email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2019 Competición

Kleber Mendonça Filho, Juliano Dornelles • Directores de Bacurau

"Queríamos hacer una rebelde aventura western"

por 

- CANNES 2019: Cineuropa ha entrevistado a Kleber Mendonça Filho y Juliano Dornelles, directores de Bacurau, una película que desafía las categorizaciones simples

Kleber Mendonça Filho, Juliano Dornelles  • Directores de Bacurau
(© Victor Juca)

El director de Aquarius [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, Kleber Mendonça Filho, y Juliano Dornelles dirigenBacurau [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Kleber Mendonça Filho, Jul…
ficha del filme
]
, la película protagonizada por Udo Kier y ambientada en un futuro cercano que deslumbra en la sección principal del Festival de Cine de Cannes con su mezcla de sátira, referencias a antiguos westerns y violencia. La película empieza cuando un grupo de personas descubren que su pequeño pueblo ha desaparecido del mapa. Por no hablar del ovni.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
LIM Internal

Cineuropa: Durante nuestra entrevista de 2016, dijisteis que vuestra próxima película se llamaría Bacurau, que es una forma coloquial de referirse al último autobús nocturno. 
Kleber Mendonça Filho: Antes de Uber, intentabas cogerlo y si no llegabas, tenías que quedarte a dormir en casa de un amigo o en un parque. En las primeras versiones del guión, había una escena del personaje de Teresa [interpretada por Barbara Colen] corriendo para alcanzar el bus, pero la hemos eliminado. 

Después del estreno, muchas personas encontraron referencias a la situación actual de Brasil. ¿También ocurrió lo mismo con los trabajos anteriores a Aquarius, verdad?
K.M.F.: Hemos estado trabajando en ella durante casi diez años. Terminamos el rodaje el año pasado por estas fechas, y en ese momento, Bolsonaro no era una posibilidad. Creo que es inevitable que Brasil y sus tensiones acaben apareciendo, pero nosotros queríamos hacer una buena aventura western sobre el poder, la amistad que tenemos y nuestro amor por las películas. Leímos un artículo sobre soldados destinados en Afganistán que empezaron a competir sobre cuánta gente podían matar. Es un tipo de atrocidad que sigue vigente, pero intentamos no dar información extra e insinuar lo que podría pasar. En los años 80, e incluso después, llegaban a Brasil aviones repletos de turistas que se dirigían a las ciudades costeras para estar con chicas muy jóvenes. Podías verlo a plena luz del día. No digo que eso haya inspirado la película, pero surge de experiencias similares.

Juliano Dornelles: La gente parece olvidar que hacer películas lleva tiempo. ¿Cómo íbamos a predecir el futuro? Somos amigos y hemos trabajado juntos durante años; yo he sido diseñador de producción de sus películas y él produjo mi corto. Esta codirección se dio por una conversación que tuvimos. Queríamos representar a las personas de nuestra región.

K.M.F.: Nosotros procedemos del noreste de Brasil, donde hay una enorme división cultural y social, especialmente en el sur, donde está el dinero. Esto significa que a lo largo de nuestras vidas hemos tenido que enfrentarnos a los prejuicios. Yo era crítico de cine, como tú, y tuve que ir a Río a la promoción de El príncipe de Egipto. Había muchos periodistas de San Pablo, y después de presentarme, uno de ellos me dijo: “Entonces, ¿necesitas un traductor, no? ¿La gente del noreste sabe inglés?” Después se disculpó, pero nuestra película también trata un poco de eso. Incluso ahora, gente inteligente que yo conozco suele preguntarnos: “¿Cómo es una película sobre el noreste?” ¡Somos del noreste! Es como preguntarle a un director gay cómo es ser gay.

En vuestras películas hay muchas referencias cinematográficas. ¿Por qué?
K.M.F.: En todo lo que hago, no puedo escapar de John Carpenter. En realidad, el día de la proyección fuimos a verlo a él [Carpenter ganó el Golden Coach]. Compañeros, de Sergio Corbucci, también fue muy importante. Nos gustaba porque, a diferencia de los westerns estadounidenses, era sucio, duro y todos se portaban mal.

J.D.: Cuando nos atascamos, vemos una película. Me gustaba la idea de mostrar a personas blancas de la misma forma en que se suele mostrar a los indios. Pero no grabamos de lejos a los invasores. Nos acercamos con la cámara y escuchamos lo que tenían que decir.

K.M.F.: Culturalmente hablando, el cine estadounidense nos ha enseñado que los héroes son siempre blancos. Fueron mostrados así, aunque sus acciones no fuesen muy heroicas. Tienes estas nociones preconcebidas. Por eso, me pregunto cómo será recibida esta película en Washington, por ejemplo, porque es una cuestión de representación. Sin embargo, me gusta que esté ambientada en un futuro próximo. Creo que es encantador [risas].

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también