéphane Sauvaire
ficha del filme
]
), que interpreta al protagonista masculino, cambia su acento británico por el de Texas con la ayuda de un coach. Cole permaneció en su papel durante los descansos del rodaje, recuerda Günther (actuación de Método, en otras palabras). Su método para esta producción internacional es tan estadounidense como el pequeño pueblo sureño donde se desarrolla la historia.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.